Poco ha faltado para que no supiéramos más sobre la banda vizcaína Smile. “I’m gonna keep on standing up” (autoeditado) ha sido un rayo de luz en medio de unos últimos meses repletos de decepción, de ganas de dejarlo todo, pero sobre todo de caer y levantarse. Con un espíritu renovado y el reto del castellano ya superado, nos encontramos con un EP que puede servir de punto de inflexión para algo grande en el futuro. Hablamos con un optimista John Franks, vocalista de Smile.

En el press kit que habéis enviado del nuevo EP hablas de que todo estuvo a punto de irse al garete hace unos meses, ¿qué sucedió?
Este EP ha servido como impulso en un momento muy complicado. Estuvimos a punto de dejarlo todo porque las expectativas rara vez se cumplen en la vida real y esperábamos un mejor resultado con Smile. Después de 4 discos, varios EPs y giras llegué al punto de pensar en abandonar este proyecto. Justo en el momento más bajo, una buena mañana cogí la guitarra, empecé a tocar unas notas y las canciones al final me acabaron escogiendo a mí en vez de yo a ellas. Empezaron a brotar las palabras… Ese mensaje de “I’m gonna keep standing up” de No estoy muerto, no estoy terminado, tengo una bala en la pistola para apuntarte, y levantarme tantas veces como haga falta. De ese impulso nacen el resto de temas y la verdad es que estoy muy contento por ello.

Tiempos duros para una banda siempre plagada de optimismo…
Sí, yo creo que de este tipo de situaciones uno sale con más fuerza. Hay un momento en el que estás más débil que nunca, pero de repente coges toda la energía y te sientes con más cosas que decir. Al final este EP me ha servido para reafirmarme en lo que soy, en lo que representa Smile para mí y para la gente que nos sigue.

Tanto es así que, junto a Depedro, habéis traspasado por primera vez esa barrera del idioma y os habéis atrevido con el castellano en “Pum pum pum”. ¿Cómo ha sido la experiencia?
Sí, esa canción tiene una serie de curiosidades ya que nace en inglés, no en castellano. Cuando la empezamos a componer le metimos percusión, palmas y otros elementos que nos llevaron a pensar que la propia canción nos pedía hacerla en castellano. En la promo de “Happy Accidents” me preguntaban mucho por este tema… ¿Para cuándo en castellano? Tenía ese runrun en la cabeza y al final me lancé. Es cierto que es mucho más difícil para los que hacemos canciones en inglés que en este país te hagan caso. Si haces una canción en inglés, estás jugando en la Champions League, pero en castellano se cierra mucho más esa competencia… Actualmente se escucha muchísima música en castellano y todo eso nos animó a hacerlo. Claro que tenía vértigo porque yo soy inglés y no sabía ni cómo cantar en castellano, además de que construyes tu forma de cantar en base a las influencias, siendo las mías anglosajonas totalmente. Por eso decidimos ir de la mano de alguien que nos pudiese dar confianza. La primera colaboración que planteamos fue Depedro porque pensábamos que encajaba muy bien y la suerte que tuvimos es que aceptó a la primera. Jairo ha sido muy importante en esta ecuación y él fue el último impulso para lanzarnos a ello.

Lo cuentas como si el cambio hubiera sido algo sencillo.
Sí, al final me ha costado bastante menos que a la banda y que a otra gente cercana a mí que me ha visto cantar toda la vida en inglés. Para mí fue un proceso natural y cuando la escuché con la voz de Jairo para mí ya estaba. Ya habíamos dado con la tecla. Me ha gustado ver que en inglés puedes pasar por alto algunas cosas que en castellano no y, en este sentido, la letra ha sido un quebradero de cabeza. Intentábamos que la traducción fuese literal del inglés al castellano pero no funcionaba. Antonio Garamendi (productor) tuvo la destreza de traducir la temática al castellano y empezó a funcionar, siendo una letra más evocadora que explícita. En inglés empezaba con “Escucha mi latido…Pum, pum, pum” y eso es algo inaceptable en castellano. Nos sonaba casi a reggeaton.

¿Y ahora qué viene?
Justo ahora hemos tocado los primeros bolos y la acogida ha sido muy buena, sobre todo del tema en castellano. Mi preocupación ahora mismo es cómo poder llegar a más gente y quizás sí que es una canción que podría encajar perfectamente en el mainstream. La verdad es que tampoco le he querido robar ese componente. Nos gusta cómo es y solo hemos intentado potenciar ese carácter. Tendrá su videoclip en breve y veremos cómo funciona.

AGENDA
FechaCiudadRecintoHoraPrecio
viernes 01/03/19BarcelonaLa Nau20:30
sábado 02/03/19ZaragozaLa Lata de Bombillas22:008€
sábado 09/03/19AlicanteStereo / Alicante22:008€
sábado 23/03/19GijónMemphis Live Music21:0012€
sábado 27/04/19BilbaoKafe Antzokia22:0012€
viernes 17/05/19DonostiaLa Cripta / Convent Garden18:00tbc