Los catalanes Foscor buscaban liberarse de sus propias cadenas mediante nuevas formas de expresión. La respuesta es “Those Horrors Wither” (Alone Records, 14), una implosión de luz que inunda de melodía y aire fresco la siempre compleja y profunda mirada del grupo a las zonas más sombrías de la existencia

“Necesitábamos un cambio de tono y registros más profundos, graves y oscuros. Habíamos hecho algo más épico, pero queríamos ir hacia otro lugar”, explica el guitarrista Falke. El cantante y bajista Fiar añade: “Fuimos haciendo crecer las ideas que iban surgiendo y nos dejamos sorprender. A veces, necesitas quitarte las manías. Nos hemos forzado a nosotros mismos, introduciendo elementos de todo lo que nos gusta, incluso de otros estilos, y viendo hasta dónde somos capaces de llegar. Empezó como un reto y el resultado, aunque suene a tópico, ha sido el disco que siempre habíamos querido hacer, el más Foscor de todos”. (Falke) “Esta vez no teníamos ataduras, ni discográfica ni nada, así que decidimos no conformarnos y llevar cada canción a su máxima expresión”. Además de la introducción, por primera vez, de voces limpias, destacan en el disco la rebaja del tempo y de la afinación de las guitarras. (Fiar) “Realmente, nunca hemos buscado la brutalidad, pero sí que a nivel rítmico hemos cambiado ciertas cosas, hemos aprendido mucho y, lo más importante, estamos volviendo a descubrir la música”.

Un cambio de tendencia visible, también, en la blanca portada, excelente trabajo de Manuel Tinnemans (Comaworx), y en unas letras que ahondan aún más en las emociones, dudas y miedos inherentes a la naturaleza humana. (Fiar) “Nos centramos en los miedos primarios que, de alguna forma, te ponen al límite y hacen que te conozcas mejor. En el fondo, todos los mensajes del disco son muy vitalistas, vienen a decir ‘búscate a ti mismo, entiéndete y lograrás vivir en paz’”. El álbum, que cuenta con pasajes ambientales de Obsidian Kingdom y Peter Bjärgö de Arcana, pretende ser el primer paso de su ya incipiente y merecido reconocimiento internacional. (Fiar) “Siempre hemos tenido las miras puestas fuera. El equipo de gente que nos acompaña en este viaje cree que nuestra música vale y que podemos llegar a jugar en otra liga. Este es un proyecto de larga duración y ahora toca hacerlo crecer”.