We Are Scientists acaban de publicar su disco “TV en Français” (100% Records/Music As Usual, 14). Nuestro compañero Roger Gascón habló con la banda neoyorquina mientras tomamos cervezas (varias por cabeza) y una jarra de sangría antes de su concierto en el Music Hall de Barcelona.

Recientemente publicásteis un EP (“Business Casual”) con cinco canciones. Una de ellas era una versión de “Take My Breath Away”, un horrible tema de los ochenta, otra la inédita “Good Answer”, y tres temas que aparecen en “TV en Français”. ¿Se trata de un plan para que compremos el EP sólo por esa canción?

(Keith) Pensamos que merecía la pena pagar 6 euros sólo por esta canción.

(Chris) O 2,99 en iTunes.

(Keith) De todos modos, nos pareció feo cobrar 3 euros por una canción, con lo que rellenamos el resto del EP con música basura para hacerte pagar los 3 euros que nos acabamos de gastar delante tuyo (señala las cervezas).

Tras vuestro exitoso debut “With Love And Squalor”, publicasteis “Crap Attack”, un recopilatorio de caras B, versiones acústicas y rarezas, que también incluía un vídeoclip de cada una de las canciones de vuestro primer disco. Un par de estos vídeos consistían simplemente en una imagen estática en el que sólo pasaba una cosa en un momento de la canción. ¿Arte de vanguardia o falta de ideas?

(Chris) De hecho, es un robo al arte de vanguardia.

(Keith) Pero a un arte de vanguardia realmente antiguo, con lo que sería más bien arte de retaguardia. En el mundo de la sustracción se nos considera verdaderos artistas.

(Chris) Fue una iniciativa muy complicada y artística. Aún actualmente poca gente la entiende. Nosotros no seríamos parte de esta gente necesariamente.

¿Se enfadaron Art Brut cuando versionasteis su canción “Bang Bang Rock N’ Roll” sonando como si fuerais The Velvet Underground, cuando la canción dice precisamente que no les gusta el sonido de esta banda?

(Chris) Sí, pero no pudieron hacer nada para evitarlo. De hecho, presentaron una demanda en un tribunal británico, pero como grabamos la canción en Estados Unidos, la publicamos en Estados Unidos…

(Keith) … y fabricamos el disco en aguas internacionales…

(Chris) … no hubo ninguna base jurídica en la que sustentar su demanda. Aún no nos dirigen la palabra. Vaya comportamiento infantil.

¿Cuando versionásteis “Hoppípolla” de Sigur Rós, qué fue lo más difícil? ¿El falsete? ¿Cantar en islandés?

(Keith) Aprender la fonética. Fue complicado tener que leer un folio en el que tenía apuntado el sonido de las palabras mientras intentaba tocar la canción. Es difícil mantener la concentración tocando cuando estás intentando leer lo que parecen ser palabras sin sentido. Nunca se lo perdonaré a Sigur Rós.

¿Qué opinan los islandeses de la versión?

(Chris) Allí somos héroes nacionales gracias a la canción.

(Keith) Nos construyeron una estatua. No es muy grande, es como esta copa de cerveza.
(Chris) Costó 15 unidades monetarias islandesas.

(Keith) Unidades de moneda local.

(Chris) Aún sigue allí. Es semipermanente.

En la portada de “With Love And Squalor” salíais aguantando unos gatitos, en las fotos de promo del último disco salís con un caimán y, en el vídeoclip de “After Hours”, Chris tiene una cita con un perro. ¿Obsesión con los animales?

(Chris) Es puro marketing. La gente no se da cuenta del número de discos que vendemos a los animales. Prácticamente no hay otros grupos que enfoquen a los animales como consumidores, con lo que percibimos que era un mercado potencial, y tuvimos razón.

(Keith) Además, las películas de ciencia ficción nos han enseñado que dentro de unos cuantos siglos, el mundo estará repoblado de especies animales que nos tendrán por dioses.

(Chris) Si no estoy equivocado, diría que sólo el diez por ciento de las ventas de nuestros discos son a humanos. El resto de discos los compran animales.

(Keith) Es extraño, pero nos hemos dado cuenta de que cuando hacemos promoción con gatos, los que más compran nuestro disco son los cerditos.

(Chris) El modo de vender discos a animales es diferente. Dejas un montón de discos cerca de una fuente de agua, como un río o un lago. Vuelves al cabo de un par de días y ya no habrá discos, entonces habrá varias… ya sabes…

(Keith) Unidades de moneda local. Bellotas.

¿Sed honestos, qué público os gusta más: el estadounidense, el británico o el español?

(Chris) Nos gusta la imagen de nuestro público español, nos gusta cómo actúa nuestro público británico y… no sé… ¿qué nos gusta de nuestro público estadounidense?

(Keith) Que son parte de un país que hace muy buenas películas de acción.

Sois un grupo de Nueva York formado en California… pero apoyasteis a Inglaterra en el Mundial de fútbol de 2010 (en el que Estados Unidos e Inglaterra fueron rivales de grupo en la liguilla) con la canción “Goal! England”. ¿Cómo es posible que no se os echara del país?

(Chris) Porque a Estados Unidos no le importa el fútbol.

(Keith) En muchos otros países no se sabe que los equipos estadounidenses de fútbol están formados de delincuentes provenientes de los deportes reales del país. Son un montón de ex jugadores de fútbol americano, béisbol y baloncesto que se exponían a una ejecución o a cadena perpetua.

Vuestros conciertos en España son especialmente divertidos cuando Chris habla en castellano y Keith no entiende nada de lo que dice…

(Keith, interrumpiendo y dirigiéndose a Chris) ¡Porque tu castellano es muy ridículo! ¡Ni siquiera yo lo entiendo!

(Chris): Parezco Jar-Jar Binks.

Keith, ¿eres consciente de que Chris puede haber revelado tus secretos más íntimos sin que tú lo sepas?

(Keith) Tras los conciertos reviso todo lo que Chris ha dicho con un traductor al lado, con lo que lo tengo controlado.
Keith, ¿has aprendido alguna palabra nueva en castellano, a parte “Hola”, “sí” y “siéntate”?

(Keith) “Escúchame”. Oh, y… ¿Cuál era aquella palabra, Chris? ¡No me acuerdo!

(Chris) “Choni”. Y también “cani” y “poligoneros” (en castellano). Aprendimos estas palabras ayer en Madrid. Nuestro concierto estaba lleno de poligoneros y chonis.

(Keith) Es la base de nuestro público.

¿Cuál es la banda con la que habéis compartido escenario que más odiáis?
(Chris) Uau. Tenemos una lista larga… (pausa larga). ¿Los festivales cuentan? Entonces Stone Temple Pilots. Los Stone Temple Pilots modernos, claro.

(Keith) Principalmente porque nos encantan los Stone Temple Pilots del principio. Pero ahora no. Ahora les odiamos.

(Chris) Si no nos hubieran encantado en su momento, ahora no nos importaría, pero es que fueron horribles. Son la peor versión que hemos visto de una banda que idolatrábamos y que han vuelto y han destruido su legado.

(Keith) Creo que la experiencia más parecida al concierto de Stone Temple Pilots es cuando eres un niño y crees en Santa Claus y te sientas en su regazo y te sacas fotos con él, y luego te das cuenta de que el tipo es un pobre borracho sin hogar al que le han pagado 5 dólares para que hiciera aquello.

¿Les dijisteis todo esto a los Stone Temple Pilots?

(Keith) Sí.
(Chris) Lo hicimos, pero estaban demasiado borrachos para entenderlo.

(Keith) Demasiado borrachos y demasiado estúpidos.

¿Sois conscientes de que esto puede publicarse en la revista?

(Chris) Por favor, adelante. No os cortéis.

(Keith) Seguro que esos tipos no saben ni leer en inglés, así que imagínate en castellano. Me encantaría verles intentar adivinar lo que se dice de ellos en castellano. Y si lo pueden leer: “nos encantaría irnos de gira con vosotros, chicos, tenednos en cuenta como teloneros”.

Keith, ¿has aprendido a ir en patinete? Tus acrobacias en el vídeoclip de “Nice Guys” eran más bien flojas…

(Keith) Bueno, después de romperme varias veces las piernas, mi pediatra (aún voy al pediatra) me prohibió ir en patinete. Colgué el patinete.

¿Y lo que se ve en el vídeo es lo máximo que sabes hacer con el patinete?

(Keith) No, creo que se perdieron muchas cosas en la edición. Hice grandes kick flips… (pausa). ¿Se llaman kick flips, no?

(Chris) Hubo algunos buenos momentos en los que no se cayó.