MondoSonoro Libros

“The Go- Betweens. Necesito dos cabezas” es, sobre todo una labor de amor, y un extenso homenaje que no solo tiene por destinatarios al grupo, sino que hace hincapié en una manera muy concreta de entender la música y la vida, como una ilusión constante (o un empecinamiento) por compartir con el mundo una sensibilidad desaforada que no siempre se adapta al signo de los tiempos. De hecho, el libro se centra en su época dorada de los ochenta y pasa un poco de puntillas por su modesta vuelta en el 2000, que sin embargo, significó un merecido ajuste de cuentas para gran parte de su público actual, y que haría comprender mejor lo que está haciendo actualmente Robert Forster.

Cuesta comprender que no se haya hecho ninguna entrevista a Robert Forster para el libro, sobre todo teniendo en cuenta lo cercano y locuaz que está siendo con los medios españoles desde el fallecimiento de Grant McLennan; y lo proclive que es a repasar sus inicios, dificultades o viajes de los ochenta, con casi cualquiera que demuestre cariño y respeto, como hizo con David Saavedra para Talking Pop, o conmigo mismo tras la última entrevista para MondoSonoro cuando terminé poniéndole en contacto con Paco Loco de cara a la posible grabación futura de su “disco español”. Por eso, en este libro Marcos Gendre, tras haberse merendado gran parte de la literatura sobre el grupo, ejerce más de animado DJ y traductor de los textos anteriores, que de tejedor de conclusiones nuevas. Combina de manera muy acertada lo que se ha publicado antes para llegar a conseguir a veces que seamos testigos de los momentos en los que nacen esas canciones que han marcado tantas vidas, ahí está escondido uno de los grandes placeres de este libro. De todos modos, cuando en un libro de estas características no se ha podido o no se ha querido contar con el testimonio directo del artista, va bien explicar por qué y cómo se afronta entonces el trabajo. No es un desdoro no contar con testimonios directos y exclusivos, pero hubiera venido bien explicarlo al principio para ser conscientes de por qué tiene esta obra la forma que tiene.

Y claro, para engarzar las traducciones hubiera hecho falta un poco más de mimo con el idioma, porque a veces se lastra un poco el ritmo de la lectura al ser demasiado literales y terminemos perdiendo el peso real de las palabras en castellano. Del mismo modo que los nexos que escribe Gendre, a veces parecen más de The Triffids que de The Go-Betweens, más dramáticos que directos, sobre todo en el primer tercio del libro. Pero cuando te enfrentas a una labor de amor como esta, disquisiciones así podrían pasar por minucias aunque no lo sean.

Robert Forster, naturalmente, es un puñetero cabezota que fue capaz de lamentarse en el momento de que la publicación de “Cattle And Cane” porque coincidió con “This Charming Man” de The Smiths, y “Liberty Belle And The Black Diamond Express” con un disco de Madonna, y así les fue, o así lo contaban. Lo que no está tan claro es si en 2016 seguirá opinando lo mismo o lo verá desde otra perspectiva. Valdría la pena contrastarlo, del mismo modo que las apreciaciones sobre “16 Lovers Lane” por parte del grupo han ido evolucionando a lo largo de los años desde el desprecio y el miedo a una producción demasiado limpia a la admiración por un trabajo muy bien rematado.

Los años sirven, entre otras cosas, para ver todo desde otro punto de vista, para que las canciones y los discos cambien su significado, aunque en el caso de “Necesito dos cabezas”, se ha optado por un punto de vista muy coetáneo, y no por la perspectiva histórica o la combinación de ambas. Es verdad que Forster aún no ha publicado esas memorias que dice que lleva un tiempo escribiendo, pero hay suficiente material en la red como para hacer una comparativa interesante. Al fin y al cabo, estamos leyendo este trabajo en 2016, y no en los ochenta. Y es que, los acontecimientos se muestran tal cual, en algunos casos narrados por varios de sus protagonistas, pero siempre mirando al momento de tú a tú, sin grandes respuestas, aunque, claro, la mayor parte de las canciones de The Go-Betweens como grupo, o de Forster y McLennan en solitario tampoco dan muchas soluciones, pero este tampoco es el primer libro que se escribe sobre el grupo, lo que lo hace perfecto para legos en la materia, pero un poco corto para los que llevamos años mirando de lejos la lluvia sanadora en Australia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies