MondoSonoro Discos

No lo tenían fácil tras publicar uno de esos discos que definen una época y ofrecer como adelanto una canción como “Myth”, en la que la guitarra de Alex Scally reclama su protagonismo con un riff tan simple como demoledor, puro Beach House y nuevo paso adelante para el dúo de Baltimore. “Qué es lo que viene después de esta momentánea felicidad” se preguntan en la canción que también sirve de arranque a “Bloom”. Y la respuesta son diez canciones -once si contabilizamos un track oculto al final del disco- enmarcadas como un florecimiento desde el título y señaladas obsesivamente en las rondas promocionales por Victoria y Alex como una suerte de punto y aparte, su primer disco unitario, casi conceptual, y que tanto por su envoltorio físico (portada), sonoro (la producción de Chris Coady, menos luminosa que en “Teen Dream”) como por la propia imagen de dúo (deliberadamente siniestra) carga las tintas en los elementos más opresivos de su música. Que nadie se asuste: “Bloom” supone un continuum de su obra, pero hoy la casa de la playa se desplaza desde Maryland hasta un lugar cualquiera de la costa sur de Inglaterra, menos Sub Pop y más 4AD que nunca. Y entre sus paredes tal vez no encontremos canciones de la inmediatez despampanante de “Zebra” o “Used To Be” (aunque “The Hours” y “Wishes” se acercan). Lo que unido a la pérdida del factor sorpresa coloca a su cuarta referencia ligera, ligerísimamente, tan sólo unas décimas por debajo de su antecesor. Esto es, arriba en lo alto.

Beach House estarán en San Miguel Primavera Sound
Más info SMPS

MÁS SOBRE BEACH HOUSE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies