Publicaron su debut llamándose Soul Kitchen. Dos décadas unidos por el rock, el soul y el funky. La última cuarta parte de ese tiempo sin discos. El 15 de junio, sábado, Srta Pepis presentan en Las Armas, con su habitual cuidada puesta en escena, su cuarta referencia: ‘Suéltame’.

Sobre las tablas encontraréis, sin duda, la esencia de Srta Pepis, con nuestro sonido con sello propio tras más de veinte años de carrera juntos; muy vinculado al rock, recuperando temas de los tres discos anteriores, pero además presentando temas del nuevo trabajo, que transitan por la línea del soul y del funky. Queremos sorprender al público con una puesta en escena cuidada y un sonido rotundo, invitando a compartir la velada a grandes músicos y amigos”. Puesta en escena que sigue siendo esencial para esta banda aunque con menos teatro que antaño. Ahora se cumplen diez años de nuestro disco homónimo. Supuso un punto de inflexión en nuestra carrera. Con él conseguimos varios premios y la atención del público y prensa. En aquel momento apostamos por dar a los directos un formato especial que como apuntas tenían algo de teatral. Fue una etapa maravillosa en la que aprendimos y nos divertimos muchísimo, pero como todas las etapas tuvo su fin, y en nuestro regreso posterior en 2014, con ‘Rock y mentiras’, quisimos volver al formato más clásico de banda. A día de hoy nuestro directo es una suma de ambas experiencias, apostando por un vivo con la música como protagonista, pero sin olvidar el cuidado por una puesta en escena de calidad”.

Lo extraordinario de nuestra banda es que tras más de veinte años, seguimos con la ilusión de acudir todas las semanas al local”.

Cinco años sin un álbum aún es tiempo. Para nuestra formación es habitual que transcurra un largo periodo entre disco y disco. Es un periodo que dedicamos a componer, cuidar los detalles de la grabación y dar tiempo a los temas en directo para que maduren. Además es inevitable que con los años hayan surgido para cada uno de los integrantes del grupo otros proyectos profesionales y personales que también necesitan su dedicación. Lo extraordinario de nuestra banda es que tras más de veinte años, seguimos con la ilusión de acudir todas las semanas al local y de seguir trabajando en nuestro objetivo común que es Srta Pepis”. Lo difícil no es llegar a cumplir veinte años juntos, es hacerlo poniéndose de acuerdo ni más ni menos que a siete músicos. Actualmente llevamos voz, guitarras, bajo, trompeta, saxo y batería. No obstante contamos con la extraordinaria aportación de Óscar Carreras al teclado en la grabación de los discos. Para este trabajo, además, hemos querido incorporar la colaboración de Aída Santos, y una muy especial para el grupo que es la de Alberto Anaut y Gabri Casanova en una de las canciones. Contamos con un local en el que no solo se realizan los ensayos sino que también pueden grabarse discos. Esta cuestión ha facilitado en gran medida que la grabación se haya podido adaptar a los tiempos de cada uno”.

Tener estudio propio hace las cosas más fáciles, cierto, pero una grabación de un grupo con tantos músicos es siempre difícil. Eso forma parte de la idiosincrasia del grupo y por tanto lo vivimos de forma muy natural, respetando las aportaciones de cada uno de nosotros e intentando crear discos que desde la particularidad lleguen a una sensación de trabajo global. Esta es la idea que también perseguimos en la preparación de los directos. No obstante somos conscientes de que esto requiere algunos sacrificios, renunciando a escenarios pequeños y apostando por un menor número de bolos, que aseguren mayor adecuación a nuestros directos”.

Queremos sorprender al público con una puesta en escena cuidada y un sonido rotundo”.

El sonido lo ha llevado adelante Andrés Estrada, su percusionista, desde El Molino Producciones. Es el segundo disco con Andrés a los controles, y la complicidad y la tranquilidad de grabar en nuestro local se hace evidente en el resultado final. Ha hecho un excelente trabajo. La grabación ha sido bastante sencilla y rápida, lo más complicado y que más horas ha llevado es la mezcla, ya que son muchos instrumentos, muchos arreglos que elegir o desechar y mucho tiempo de escuchas hasta llegar al resultado final”. Pedro Oliver desde Tabah Mastering se ha encargado de la masterización. Al final no es necesario salir de Zaragoza para conseguir un resultado de primer nivel grabando a un grupo difícil. Esta ciudad está llena de grandes profesionales, siempre hemos buscado trabajar con gente cercana y con una relación personal. Si además nuestro trabajo puede ofrecerles mayor visibilidad, ambos salimos ganando. Pedro Oliver ha masterizado todos nuestros discos, y ha sido nuestro técnico en innumerables ocasiones, ha sido uno más en la banda por eso confiamos en su trabajo”.

El propio Javier Moliner se ha encargado del diseño por lo que al final la cosa ha quedado en casa. Todo lo hacemos por consenso, es la mejor forma de dar salida a las propuestas de tantas personas. El diseño lo ha ejecutado él, pero en todo momento bajo las sugerencias y el consenso de todos. Tenemos muchos amigos y conocidos con los que poder hacer la gráfica, pero hemos querido llevar adelante todo el trabajo por nosotros mismos, exceptuando las fotografías que son de Luis Simón Aranda y Miguel Añanos”. Solo queda subir al escenario de nuevo y dar otro de sus grandes shows. Invitar y animar a todo el mundo a la presentación que tendrá lugar el día 15 de junio a las 22:00h en Las Armas. Estamos muy ilusionados de poder volver a esta sala y ofreceros un concierto que esperamos que resulte especial”.