Se suman a las quejas de artistas como Foo Fighters o Rage Against The Machine

La banda de heavy metal Twisted Sister y el grupo pop Silversun Pickups se han enfrentado al Partido Republicano por el uso de canciones de su repertorio en las campañas de Paul Ryan o Mitt Romney, que han estado usando “We’re Not Gonna Take It” y “Panic Switch” en sus mítines políticos.

En el caso de Silversun Pickups, la queja ha llegado a los tribunales, en los que se ha cursado una demanda judicial.

En ambos casos han sido los vocalistas de los grupos los que han expresado también públicamente su descontento al verse relacionados con unas campañas con las que no coinciden ideológicamente.