ROCKEANDO SUAVECITO
Entrevistas / Freestylers

ROCKEANDO SUAVECITO

Joan S. Luna — 20-09-2001
Fotógrafo — Archivo

Al otro lado de la línea telefónica tengo a Aston Harvey, productor y cerebro de Freestylers. Aunque inicialmente pienso decirle lo decepcionantes que han sido para mí las atentas primeras escuchas a su nuevo disco, "Pressure Point", su desbordada simpatía me lo impide. Ejerzo de periodista complaciente y obvio el tema, esperando escribir este texto para transmitirles a ustedes, amigos lectores, lo poco que comulgo con los nuevos Freestylers, unos Freestylers que, abandonando el old skool hip hop y los ritmos rotos más frenéticos, se me ponen en plan fumeta hasta las cejas y redondean un disco irregular, taleguero hasta lo inimaginable, asquerosamente ragga y disfrutable ahora sí, ahora no. Solo que, con su simpatía, Harvey apacigua a esa bestia/músico frustrado que todos escondemos dentro. "Estamos encantados con el disco. Si escuchas el anterior y después éste, descubrirás que es una buena continuación, un paso adelante. Aún puedes reconocer el sonido Freestylers, nuestra energía, además de las influencias que hemos tenido y la música con la que hemos crecido. Es como la última parte en nuestras influencias musicales, aunque el anterior sonaba más hip hop de los ochenta, con más samples, más electrónico, con influencias acid o rave". El principal problema, para un servidor, recae en que Freestylers han mutado su macarrismo arrollador por una suerte de macarrismo ragga con el que no comulgo. Y sabe a poco, aunque, como de costumbre, no se me tomen demasiado en serio. "Está claro que eso tiene que ver con lo que han aportado los vocalistas.

"Hemos dejado de usar tantos samples porque la gente pedía demasiado dinero por los derechos y nosotros no tenemos fortunas para las producciones"

Ellos traían su ragga, sus influencias y por eso el conjunto suena así. De todas formas, prefiero escuchar a Tenor Fly intentando sonar jamaicano que a otro tipo inglés que rime a lo latinoamericano. Podríamos haber sonado muy garage si lo hubiésemos pretendido, porque realmente flipo con el garage, pero nuestros MC´s eran más UK hip hop y eso es evidente cuando escuchas el disco". Pues démosle entonces la culpa a Tenor Fly y Navigator, efectivos rimadores y seguramente máquinas diestras e incansables de liar porros, pero culpables de que "Pressure Point" se quede a medias. "Sabemos perfectamente cuándo es mejor trabajar con Navigator que con Tenor Fly o a la inversa, sabemos en qué terreno van a moverse mejor. Tenor es muy versátil y domina a la perfección el ragga, mientras que Navigator tiene otros matices. Nosotros sabemos con cuál podemos obtener los mejores resultados". ¿Y de las chicas? ¿Qué me dicen de Valerie M y de Petra, invitadas que aportan diversidad al conjunto? "Pues se trata de eso. Queríamos enriquecer el disco, que sonase distinto al anterior, así que decidimos grabar unas cuantas canciones con vocalistas femeninas. Lo que ocurrió es que Valerie M era colega de Navigator y estaba encantada con la música que estábamos haciendo, así que decidimos trabajar juntos. Ella tiene su propio grupo y es una vocalista realmente importante en el mundo del garage, además es cool tener a alguna tía entre tantos tíos". De todos modos, por lo que parece, los textos de los temas no han cambiado demasiado al tener a Mc´s femeninas como vocalistas. Según Harvey, tampoco importa demasiado, las buenas canciones lo son independientemente de quien las interprete. Lo que ocurre es que, cuando las tareas vocales recaen sobre los habituales, el conjunto huele a fiesta por los cuatro costados, a desmadre, a gran fumada e igual borrachera, a pasarlo bien sin mirar atrás. "Quizás tengas razón. El dub-reggae crea ese tipo de atmósferas. Hay un ambiente especial, aunque creo que todo es muy rude (risas). Si quieres escucharlo fumado en un chill out por mí estará guay". Y para finalizar -la extensión manda y uno tampoco puede añadir demasiado a propósito de un trabajo que considera decepcionante-, recurrimos al tema de los sampleados, uno de los puntos que alejan "Pressure Point" de la filiación old skool de su antecesor. Vamos, que aquí ya no hay Public Enemy o Ultramagnetic Mc´s. "La razón principal por la que intentamos dejar de usar tantos samples es porque cuando los usábamos, muchas veces teníamos muy mala suerte y la gente nos escribía pidiéndonos dinero, nos denunciaban y querían obligarnos a dejar de usar esos sonidos en nuestras canciones. La gente pedía demasiado dinero y nosotros estamos en una discográfica que no tiene fortunas para las producciones. Esperábamos que a la gente le gustase nuestra propuesta, pero por lo que parece eso no les importaba demasiado".

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.