"Me gusta que haya sentido del humor en las letras"
Entrevistas / Rigoberta Bandini

"Me gusta que haya sentido del humor en las letras"

Adrián Lerma — 11-05-2022
Fotógrafo — Sharon López

Nos reunimos con Paula Ribó o, como se le conoce artísticamente, Rigoberta Bandini con motivo de la presentación del videoclip de su éxito “Ay Mamá” y su papel como embajadora de Levi’s Music Project.

La colaboración con la marca nos permitió descubrir el proceso creativo para componer sus canciones, al tiempo que ha puesto a disposición de cualquier persona las pistas para poder realizar un remix de su tema "Ay Mamá". Puedes participar hasta el día 14 de mayo. Más información en: Levi's Music Project x Rigoberta Bandini.

Primero un ensayo –tres temas en acústico-– y el lugar del evento, que no es otro que La Casa Encendida de Madrid, empieza a llenarse de público. Algunos son caras conocidas del panorama musical, otros simplemente son fans de Rigoberta. Los hay que incluso son fans de la música y ya con eso es suficiente para estar aquí. Entre ajetreo, puesta a punto, maquillaje, gente que va y viene y otras tantas entrevistas, Paula nos recibe en su camerino.

¿Qué tal todo? Hasta arriba por lo que veo…
Bueno, también hoy es el evento de Levi’s. No vivo así, ¿eh? ¡Quince minutos! [risas].

¿Y qué tal te encuentras?
Pues muy bien, estoy muy contenta porque mañana tocamos, por fin, en Murcia y empiezan los festivales de verano. Sin mascarilla y con gente de pie es algo que no vivimos el verano pasado y nos apetece mucho.

Tu eclosión musical empezó en 2020 coincidiendo con la fase más cruda de la pandemia y no pudiste vivirlo hasta ahora que ya eres mucho más conocida y tus lanzamientos son todos éxitos. ¿Cómo has vivido ese crecimiento exponencial y que tus primeros conciertos ya sean multitudinarios?
Claro, es raro porque los primeros conciertos ya son con la gente normal. Pero es guay porque, de alguna manera, hubiera sido más duro al revés y haber petado en 2019 y de repente conciertos solo con mascarilla. Hubiera sido heavy. En nuestro caso solo ha ido a mejor y cada medida sanitaria que nos han levantado ha sido una celebración y ahora que podemos vivir normal estamos muy contentos.

"Cuando volvimos de Benidorm primero me sentí muy aliviada porque llevaba muchos días y fue un proceso muy heavy por la canción y por todo"

También estrenas el videoclip de “Ay Mama”. ¿Qué nos vamos a encontrar?
Nos vamos a encontrar con un videoclip increíblemente dirigido por Salvador Sunyer que yo creo que es muy ambicioso, pero a la vez no. Quiero decir, no es una gran historia, sino que son imágenes muy bellas donde además las mujeres que salen lo hacen como en una tribu y las vemos en diferentes escenarios y no siempre es el tipo de belleza al que estamos acostumbrados, sino que las vemos también en el barro. Yo estoy muy feliz porque me emociona mucho. Es también muy divertido, tiene toques de humor y sobre todo es muy fascinante verlo. Como que necesitas verlo otra vez.

¿De qué forma te implicas en los videoclips?
Depende mucho. En este caso quedamos con Salva, hicimos un café, le expliqué las cosas que a mí me molaban, mis referentes, y unas semanas más tarde me enseñó el tratamiento en el que ya era una cosa muy circular. De buscar el círculo de mujeres en diferentes escenarios y la emoción y una especie de viaje más poético que otra cosa. Y lo compré porque me pareció súper inteligente y acertado. Porque no era nada fácil, no es como sacar un videoclip de una canción que nadie haya escuchado. Esa canción ya estaba en el imaginario de la gente y fue perfecto porque les iba a flipar y a la vez no le estábamos cambiando nada.

Hacer este videoclip y lanzarlo el Día de la Madre, ¿formaba parte de una primera planificación o habéis tomado esta decisión a raíz del éxito de la canción?
Siempre hemos querido tener videoclip de “Ay Mama” pero claro, los procesos… Volvimos de Benidorm Fest, hicimos un poco de parón y enseguida nos reunimos con Salva para crear todo esto. Pero es un videoclip tan ambicioso a nivel de equipo, de dinero, de infraestructura… No es un videoclip sencillo. Teníamos dos caminos: o lanzarlo más tarde y que la gente tenga que esperar pero que sea un videoclip muy impresionante o podíamos hacer algo más sencillo. Y decidimos que como ya la canción estaba funcionando íbamos a hacer algo más grande. Y sacarlo el Día de la Madre fue porque llevaban un mes con posproducción y justo coincidía.

¿Cómo llevas tanta exposición con la gente, con los medios…?
Con la gente es muy fácil. No me siento nada intimidada por la calle, me paran de vez en cuando pero me dicen cosas bonitas. Es muy guay. Es verdad que el tema de las entrevistas… Bueno, ahora no estoy en un momento muy intenso pero sí hay momentos en que ¡buah! Es lo que más me cuesta, pero porque es lo más diferente de mi vida interior. Que todo el rato me estén preguntando cosas y tener respuesta para todo no siempre es fácil, pero estoy aprendiendo.

"Quiero llegar a la gente sin ser soberbia, pero quiero llegar. Soy muy obsesiva con eso"

¿Y cómo te ha influido el Benidorm Fest a todos los niveles?
Yo me he sentido muy querida. Cuando volvimos de Benidorm primero me sentí muy aliviada porque llevaba muchos días y fue un proceso muy heavy por la canción y por todo. Cuando volví a mi familia, a mi núcleo, con mi hijo… Sentí una paz que dije “¡ostras! Ha sido súper guay pero también qué bien recuperar esto”. Yo creo que ha sido súper positivo pasar por ahí porque siento mucho amor de la gente, he llegado a un público al que no sé si hubiera llegado nunca. Pero a la vez haber salido de allí un poco antes de lo que me pensaba curiosamente también fue positivo para mí porque me devolvió una paz que necesitaba.

Alguna vez has hablado de que consigues inspirarte con la cotidianeidad. Ahora que tu vida cotidiana ha cambiado tanto, ¿cómo se ve reflejada tu música?
Realmente yo creo que me inspira todo. Porque los picos también inspiran. Muchas veces me refiero a que los artistas no tenemos que ser adictos a esas emociones tan fuertes porque entonces estamos condenados a las montañas rusas emocionales y eso no apetece siempre. El nacimiento de mi hijo, por un lado, es cotidianeidad porque un hijo es monotonía, rutina, estar mucho en casa… Pero por otro lado las emociones, las partes de mí que descubro a su lado con su primera palabra y con todas sus movidas, son fascinantes y son un mundo nuevo. Entonces también es inspirador. Al fin y al cabo, creo que todo puede ser inspirador.

Unos días antes del lanzamiento del videoclip publicasteis un vídeo corto del proceso de creación de la canción en sus primeras fases y decías que “hay que hacer que no parezca una broma”.
Sí. Son partes que a veces pasan en el proceso. A mí también me gusta que haya sentido del humor en las letras, incluso en la producción. Que de repente te entre un sintetizador que te parezca de una feria de verano. Y es siempre buscar este contraste y en el estudio fue una de las cosas que más costó porque con la parte de “no sé por qué dan tanto miedo nuestras tetas” estaba con un vocoder pero parecía… No sé. Es que soy muy pesada con esto, con cómo lo vivo, y quiero llegar a la gente sin ser soberbia, pero quiero llegar. Soy muy obsesiva con eso. De hecho, lo que al final hice fue vaciar y vaciar que casi siempre en los procesos creativos es la clave porque la canción final tiene mucha menos letra que la que tenía la versión génesis. Al final era quedarme con cuatro conceptos, pero los juego a full, menos instrumentos, más conciso y más poderoso.

¿Cómo te implicas en el proceso de producción?
Yo soy la directora creativa pero Esteban es mi mano derecha. Mi mánager también nos ayuda mucho. Pero somos un equipo muy pequeño. Sí que delego, por ejemplo, en las coreografías de la gira, obviamente, o millones de cosas en las que hay personas especialistas que lo hacen mucho mejor que yo. Pero a nivel del concepto general me mola ir llevando yo el timón sobre todo porque también soy cambiante constantemente como cualquier persona. Entonces vas viendo que tienes que tirar para allá y tienes que escuchar mucho tu intuición e ir viendo qué quieres ser en cada momento.

Después de tantos singles, ¿para cuándo un disco?
Yo creo que existirá. Sinceramente, es la meta del final de la primera etapa. Pero todavía hay que llegar el último capítulo. Después de un último capítulo sí que necesitaremos unir todos estos temas y envolverlos con un lacito.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.