SIENTAN LA CABEZA
Entrevistas / Red Hot Chili Peppers

SIENTAN LA CABEZA

Redacción — hace 18 años
Fotógrafo — Archivo

Tras “Californication” (Warner, 99), un disco que representaba el retorno de Frusciante y que renovaba la confianza de los fans y las listas de ventas, los Red Hot Chili Peppers se enfrentan a la ardua tarea de sorprendernos con un nuevo disco. Se llama “By The Way” (Warner, 02) y lo pudimos escuchar en primicia en Los Angeles, justo antes de entrevistar a Flea y John Frusciante, dos de los miembros más relevantes de un grupo al que poco le queda por demostrar.

El Hotel Casa del Mar es un auténtico castillo levantado sobre la arena de la playa de Santa Mónica, en Los Angeles. Desde la suite en la que se aloja el grupo, Flea observa el océano y recuerda las veces que él y Anthony (Kiedis) habían dormido tirados en esta misma playa porque no tenían dinero ni sitio al que ir. La suerte de Red Hot Chili Peppers no puede haber cambiado más. Convertidos definitivamente en mega estrellas del rock gracias a las ventas millonarias de “Californication” (mucho más espectaculares, contra lo que pueda parecer, que las de “Blood Sugar Sex Magik” (Warner, 91) y con el regreso de John Frusciante al planeta Tierra, el grupo parece consolidado el equilibrio que les permitió grabar un disco tan digno como “Californication”. Han dicho adiós a las drogas y a la mala vida y se han metido por enésima vez en el estudio con el productor Rick Rubin para dar forma a “By The Way”, un disco que la compañía nos deja escuchar en primicia, junto a un puñado de plumillas de la prensa europea. ¿La primera sensación?

“Creo que hay el mismo porcentaje de gente haciendo música innovadora que aman de verdad y el mismo porcentaje de gente que hace mierda corporativa para ganar dinero”

El compañero del Tentaciones y yo no podemos dejar de arquear una ceja cuando descubrimos que “By The Way” es un disco mucho más meloso de lo que cabía esperar de Red Hot Chili Peppers. En “By The Way”, cuya portada es una pintura del cineasta Julian Schnabel que viene a ser la versión abstracta de la portada del “Mother´s Milk” (Warner, 89), Flea y compañía han optado por explotar la vía abierta con medios tiempos como “Scar Tissue” o “Californication”. ¿Madurez? ¿Comodidad? Flea y John Frusciante son los encargados de responder mis inquisiciones . Les digo que el disco suena muy relajado. (Flea) “No sé si para mí relajado es la palabra porque creo que es muy intenso, a veces puedes expresar sentimientos mucho más intensos con algo suave y tranquilo que con las guitarras a todo volumen y la batería aporreando a todo trapo, que pueden no ser ni la mitad de intensas que un pequeño y bonito pasaje melódico”. (Frusciante) “Creo ´Californication´ tiene cosas más lentas que ´By The Way´, en este disco todo tiene baterías. Creo que no habéis escuchado un par de las canciones más enérgicas”. Cierto. De las dieciséis canciones del álbum hemos escuchado tan sólo diez y sólo la que da el nombre al disco se acerca a los RHCP más enérgicos. ¿Se corresponde la calma de las canciones al estado mental de la banda? (Flea) “Creo que continuamos creciendo, no sé si estamos más cómodos o no, estamos en un sitio nuevo y tratamos de abrazar este nuevo sitio, ser nuevas personas y continuar creciendo constantemente”. Lo que sí parece es que hay un notable trabajo de producción. Aunque las canciones han perdido en crudeza, todos los elementos parecen encajar a la perfección y, lejos de sobrecargar el disco, han sabido utilizar con inteligencia los nuevos elementos como armonías vocales y sintetizadores. (Flea) “Hemos trabajado mucho en el local de ensayo tocando mucho, aportando el máximo de ideas e intentando escribir las mejores canciones que podíamos escribir. Nosotros crecemos y cambiamos como personas y la música crece y cambia con nosotros. Sería tan aburrido seguir haciendo la misma música como continuar siendo siempre la misma gente en la vida. A veces este crecimiento representa pasar por dificultades y, por situaciones dolorosas, pero esto hace que se convierta en algo nuevo, igual que las crisálidas se convierten en mariposas”. Da la sensación que Frusciante y Rubin se han divertido de lo lindo en el estudio, añadiendo y eliminando juegos de voces, cajas de ritmos, teclados y sintetizadores, algo que llegó a molestar a Kiedis en algún momento, que llegaba al estudio para grabar su parte y se encontraba que a las canciones se habían añadido coros y sonidos que no había escuchado antes. (Frusciante) “Últimamente he estado escuchando mucho a los Beatles y estudiando sus acordes y armonías con mi amigo Josh, empezamos con los primeros Beatles y seguimos con su catálogo entero. Al final hice todas las armonías vocales en el disco, estoy muy contento de haberlo podido hacer”.

“A veces puedes expresar sentimientos mucho más intensos con algo suave y tranquilo que con las guitarras a todo volumen”

Lo mismo que con los sintetizadores, recuerden que Frusciante emulaba a Joy Division y Depeche Mode en su último trabajo, “To Record Only Water For Ten Days” (Warner, 01). (Frusciante) “Esto es otra cosa que he estado haciendo durante los tres últimos años. He trabajado con sintetizadores parecidos a los de los setenta. Un amigo mío me dio algunas clases y me abrió a esta música, porque aprendes a separar los distintos parámetros de un sonido que parecía indivisible”. Algo que no parece haber importado al resto del grupo. (Flea) “John quería hacerlo y nosotros le animamos, le dijimos ´venga tío, haz lo que tengas que hacer´”. Pero las sorpresas, a nivel de producción, no acaban aquí. “Universally Speaking” uno de los temas que más me llamó la atención suena a… ¡Motown! (Flea) “Es divertido porque nos lo ha dicho mucha gente y al principio no era para nada nuestra intención pero de alguna manera salió así. Hay este beat de batería ´pam, pam, pam´, que le da este toque Motown y creo que la sección de cuerdas también le dan este sonido, al principio sonaba a Velvet Underground, pero tomó este camino. No sé qué decir, para una banda como nosotros, de lo que se trata es de hacer lo mejor que podemos y después sale lo que sale, no es algo consciente”. Pero no acaban aquí las sorpresas, porque en “Lemon Trees On Mercury” se embarcan en un ¡ska! En serio, como si los aires de Orange County hubieran llegado a sus mansiones de Malibu…(Flea) “Simplemente salió así, de hecho John tenía esta sucesión de acordes, empezamos a tocar y no nos lo pensamos ¿tú que opinas de eso?”. Pongo cara de estar en un aprieto y digo que nunca lo habían hecho antes. (Flea) “Sólo es una canción, no lo sé, a nosotros nos gusta y por eso la hemos puesto en el disco”. Por cierto, me gustaría saber cómo suenan las seis canciones que la discográfica no nos ha dejado escuchar porque no estaban acabadas. (Flea) “No estoy seguro de cuáles has escuchado, pero lo que puedo decirte es que todas las canciones son diferentes, cada una tiene su feeling en particular, hay algunas de las que no has escuchado que son realmente cañeras, más up tempo. Pero se trata de un disco muy dinámico ¿sabes? Es rápido, lento… cada canción es un distinto componente de cómo nos sentimos”. Con el riesgo de formular una pregunta realmente estúpida le hago notar a Flea que la palabra “love” es la más repetida en el disco. No creo que sea una casualidad, ya sea de forma consciente o inconsciente, por algo será. (Flea) “Creo que amor es una buena palabra, como ves la tengo tatuada en los dedos de mis manos. Anthony ha escrito muchas canciones de amor sobre una chica, pero yo creo tratan sobre tener el coraje para amar, de ser suficientemente valiente para amar, de admitir que tienes miedo pero que aún así quieres amar en vez de enfadarte, que es el camino más fácil”. Quizá sí que, después de todo, los RHCP han sentado la cabeza. Algunos de ellos son padres, practican surf, yoga, se han vuelto razonables, reflexivos, espirituales y… menos funk. (Flea) “Siempre somos nosotros mismos. Obviamente hay menos funk en este disco, pero sólo lo que resulta interesante para nosotros en este momento y es como somos capaces de expresarnos en este momento. Es una cosa muy natural. No puedo poner una etiqueta a l

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies