Siempre es verano
Entrevistas / Airbag

Siempre es verano

Redacción — hace 14 años
Fotógrafo — Archivo

Con título de novelucha de misterio, “¿Quién mató a Airbag?” (Wild Punk) es algo más que el disco de confirmación del divertido trío malagueño. Supone también un interesante giro estilístico hacia el power pop (el punk parece más lejano) y, además, sus nuevas canciones son perfectas para dar por terminado este verano, caluroso y terrible.

Yo solía veranear en septiembre. El cine de verano pasaba las peores películas y en la playa había mucha menos gente. Aunque era difícil conocer chicas y empezaba a hacer frío por las noches, se estaba bien. Todavía era verano. Igual que en una de las mejores canciones de “¿Quién mató a Airbag?”, el disco con el que Airbag regresan a su casa de toda la vida (el sello de punk granadino Wild Punk Records) tras un breve paso por El Ejercito Rojo, discográfica de Los Planetas (“El disco tardó en salir muchísimo entre una cosa y otra, y no estábamos preparados para eso. Se interesaron en nosotros, fichamos, luego no resultó como esperábamos; eso es todo”). Un maravilloso tercer disco grabado en Cádiz, junto a Paco Loco, cuya producción fresca y divertida acerca más a la banda al power pop y al rock´n´surf americano.

“No es que no nos interesen los temas más profundos ni los problemas del mundo, pero no nos interesa escribir sobre ello, para eso ya están otros”

“Decidimos entre todos grabar con él. Queríamos cambiar y no porque no nos guste el sonido de los discos anteriores ni nada de eso, simplemente creo que es bueno el cambio de aires, conocer otros sitios y abrirse a otras visiones que puedan aportar algo. Paco Loco era una buena opción. Nos pillaba cerca de casa, trabaja muy bien y mucho, intenta involucrarse y dar ideas”. Recuerdo la primera vez que escuché a Airbag. Era el año 2000 y debutaban con aquel alegre y divertidísimo “Mondo Cretino”, donde recogían la herencia de Los Ramones vía Los Nikis. Era difícil imaginar que, tras ese debut, Airbag irían aún más lejos, serían fichados por Los Planetas en una filial de BMG y grabarían uno de los mejores y más incomprendidos discos de pop de los últimos años, “Ensamble cohetes”, donde empezaban su viraje hacia el power pop. Ahora confirman ese camino, en el que han ido acumulando un repertorio envidiable, trufado de pequeños clásicos para iniciados. Puedo citar, de memoria, entre sus mejores canciones “La chica no”, “Comics de Batman”, “Mafia Rusa en la Costa del Sol”, “Las cintas al sol se destruyen”, “Cubo de Rubik”, “La chica normal” y “Septiembre aún es verano”, las tres últimas incluidas en el nuevo disco. “No nos planteamos nada, nos sale así. Este disco ha salido algo más power pop en algunos momentos pero creo que sigue manteniendo la esencia y el sonido Airbag. En el primero fue como descargar toda la ilusión que teníamos y salió un disco lleno de fuerza, emoción y frescura. Es muy divertido, creo. En los demás es como si hubiéramos tenido algo más de tiempo para pensar, con lo que nos hemos tomado las letras y todo en general muy en serio. Lo hacemos para divertirnos, pero nos divierte más si lo hacemos bien, así que tratamos de hacerlo lo mejor que podemos y de la manera más personal”. Y es que las letras siempre han sido el punto fuerte de Airbag. Cercanos sin resultar vulgares, listos sin parecer pedantes, con un punto de ingenuidad y bobería sin parecer unos nerds, los magníficos textos de Airbag remiten un poco a las primeras películas de Kevin Smith (sobre todo a la estupenda “Mallrats”). Al igual que en ellas, su protagonista –un chalado de los cómics y el cine de género- afronta sus (muchos) problemas con las mujeres (y en general los problemas con la vida) con bastante sentido del humor, un vitalismo y una inesperada valentía, que va convirtiéndose, inevitablemente, en madurez. Al final ganarán los perdedores. Ya veréis. “No es sencillo hacer buenas letras en castellano, en nuestras letras lo que intentamos es decir cosas importantes -al menos para nosotros- pero de manera natural y como lo vivimos, jugamos con nuestro universo de cosas, el cine, las relaciones, la música, la diversión… No es que no nos interesen los temas más profundos ni los problemas del mundo, pero no nos interesa escribir sobre ello, para eso ya están otros. A nosotros nos sale esto y los chicos que vienen a vernos se sienten identificados en muchas letras, eso nos alegra. Supongo que hay evolución en las letras, siempre vas absorbiendo más influencias, pasa el tiempo, ves algunas cosas diferentes, pero aún así creo que en el primer disco ya hay letras que podrían encajar en el último y también hay letras del último que podrían encajar en aquel”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies