Un poco de todo
Entrevistas / Pony Bravo

Un poco de todo

Marc Luelmo — 10-10-2008
Fotógrafo — Archivo

Pony Bravo es una banda sevillana con una propuesta poco común en el panorama español. Sus canciones suenan a carretera, a desierto, y nos remiten tanto a el sur español como al oeste americano. Algo que se puede comprobar en “Si bajo de espalda no me da miedo” (Monterrey).

Su excelente álbum de debut se nutre de las más variadas influencias, pero a la vez tiene un sonido propio, personal. “Nos interesa la música etíope de los setenta, el blues americano de los años treinta o cuarenta, el reggae de los setenta, la copla y el flamenco, el kraut rock, la electrónica de los ochenta…”. Referencias que el grupo sintetiza en canciones que desprenden cierto toque cinematográfico, algo que también se aprecia en las letras. “Casi todas están cargadas de cierto misticismo romántico intentando crear un halo de misterio o ensoñación como lo hacían las películas que veíamos de pequeños, las del oeste, de gángsters, Tarzán, James Bond… y todo eso mezclado a veces con temáticas andaluzas hablando del campo o de la feria por ejemplo”. Y es que Pony Bravo se fijan en lo de fuera, pero tampoco se olvidan de dónde son. “Cada vez nos ha ido interesando más la cultura andaluza y obviamente nos sentimos identificados con una filosofía de vida y unas energías que nos pertenecen. Aun así el flamenco es una influencia más conceptual que puramente musical. Intentamos hacer un acercamiento al flamenco desde el rock, incluyendo en nuestra música ciertas rítmicas, ciertas energías o giros que pueden recordar al espíritu del flamenco, pero sin ser flamenco”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.