MondoSonoro Discos

¿Todo nos tiene que recordar a Antony por el camino de James Blake? Si vamos por ahí, mal empezamos. Ni lo que cuentan se parece, ni tienen demasiado en común sus historias pasadas, pero tampoco hay demasiadas coincidencias con las de Rhye, Autre Ne Veut o Jungle. Hagan el favor de distinguir. “What Is This Heart?” es la culminación del viaje iniciático de Tom Krell, empeñado en desembarazarse de la experimentación y los complejos a la hora de pergeñar algo que por fin pueda denominarse r’n’b contemporáneo con todas las de la ley.

Los drones ya le pesan a Krell, por lo que en “Total Loss” se desembarazó de los ropajes experimentales innecesarios de “Love Remains” para tirarse a la piscina en 2014. Nada de ruiditos-porque-sí, y tampoco vamos a sintetizar, que eso ya se ha hecho. Ya estamos preparados para el siguiente paso. Este álbum es una lección magistral que trata sobre cómo arreglar a lo grande lo aprendido en la vulgaridad de los 90, combinando épica orquestal con ecualizaciones humeantes. Queda el poso de la curiosidad del que quiere ir más allá, y finalmente el disco arrastra la intención de trascender por la vía de la electrónica, cuando lo importante son las canciones. Ninguna se parece a las demás, pero aunque Krell las ataque todas de manera diferente cuando se pone a apretar botones en el estudio, ahora le queda aprender a cantarlas como si fueran vidas distintas, y eso que lo que hace How To Dress Well se apoya cada vez más en la voz, pero no hay que volver a colocar al principio las páginas más livianas de la historia.

En ese sentido, “What Is This Heart?” es una obra de arte al revés, un libro de esos que hojeas en una tienda empezando por el final, y que así, sí apetece comprar. Habla de dolor, pérdida, dudas, y confianza, y como si Minneapolis o Colonia lindaran con Manchester y Krell se ahogara en una buena dosis de autocomplacencia, pero se puede perdonar, porque hasta ahora con How To Dress Well nunca ha habido un paso en falso, sino que despacito va ascendiendo más y más, y hasta que nos lo quemen con anuncios de perfumes y actuaciones en el Teatro Real, tenemos tiempo de disfrutar con este bonito dolor ajeno.

MÁS SOBRE HOW TO DRESS WELL

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies