Keith Flint, vocalista y miembro fundador de The Prodigy, ha sido encontrado muerto en su casa de Dunmow, Inglaterra. Tenía 49 años.

Aún no se conocen más detalles acerca de su muerte, aunque The Sun -el diario que está dando las primeras informaciones- afirma que el caso no está siendo tratado como “sospechoso” por parte de la policía. Tal y como cuentan, fueron alertados por una llamada de que había un hombre incosciente en Dunmow, el distrito de Essex en el que vivía, y al llegar encontraron a Flint sin vida dentro de la vivienda. Actualización [04-03-2019 14:31]: Liam Howlett ha confirmado, a través de Instagram, que ha sido un suicidio. “Las noticias son ciertas, no puedo creer que esté diciendo esto pero nuestro hermano Keith se quitó la vida durante el fin de semana. Estoy en shock, muy enfadado, confuso y con el corazón roto… D.E.P. hermano”.

Keith Flint era parte icónica e integral de The Prodigy, una banda pionera del big beat y esencial para entender la electrónica de los 90, capaz de llevar el género a cotas de popularidad poco -o nada- vistas anteriormente. Parte de ese éxito fue culpa de Flint, no solo por su labor como vocalista sino por la estética que aportaba al grupo y una presencia incansable en directo. Sus primeros pasos en el grupo, de hecho, fueron como bailarín, aunque pronto cogió el micro y puso voz a dos de los temás más icónicos del grupo y de aquella época, “Firestarter” y “Breathe”. Aún no hay noticias acerca de la continuidad de The Prodigy, aunque será difícil imaginarla sin Flint.