MondoSonoro Discos

No quiero ser demasiado duro con el cuarto trabajo de Band Of Horses, porque en el fondo me parece un buen disco. El problema reside en que a estos Band Of Horses ya no los reconoce ni la madre que los parió si los comparamos con la banda que dio a luz sus dos primeros maravillosos trabajos. Lo que entonces era un grupo de pop-rock alternativo fantasmagórico, etéreo, dotado de una estruendosa personalidad, en parte responsabilidad del por entonces inseparable Phil Ek (Built To Spill, Modest Mouse, The Shins…) a los controles , ha acabado convirtiéndose en una banda más de americana en el sentido más clásico (“How To Live”). Han ganado en entereza instrumental, pero han perdido todo su encanto en la crisálida de un nuevo rumbo que los estandariza tanto que resulta mucho más fácil jugar a las comparaciones. “Dumpster World ” suena a CS&N, “Slow Cruel Hands Of Time” la podría haber firmado Gary Louris, “A Little Biblical” encajaría en el cancionero de Fountains Of Wayne… y podría seguir con un juego que era impensable en el pasado, porque lo que antes sonaba a original ahora suena a descarado ejercicio de llegar a un público más amplio. Lástima.

MÁS SOBRE BAND OF HORSES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies