Los dos músicos -y distintas voces más- han criticado la argumentación que Cave dio ayer alrededor de la polémica.

Después de ofrecer un primer concierto en Tel Aviv y a pocas horas de realizar el segundo, Nick Cave sigue en el centro de la polémica por sus actuaciones en Israel. Hace un par de días, el australiano decidió dar una rueda de prensa en la que expuso su visión de la controversia y los motivos que le han llevado a seguir adelante con los conciertos. Cave criticó la “humillación pública” por la que deben pasar los artistas antes de tocar en Israel y argumentó que de repente de hizo muy importante para él actuar “contra aquellos que quieren silenciar y censurar a los músicos”. Las respuestas no se han hecho esperar demasiado y, en un nuevo comunicado, Brian Eno, Roger Waters y otras voces del movimiento palestino BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) a Israel han dado su opinión al respecto.

“¿Nick cree que esto va de censura hacia su música? ¿Qué? Nick, con todos mis respetos, tu música es irrelevante en este tema, así como también lo es la mía, la de Brian Eno y la de Beethoven; esto no va de música, va de derechos humanos” escribe Waters. En la misma línea, Eno comenta que “no tiene nada que ver con silenciar artistas -una acusación que encuentro bastante desagradable usada en un contexto donde unos cuantos millones de personas son permanente y grotescamente silenciadas-“.

A pesar de que estas declaraciones no eviten un nuevo concierto de Nick Cave en Tel Aviv esta noche -con otro sold out, por cierto-, la opinión de Waters y Eno se une a la de otros músicos como Thurston Moore o Tunde Adebimpe de TV on the Radio que, junto a artistas de otras disciplinas, han han firmado la carta abierta de Artistas con Palestina condenando la decisión de Cave. Un caso que sigue al de Radiohead, también criticados por tocar en Israel en lugar de hacer boicot cultural al gobierno del país.