La tercera edición del Folk Me Hard cerró con un sold out y trajo consigo cuatro horas de música ininterrumpida en un solo escenario – concretamente en uno de los lugares de moda – la Asociación Freedonia en pleno corazón de El Raval de Barcelona. Unos en pleno inicio de su carrera musical y otros ya con una larga trayectoria sobre sus espaldas – Ferran Palau, JupiterTV, Chöe’s Clue, Fing y Lorien – se reunieron el pasado viernes 13 de mayo en Barcelona para dar duro a esta iniciativa llevada a cabo por la promotora Bungalow Bill.

La más pura esencia del folk siempre se ha relacionado con la canción de autor, protesta y además, por mezclarse con géneros como el rock y el pop. En los mil y un festivales que hay en el territorio a lo largo del año, es fácil encontrarnos con propuestas de folk rock, pop rock e indie folk pero difícil encontrar una programación que pivote sobre su materia prima: el folk.

El arranque del festival lo dejamos para el final, pues la evolución de los seis conciertos nos hizo pensar en la historia de este género musical. Así que empecemos por el cierre, la clausura vino de la mano del trío barcelonés JupiterTV que empezaron con la bomba “That’s the Way”, más allá del folk, la psicodelia llegó en los últimos treinta minutos de festival poniendo en pie a toda la sala. Con claras influencias de The Byrds, la mítica formación californiana marcaron un antes y un después en la década de los sesenta definiendo lo que se conocería como el género folk rock gracias a su álbum debut “Mr. Tambourine Man” en 1965.

Diferentes perfiles y diferentes estilos pero con el folk como nexo en común, continuamos con Ferran Palau. Músico que ya milita desde hace años, recordemos que también es miembro de la formación que tiene junto a su esposa Anímic. Palau sedujo al público con su fuerza y dulzura, no pudo faltar “Horitzó”, uno de sus temas claves, transmitiendo fuerza y paz en el escenario que nos recordó a la canción de autor ligada a la protesta y que evoca a los grandes como Jaume Sisa y Pau Riba, quienes fueron componentes del conocido Grup de Folk, piezas claves para entender el pop actual del país y responsables de querer recuperar las canciones de la Nova Cançó.

Como una norma no escrita, los festivales siempre cuentan con jóvenes promesas, esa especie de trampolín que se gana un hueco en la programación y que nos hace descubrir nuevos nombres, buscarlos en las redes y que se nos quede cara de flipados al ver que el próximo año sus nombres aparecen un poco más grandes en los carteles de los festis y decirte a ti mismo “lo sabia”. Esta oportunidad no sólo tiene cabida en los grandes eventos, el pequeño formato como “Folk Me Hard” también nos trajo a un par de nombres emergentes. Uno vino de la mano de la valenciana Chlöe’s Clue quien con 18 años de nada y un bagaje musical de mucho, es puro nervio, una voz dulce y calmada mientras la expresión corporal contrasta completamente sin parar de moverse, lo que decíamos puro nervio y sabemos que va a dar mucho que hablar. La artista recorrió todos los temas de su álbum debut “Hidden Rhythms” pero a la próxima nos encantaría disfrutar de su folk-pop acompañada de un ukelele. Clue está logrando su sueño de tocar fuera de su ciudad y tiene metido en la cabeza que uno de sus objetivos es tocar en Brighton.

Antes habíamos tenido la presencia de Judit Lorien y su banda, que estarán tocando en el Vermut Sonat de Mataró el próximo 21 de mayo. El arranque del festival vino con Fing, nombre artístico en el que se esconde Gad Sans quien presentó su último trabajo “Living Underwater” (La Cupula Music, 16) que verá la luz este jueves 20 de mayo. El álbum está compuesto por ocho temas de folk con base electrónica y aunque los arreglos en directo no estuvieron presentes, Fing no dejó indiferente a nadie, el concierto cerró con “The City”, single de adelanto de este último trabajo que hizo que pensásemos en nombres como Kings of Convenience o The Lumineers, poca cosa.