La jovenzuela que sumo desparpajo a Ed Banger nos ha abocado a una espera de cuatro años para oír su debut, “Sex Dreams And Denim Jeans”. Su agitada vida, digna de un culebrón, ha sido la culpable. La estadounidense durante este tiempo tenía que encontrarse a sí misma. Y todo apunta a que lo ha conseguido.

“Sex Dreams And Denim Jeans” se ha hecho más de rogar que “Chinese Democracy” de Guns n’ Roses, que ya es decir. Cuatro años han pasado desde que la joven que nos sorprendió vía Myspace con “Pop The Glock” se animara a lanzar su debut. Desde entonces, a saber: un matrimonio express con el graffitero André Saraiva, un historial nocturno repleto de vagos recuerdos etílicos y, por si fuera poco, un hijo bajo el brazo con tan sólo veintitrés años. “Desde que tengo a mi pequeño han cambiado radicalmente mis responsabilidades. Ahora, cuando estoy en casa, busco esa tranquilidad que estos últimos años no he tenido. Mi vida ha cambiado por completo, pero la verdad es que hago un balance más que positivo de todo lo que me ha ocurrido”. El reloj sigue su curso y en pocas horas la joven mimada de Ed Banger tiene que cumplir con su agenda y enfrentarse al público del Sónar Village. Se esconde bajo unas gafas de sol (ya se sabe que la media de sueño durante el Sónar se reduce a la nada, para todos), sin embargo, a pesar de reclamar una cama a gritos para poder estirarse a la bartola, Uffie me sorprende gratamente no sólo por su simpatía natural, sino por ser más que consciente de que se ha subido al tren más tarde de lo debido. “El lanzamiento del álbum se ha retrasado por muchas razones. Soy joven, tengo sentimientos, he pecado de salvaje y ahora soy madre. Todo ha llegado a su debido tiempo. Desde un principio tenía claro que quería hacer un disco que rompiera con la imagen que la gente tiene de mis primeras composiciones”. Pudiendo aprovechar que los astros mediáticos estaban de su parte, ¿es consciente de que la repercusión del disco se ha visto resentida? “Por supuesto. Eso sí, aunque el largo hubiera aparecido antes el resultado sería el mismo. Por encima de todo tenía que encontrar mi lugar. De modo que únicamente puedo dar las gracias a todo el mundo por la paciencia que han tenido conmigo”.
Entre el plantel productivo de “Sex Dreams And Denim Jeans” encontramos los nombres de su escudero, Mr. Oizo, colegas de parranda como SebastiAn y, por encima de todos, la resurrección de Mirwais, uno de los mayores (injustamente) damnificados del universo pop desde que Madonna lo exprimiera a base de bien en “American Life”. “Cuando conocí a Mirwais una de las primeras cosas que me dijo fue que en algún momento teníamos que hacer algo juntos, y así ha sido. Curiosamente, con él grabé las últimas piezas del álbum, entre las que se encuentra una de mis favoritas, ‘Illusion Of Love’. Es un gran profesional y en ningún momento me dio la sensación de que ejerciera de jefe, por así decirlo, en el estudio. Trabajar junto a Mirwais ha sido un placer ya que no quiso imponer nunca sus ideas. Además de considerarle un gran amigo, actualmente es uno de mis mayores confidentes”. Las sorpresas no acaban aquí. El intocable Pharrell Williams deja su granito de arena en “ADD SUV”. “Coincidimos hace unos años en Japón en una fiesta y quería rapear como fuera en alguna de mis canciones. Por ello pensé que sería la persona perfecta para un tema como este”.
Un servidor, que machacó “Hot Chick” hasta la extenuación en su debido momento, se pregunta por qué ha prescindido para la ocasión de uno de sus mayores himnos. “La compuse en un momento totalmente diferente de mi vida. En aquel momento ‘Hot Chick” fue fruto de la pura diversión, y lo cierto es que con el álbum me he propuesto mostrar otras facetas de mi persona. Quiero que la gente me tome en serio, y quizás si la hubiese incluido en el tracklist no hubiera ocurrido”. Sorprende, de todos modos, que la única versión que la que nos encontramos sea su relectura del popular “Hong Kong Garden” de Siouxsie And The Banshees. ¿Por alguna razón en particular? “Es una de mis canciones favoritas y desde siempre tuve claro que en el caso de que hiciera una versión, sería la escogida. Además, durante cuatro años estuve viviendo en Hong Kong debido a las obligaciones laborales de mi padre y aún sigo guardando un gran recuerdo de la ciudad”. Por último, ¿cómo se presentan estos meses? “Actuar, actuar y actuar allá dónde pueda. En breve lanzaré, también, una línea de moda en la que he colaborado con Diesel. Pero lo que ahora mismo necesito es dormir”, me comenta seguido de una gran carcajada. Pues ya somos dos.