El Rock Fest vuelve un año más, esta vez los días 5, 6 y 7 de julio, al Parc de Can Zam de Santa Coloma de Gramenet.

Hace tiempo que lo decimos: el Rock Fest es prácticamente desde su primera edición un festival consolidado dentro del circuito de rock clásico y metal de Europa. Este año no es menos y en lo alto de su cartel figuran varias leyendas como Ozzy Osbourne, Scorpions, Kiss (Gene Simmons estuvo presente en la rueda de prensa del festival, de hecho), Accept, Helloween, Megadeth o Judas Priest, que precisamente han lanzado hoy un nuevo disco, “Firepower” (Epic, 18), que recupera su mejor cara. Como siempre, eso sí, hay más cosas en la letra pequeña. Desde rap metal, de la mano de Bourbon Kings, al death metal de Dark Tranquility y Kataklysm o el proyecto en solitario de Mark Tremonti, colíder de Alter Bridge.

Con este plantel el festival planea seguir rompiendo sus propios récords de asistencia: 54.000 personas en 2015, 66.000 en 2016 y 70.000 en 2017. Habrá que esperar, pero todo apunta, tal y como comentaban en la rueda de prensa, a que va a ser así. Aún quedan abonos disponibles vía Ticketmaster por 187€ (gastos incluidos) así como entradas de día a precios que oscilan entre los 110 y los 136€, dependiendo de la jornada.