La edición 2017 del Festimad tocaba a retirada. Para el fin de fiesta, el ciclo Generador, con el apoyo de Circuito MondoSonoro, donde bandas consolidadas dan el relevo a promesas de relumbrón. El Auditorio de Leganés de la Universidad Carlos III tuvo el valor de prestar sus instalaciones para el pitote que se preveía. Como así fue.

Las cavernícolas Juanita Banana, reconversión de The Ladies, tiraron de rock&roll de manual, del de toda la vida, para ir caldeando a la ilustrada concurrencia, que iba llegando al auditorio con cuentagotas. “Botoxize me”, “Tequila” o “Woo Hoo” animan el cotarro. Además, todo un acierto transformar “Walk Like A Man”, clásico de la carcundia, en “Fight Like A Girl”. Y, como no podía ser de otra manera, las Juanita se despedían con “Glutamato”, su oda frat rock a la comida no saludable.

Con la digestión apenas comenzada, se subía al escenario “la tuna de Derecho”, en esta ocasión disfrazada de Novedades Carminha. A los compostelanos, con su último trabajo, “Campeones del mundo” (Ernie Records 2016), algunos les dieron la espalda acusándoles de no haber mantenido su actitud garajera de los tres discos previos. Pues bien, su directo confirma que no hay nada de eso. La fiesta sigue y va para largo. Con la muchachada deseando invadir el escenario desde la primera canción, “Campeones del mundo”, y la organización pidiendo refuerzos: los vigilantes que hacían la ronda por el campus universitario se vieron envueltos, de repente, entre “Que Dios reparta fuerte” y “Follar”, conteniendo a una turba imberbe con muchas ganas de aprender.

A ratos, con las fuerzas de orden menor impididiendo el total desenfreno de los congregados, y los bailes agarrados de “Chispas relax”, la cumbia de “Cariñito” o “Lento”, parecía que el ambiente se enfriaba. Pero “Capricho de Santiago”, “Juventud infinita”, “Pesetas” o su hit “Jódete y baila”, volvían a poner las cosas donde deben. Desparrame total con Carlangas devorado por el público: “Dame veneno que quiero morir bailando”.