“Predación” es el título escogido por Pablo Und Destruktion para su nuevo álbum, producido por Paco Loco y editado por Sonido Muchacho. Un disco que busca la coronación -o, mejor dicho, la confirmación- de Pablo como uno de los grandes trovadores en castellano de estos últimos años.

El propio Pablo lo explica mejor que nadie, así que no vamos a estorbar demasiado:

Hice Predación porque aún no me he atrevido a tratar de vivir aislado en mitad de los Picos de Europa, subsistiendo de la recolección y de la caza furtiva y supliendo mis carencias de minerales lamiendo las estalagmitas de las cuevas de la región. Hice Predación porque todavía no puedo vivir sin luz eléctrica, sin viajar, sin comer, sin follar, sin hablar, sin cantar, sin mirar el mail. Hice Predación porque desde mi más tierna infancia siempre he tendido al delirio de gandaya y a tratar de encontrar una forma rotunda de significar el hecho de latir y recibir estímulos externos con muchas más frecuencia de la que me gustaría. Hice Predación porque quería compaginar esa sensación tan típica de la cornisa cantábrica con unas ritmos más sabrosos y guitarras fuzzeras que incluso remitieran a ambientes de fantasía sintética y sureña. Ellos lo llevan mejor. Hice Predación porque me ayudaron Ángel Kaplan con el bajo, Pibli con la batería, Alfonso Alfonso con la guitarra midi y Javier Bejarano con la gitarkua. También hice Predación porque Paco Loco lo grabó e hizo que me lo pasara muy bien y que casi olvidara que lo que tengo que hacer es aprender a vivir en mitad de los Picos de Europa y dejar que este fantástico mundo siga mostrando la mejor de sus sonrisas (:-D).

PD: La verdad es que también hice Predación porque echaba de menos a Dios, a los muertos y al amor. Alguien tenía que hacer el trabajo sucio.

Ya está, espero que así valga“.

Escucha este primer adelanto haciendo click en la portada de Igor Casayjardín, que adapta el archiconocido “Éxtasis de Santa Teresa” de Bernini. El primer concierto de presentación anunciado para este disco será el 6 de mayo en la Joy Eslava de Madrid, y las entradas ya están disponibles.