“Decidimos que teníamos que parar de desechar canciones si queríamos hacer un disco”
Entrevistas / Tltxt

“Decidimos que teníamos que parar de desechar canciones si queríamos hacer un disco”

Alejandro Caballero Serrano — 11-01-2021
Fotógrafo — Mónica Figueras

TLTXT es un nuevo grupo barcelonés de pop psicodélico integrado por cuatro grandes músicos: Natán, Pau, Adrià i Nil.

En diciembre se presentaron con “10k Pasos” y en marzo le siguió el tema “Las estrellas no pueden hacer nada sin ti”. Después de meses en los que, por culpa de la pandemia, todo quedó en stand by, el grupo está de vuelta. Nada más y nada menos vienen a presentar su primer álbum de estudio, “EEEO” (Autoeditado, 20), y acaban de publicar el single “Ezekiel”.

En un momento tan convulso respecto al panorama de la industria musical, vosotros os habéis aventurado a luchar por un hueco dentro del panorama nacional con un grupo recién salido del horno. Para más inri, tenéis calentito un primer álbum “EEEO”. ¿En qué momento decidís formar el grupo?
(Natán) Empezamos a tocar hace un par de años y salieron algunas canciones que nos gustaban, así que decidimos ir a grabar. Así que se puede decir que fue entonces cuando decidimos formar el grupo. Supongo que, como todos los grupos, empiezas a quedar con tus colegas para hacer música y acabas en el estudio grabando temas.
(Pau) El momento es convulso y el panorama nacional es muy incierto, pero nosotros estamos ilusionados y contentos con el resultado y con muchas ganas de trabajar en lo próximo que venga.

Creo que esta pregunta es obligada. Vuestro nombre como grupo es TLTXT y el de vuestro álbum debut es “EEEO” que corresponde a las vocales que faltan para formar la palabra “Teletexto”. ¿Qué significado tiene esta palabra para vosotros? ¿Por qué vuestro nombre de grupo con consonantes y el del álbum con vocales? ¿Por qué no al revés?
(Adrià) La idea de que el álbum se llame “EEEO” es muy muy posterior al nombre del grupo. Surgió entre risas, durante una noche de cervezas, en tiempos de bares y terrazas abiertas. Es tan literal como parece. En cambio, TLTXT viene de lejos. Es una especie de metáfora sobre cómo lo antiguo y lo nuevo se entremezclan. Lo analógico y lo digital, la psicodelia más clásica y la música actual. Por cierto, ¡el teletexto sigue activo a día de hoy!

“Tenemos la firme creencia de que si hace demasiado tiempo que has compuesto el tema ya no conectas tan intensamente”

En diciembre de 2019 lanzasteis el tema “10k Pasos” con su correspondiente videoclip. Dicha pieza no se encuentra entre las escogidas para el disco, a pesar de ser vuestra carta de presentación como banda. ¿Por qué decidisteis dejarla fuera? ¿Cabría la posibilidad que la incluyerais en próximos trabajos?
(Adrià) No es que no nos guste, pero fue creada en otro período de tiempo. Podríamos decir que no es del mismo grupo. Tenemos la firme creencia de que si hace demasiado tiempo que has compuesto el tema ya no conectas tan intensamente.
(Natán) Para mí es una canción que nos sirvió para consolidarnos como grupo y publicar algo para seguir con el proyecto y poner nuevas metas. En mi caso, lo que dice Adrià lo llevo al extremo, no me gusta nada de lo que hicimos la semana pasada.

Pero, esto de no incluir temas que habéis sacado antes, no es una rareza. Ya que “Las estrellas no pueden hacer nada sin ti” también se ha quedado fuera del largo. ¿Qué le faltaba al tema para poder estar en vuestro primer trabajo? O, más bien, ¿qué tienen los ocho temas que componen el álbum que no tengan este y el anterior single?
(Pau) Con “Las estrellas…” nos pasaba un poco igual que con “10k pasos”. Fue escrita antes que los temas del disco y la sentíamos lejana. Aunque nos gusta mucho preferíamos destacar los ocho temas que han entrado al tener más sentido en conjunto.

Sin embargo, escogisteis “Visión Túnel” como sencillo de presentación de vuestro primer larga duración. ¿Qué tiene este tema para que lo dierais a conocer antes del disco? ¿Cómo fue rodar el videoclip con David Solans?
(Adrià) En realidad “Visión Túnel” la compusimos poco después de “Las estrellas…”. Fue cuando decidimos que teníamos que parar de desechar canciones si queríamos hacer un disco.
(Pau) Creo que fue una decisión bastante unánime. Lo sentíamos como el punto de partida del disco y tenía sentido que fuera la primera en salir. Fue genial rodar con David y con todo el equipo que montó y dirigió Cristina Tomás. ¡Se lo curraron un montón y el resultado creo que lo demuestra!

Bueno, vamos con unas cuantas preguntas sobre “EEEO”. Se trata de un corte de ocho pistas que sigue una onda psicodélica que hace que te adentres en vuestro universo musical desde el primer minuto. ¿Por qué habéis decidido encargaros de todo vosotros? ¿Os sentís mejor así que contando con una discográfica detrás?
(Adrià) Decidimos pillarnos un local y grabarlo todo ahí. Drum machines, bajos, guitarras, sintetizadores, voces… todo. Después contamos con la ayuda de Aleix Iglesias (Camaleó Estudi) para mezclas y máster, y también para la grabación de “Visión Túnel” y “Atrapar” (previas al mega confinamiento de marzo). Conectamos con él desde el minuto cero del partido. Es él el encargado de este sonidazo. Además, Marta y Meri se unieron al equipo en lo que respecta al booking y comunicación. El tema discográfica no es algo que hayamos descartado.
(Pau) Aleix es nuestro quinto miembro. Nos pilla rapidísimo por dónde queremos ir y aporta muchísimo creativamente, por no hablar de la forma en que hace que suene todo.

Pocas bandas publican un primer disco sin tener un trabajo anterior, como un EP o varios singles promocionales del propio elepé. Sin embargo, vosotros os habéis lanzado a publicar vuestro trabajo con tan solo un sencillo y sin un primer trabajo previo. ¿Cómo surge la idea de hacer el disco? ¿Por qué no empezar con un EP con menos temas y publicar más tarde vuestro primer álbum debut?
(Adrià) “Cómo” hacer las cosas será siempre la pregunta de la industria musical. Habíamos hablado incluso de hacer solamente singles. También de un EP. Finalmente es un disco por varias razones, una de las cuales es que teníamos muchos temas en la olla.

“Nuestro estilo nace de mezclar la psicodelia que nos lleva de The Beatles a Tame Impala con los elementos del pop más actual”

Escuchando el disco da la sensación de que la música te lleva a una nueva “dimensión” más feliz, pero si te centras en las letras estas suele ser mayoritariamente tristes. ¿Cómo es posible añadir esa aura más “alegre” a las canciones a pesar de tener una letra más negativa?
(Pau) Para mí no son negativas o tristes, aunque quizás sí melancólicas. Muchas las veo como pensamientos nocturnos que puedes tener volviendo a casa tarde. De hecho, muchas empezaron siendo sólo eso, frases mal escritas en las notas del móvil de las cuales nace una canción. Quizás la unión entre esa aura más alegre y el tono de las letras provoca esa sensación de nostalgia.

En la portada del disco os vemos a vosotros cuatro sosteniendo una bola de luz, ¿Qué significado tiene esto? ¿Por qué no aparece vuestro nombre ni el título del álbum?
(Pau) Creo que la portada evoca la nocturnidad que decía antes. Es una foto de Mónica Figueras, una artista que nos flipa y la imagen nos parecía suficientemente potente sin tener que mancharla con letras.

De todas las canciones del álbum, ¿cuál es la favorita y cuál ha sido la más difícil de crear de cada uno de vosotros? ¿Por qué?
(Nil) Mi canción favorita es “Abismo”, fue la última que grabamos y decidimos hacer una producción y mezcla bastante loca. Para mí la más difícil de crear fue “Podrías ser”. La teníamos un poco atravesada e hizo falta una sesión nocturna bastante intensa para poder terminarla, pero creo que al final ha quedado muy bien.
(Natán) A mí en realidad me gustan cosas concretas de cada canción, porque seguiría grabando y seguiría cambiando cosas porque ya no me gustan, pero me quedo con “Podrías ser” por la intro y cómo se desarrolla la canción. La más difícil, “Las agujas”. Aunque no fue la primera que empezamos a grabar, costó mucho encontrar la fórmula entre nosotros, pero después de varios intentos surgió algo que nos gustó mucho y que creo que le dio forma al resto del disco.
(Pau) Buff, me cuesta muchísimo escoger, pero diré que sin duda una de mis favoritas es “Aparecí a tu lado”. Es de las más positivas del disco, de las pocas que mira hacia delante y no hacia atrás. Además, fue una de esas canciones que te salen muy rápido y natural, que siempre sienta bien. Y la más difícil de crear no lo sé, quizás la primera que grabamos en nuestro estudio que si no recuerdo mal fue “Las agujas”, que la cambiamos de arriba a abajo un par de veces hasta que encontramos lo que buscábamos. Y es la que abre el disco así que creo que ¡lo hicimos!
(Adrià) Mi favorita es “Las agujas”, y estoy de acuerdo con Nil que la más difícil fue “Podrías ser”. Estuvimos bastantes días probando cosas hasta que decidimos hacer una sesión nocturna y salió todo. Podríamos decir que Nil Bribian salvó la canción.

Los cuatro venís de trabajar como músicos de otros artistas como Pavvla o Mazoni. ¿Cómo es el paso de estar en un lugar más secundario a ser los protagonistas? ¿Sentisteis la necesidad de mostrarle al mundo las canciones que teníais de repente o era una idea que se venía gestando desde hace tiempo?
(Nil) Realmente no es algo nuevo para nosotros ya que toda la vida hemos tocado en grupos propios y pasado por el proceso de publicar discos. Mi primer grupo serio fue Alls Nous Piquen con Natán y Medusa Box con Adrià, así que llevamos mucho tiempo tocando juntos. Nunca nos he considerado “músicos de” aunque hemos tocado con mucha gente distinta. Simplemente somos artistas con muchas inquietudes musicales así que nos hemos juntado en este nuevo proyecto.

Escuchando vuestro trabajo no he podido evitar pensar en un gran grupo nacional como son Rufus T. Firefly. La principal semejanza entre ambos es que compartís género musical: ese pop psicodélico eléctrico que te hace entrar en otra dimensión. ¿Cómo surge vuestro estilo? ¿Quiénes han sido vuestros referentes musicales a la hora de crear vuestros temas?
(Adrià) Es evidente que Rufus es uno de nuestros referentes. Supongo que, en nuestro caso, el sonido tira más hacia lo digital, y nuestra manera de componer es más afín al loop, o incluso al hip hop.
(Pau) Creo que nuestro estilo nace de mezclar la psicodelia que nos lleva de The Beatles a Tame Impala con los elementos del pop más actual. Tanto nos fijamos en Kevin Parker como en Mark Ronson, Miley Cyrus o Mike Dean. La mezcla de todas estas influencias da vida a nuestro sonido.

“El panorama nacional es muy incierto, pero nosotros estamos ilusionados y contentos con el resultado”

Regresando a una pregunta anterior sobre vuestra propia producción del disco, parece que esto está siendo una tendencia, sobre todo entre los artistas más jóvenes. ¿Qué opináis sobre esto? ¿Creéis que servirá para romper las reglas del mercado actual?
(Adrià) Supongo que lo “hecho en casa” o “de bajo presupuesto”, por nombrarlo de alguna forma, es algo que siempre ha estado y va a estar ahí. Pero ahora mucha más gente tiene acceso a un ordenador y a Internet, y por lo tanto a herramientas de producción y aprendizaje musical. Ya no es necesaria una discográfica para poder subir tu música a Internet y a plataformas de streaming. Más que romper las reglas del mercado actual, es el mercado actual el que está absorbiendo también esta manera de hacer las cosas. Siempre va a reinventarse para que la máquina no pare.

Para acabar una pregunta que, aunque quizás es muy pronto para lanzarla, el consumo de música actual nos obliga, en cierta manera, a hacerla. Después de presentar este “EEEO”, ¿Qué más tenéis pensado? ¿Os habéis marcado algún objetivo?
(Pau) El objetivo principal es que el disco llegue al máximo de gente posible para que, cuando la música en directo vuelva a ser una realidad, que esperemos que sea pronto, lo podamos tocar y disfrutar en las salas de conciertos que tan mal lo están pasando en estos momentos.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.