Varoc, con tan solo doce años, sigue avanzando en una carrera como DJ que va más allá de la anécdota.

Hay bastantes tentaciones a la hora de contar la historia de Varoc. Es fácil caer en la narrativa de “niño prodigio con TDAH”, victimizarlo y vaciar de contenido lo que hace. Pero lejos de ello, su equipo y la gente que le rodea se aleja de efecticismos y destaca los méritos de un niño que, con doce años, apunta maneras y ya es capaz de firmar sesiones contundentes. Hay pruebas tangibles de ello, aunque dentro de poco solo tendrá que sacar el curriculum: ya ha pasado por festivales como A Summer Story, en su fiesta de presentación, o el Ünder Fest, e incluso ha encabezado una noche en el Panda Club de Madrid.

Y sí: como decíamos, tiene un Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, conocido habitualmente por sus siglas TDAH. Un trastorno que no le ha impedido desarrollar sus habilidades musicales, sino que ha servido para sellar el compromiso de Varoc con organizaciones y colectivos dirigidos a jóvenes con enfermedades con los que colabora regularmente. A su vez, la música le ha ayudado a nivel personal tanto en sus estudios como en sus relaciones sociales, tal y como cuenta su familia.

Hoy por hoy Varoc está en pleno proceso de formación y, tras pasar por la Escuela INTED de Madrid, estudia DJ y producción de la mano de Abel The Kid, José de Mara y Crusy, está terminando su primer tema de estudio junto a junto a Mendezism y Gabriel D’Or y sigue desarrollando una sensibilidad musical marcada, sobre todo, por el techno y el tech house. De cara a este verano cuenta con una fecha en Toledo, como cabeza de cartel de Weekend Festival el 23 de agosto, y una minigira de presentación del 27 al 30 de agosto en Ibiza y Mallorca (LocaFm, Lolas Ibiza, SR Events, SeeHorse, GoodLife, Vicious Radio, Sunset Beach Club y varias más por anunciar).