El dúo francés que forman Guido Minisky y Hervé Carvalho ha firmado con su debut uno de los álbumes de electrónica más celebrados del último año, Musique de France (Crammed/Karonte, 16).

Acid Arab han conseguido algo más que la unión de sonoridades occidentales y orientales, bebiendo tanto de la escuela ácida parisina como de la tradición musical del Magreb, y ha sido conseguir llevar eso a un público más masivo de la que habríamos podido imaginar. No en vano Musique de France, su primer largo, acababa entrando entre nuestros mejores discos del año y no solo en su género.

Ahora vuelven tras el buen sabor de boca dejado en su paso por el Sónar del año pasado con dos fechas en Barcelona y Madrid. La primera será en la recién inaugurada sala Laut, el 25 de febrero, y la segunda el 30 de marzo en la Joy Eslava de Madrid.