Ticketmaster, demandada colectivamente por incentivar la especulación
Noticias /

Ticketmaster, demandada colectivamente por incentivar la especulación

Redacción — 02-10-2018
Empresa — Ticketmaster
Fotógrafo — Archivo

La corte federal de California ha emitido una denuncia colectiva contra la compañía por animar a los especuladores a revender entradas y sacar comisión.

"Ticketmaster no se ha desprendido de los practicantes de la reventa porque resulta que han estado trabajando codo con codo" concluye la demanda, una demanda que acusa a la multinacional norteamericana Ticketmaster de "prácticas comerciales desleales y enriquecimiento injusto". Según esta, la compañía se ha lucrado a través de comisiones de las especulaciones que se generan con la venta original y reventa de entradas para conciertos.

La noticia ha salido hoy en The Hollywood Reporter, que recuerda que la demanda de la corte ha sido posible gracias a las investigaciones de los medios canadienses CBC y Toronto Star, que hicieron públicas las supuestas dinámicas con que la multinacional alentaba activamente a la reventa especulativa de entradas. Para que la investigación prosperará, infiltraron periodistas en una convención en Las Vegas haciéndose pasar por revendedores.

Según estos periodistas, Ticketmaster les contó que dejan que los especuladores usen 'bots' e identificaciones falsas para comprar numerosas cantidades de tickets, y además, dan muchas facilidades para que estas entradas se pongan de nuevo a la venta a través del software TradeDesk. Este programa sirve para poner el mismo ticket en venta a un precio mucho mayor. Además, la investigación también encontró en un manual de la empresa "el programa de recompensas para los revendedores profesionales asociados",  lo que demostraría que "Ticketmaster estimula la venta de tickets por especuladores en el mercado secundario usando la plataforma TradeDesk".

Esta demanda colectiva llega después de que, en agosto, Ticketmaster anunciara el cierre de sus filiales SeatwaveGet Me In, destinadas a la reventa de entradas. No obstante, FACUA -entre otros- ya había denunciado en diversas ocasiones a la multinacional por fraude en conciertos. Cuando las entradas aparecían a la venta, la web anunciaba que estaban agotadas, y automáticamente el cliente iba a parar a Seatwave, donde los tickets costaban hasta el triple que el precio original.

Si con el cierre de sus filiales de reventa parecía que Ticketmaster iba a quitarse problemas de encima, estas últimas informaciones dejan a la multinacional en una posición delicada. De momento, no han dado ninguna respuesta a la demanda.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.