Lana del Rey ha respondido anoche a las criticas recibidas por saltarse el boicot cultural vigente contra Israel para actuar en el Meteor Festival de septiembre, que encabeza junto a Pusha T, Nina Kraviz, A$AP Ferg, Kamasi Washington y otros.

Como era de esperar, Lana ha hecho suya la misma línea argumental que han utilizado antes grupos como Radiohead o Nick Cave, con un comunicado que apela a la música como lenguaje universal, al mensaje de paz y unidad que llevará y a que “no siempre estamos de acuerdo con las políticas de los lugares en los que tocamos, a veces incluso en nuestro propio país”. También asegura que “actuar en Tel Aviv no es una declaración política o un acto de compromiso con sus políticas, al igual que cantar en California no significa que mis ideas estén alineadas con las actuales opiniones del gobierno o sus, a veces, acciones inhumanas”. Esta respuesta -decir que tampoco por tocar en EEUU significa que apoye a Trump- es la misma que dio en su momento Thom Yorke, y es igualmente tramposa por obviar la existencia de un boicot vigente, como parte del movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones), que no hay en EEUU. La PACBI (Palestinian Campaign for the Academic and Cultural Boycott of Israel) contestataba hace unas horas a Lana del Rey: “Te rogamos que reconsideres. Dudamos que hubieras actuado en la Sudáfrica del apartheid; del mismo modo hay artistas rechazando tocar en Israel. Por favor, respeta nuestro piquete pacífico y cancela tu actuación en el Meteor”.

El de Lana es, precisamente, el caso más comentado desde Lorde, quien decidió hace unos meses cancelar su concierto en Tel Aviv tras recibir una carta de parte de dos activistas neozelandesas. Curiosamente Lana del Rey canceló un concierto en Tel Aviv en 2014, pero no por decisión propia sino por la inseguridad presente en aquel momento: ese verano estuvo marcado por una serie de ataques del ejercitó israelí a Gaza que dejó más de 2000 palestinos muertos, la mayoría de ellos civiles. La cifra más alta recogida desde 1967.

Aquí puedes leer el comunicado íntegro de Lana del Rey: