Será este fin de semana en la localidad canaria de Gran Tarajal

Vuelve el festival Womad a Canarias, aunque en está ocasión cambia su tradicional sede y se traslada de Las Palmas (Gran Canaria) a Gran Tarajal (Fuerteventura).

Este festival multiétnico creado por Peter Gabriel en 1982, tendrá lugar este próximo fin de semana, entre el 7 y el 9 de noviembre, contará con veintidós artistas de siete países distintos y mantiene su gratuidad y libre acceso a todos sus conciertos y actividades culturales.
El actual gobierno de Las Palmas, presidido por Juan José Cardona (PP) decidió, amparándose en la crisis, suspenderlo hace dos años y es por lo que la dirección del Womad ha cambiado de sede para retomar esta fiesta de la multiculturalidad.
Ahora será en la playa de Gran Tarajal donde se instalarán los dos escenarios con los que la organización espera acoger a más de 20.000 personas por día.

Entre los que pasarán por esos escenarios estará Seun Kuti, herencia viva del rebelde y rítmico afrobeat, género musical que creara su padre Fela Kuti; el folk acústico e indie de los vallisoletanos Arizona Baby, que presentaran su luminoso “Secret Fires”; la locura festiva de los incombustibles La Pegatina; la mejor banda de música klezmer del momento, los londinenses She’Koyokh, además, su cantante Çigdem Aslan, también presentará su embelesador proyecto en solitario, un homenaje a la música rebetika, el blues del mediterráneo de los exiliados griegos; el rock’n’soul del maestro Julián Maeso, o el flamenco de la joven, pero experimentada, cantaora Argentina.

También contará con una buena representación de las islas, con el divertido, popular e ingenioso cantautor Arístides Moreno, el timplista Germán López, que presentará un nuevo espectáculo, “Así de Timple”, con músicos de las siete islas, o el productor y dj D. Juan León y sus mezclas de folklore y electrónica.

Al mismo tiempo se desarrollaran talleres, mercado de artesanía local y global y un ciclo de cine, “África en ritmo”, organizado por Casa África.
Todo ello tendrá lugar en una isla reserva de la biosfera y en el punto más cercano del archipiélago canario con el continente africano. Y sin olvidar su posicionamiento en contra de las prospecciones petrolíferas a realizar en zonas muy cercanas al lugar del festival.