Optimismo renovado
Entrevistas / Biffy Clyro

Optimismo renovado

David Sabaté — hace 10 años

Tras el oscuro e introspectivo Puzzle, con el que dieron, contra todo pronóstico, su gran salto de popularidad, Only Revolutions nos muestra a unos Biffy Clyro más luminosos y optimistas. Esta semana se les podrá ver en Bilbao (11 de febrero), Madrid (12) y Barcelona (13)

Nos han visitado como teloneros de Bloc Party, de Queens Of The Stone Age y, el pasado mes de noviembre, también de Muse. Puede que incluso les vierais en directo en el Summercase, pero al fin hemos podido disfrutar de una gira protagonizada por una de las bandas de rock más personales surgidas de Escocia –y el Reino Unido- en los últimos años.

El motivo de su primera visita por todo lo alto se llama Only Revolutions, un trabajo con el que la banda afianza su marcada personalidad, dando, sin embargo, un claro giro tonal y de actitud hacia la luminosidad. “Este disco tiene un sentimiento general mucho más esperanzador”, responde vía telefónica Simon Neil, guitarrista y cantante. “Probablemente sea una reacción al disco anterior, que escribí en un momento muy duro de mi vida. Mi madre murió y creo que por eso fue un disco tan oscuro, triste y en cierto sentido deprimente. En los últimos años he recobrado la esperanza en mi vida y creo que eso se ha traducido de una forma clara en nuestra música”.

Ciertamente, sus nuevos temas poseen un carácter mucho más positivo y por momentos eufórico, sin abandonar por ello algunas de sus más claras señas de identidad, tan bien pulidas en el magnífico Puzzle; a saber: estructuras inusuales, silencios repentinos, originales líneas vocales y estallidos rock que conviven con arreglos de cuerda plenamente integrados, nada pomposos y siempre al servicio de las canciones. “Para mí, un disco es una forma de arte totalmente distinta a una actuación en directo. Cuando añades arreglos de cuerda y orquestaciones en un álbum es muy importante que no lo hagas para maquillar unas canciones que son una mierda. Al contrario, deben resaltar los puntos fuertes de un tema. Cuando escribimos canciones lo hacemos teniendo en cuenta ya esos elementos. No hay reglas que valgan, pero si los temas son suficientemente buenos, todo eso los ensalzará”.

El resultado no suena en absoluto sobreproducido, mérito, en parte, de Gggarth Richardson (Gallows, Melvins, The Jesus Lizard), y, a pesar de algunas pinceladas a lo Foo Fighters (“That Golden Rule”) y de puntuales juegos de voces a la Queen –“crecimos con sus canciones, como mucha gente de nuestra generación”, confiesa-, su música logra huir con inusual éxito de los lugares comunes. “Podemos componer melodías cercanas al pop, pero venimos del underground y aún consideramos importante probar cosas que no hayan hecho los demás. Por otra parte, cada vez resulta más difícil no repetirte y lograr distanciarte de tu propia obra, por eso una parte importante de nuestro trabajo es no repetir ideas. Para nosotros es fundamental y nos esforzamos mucho en conseguirlo”.

Puede que la transformación anímica que transpira el nuevo álbum se deba en parte, también, al cambio de escenario de su grabación, del gris Vancouver a la soleada Los Angeles. “Absolutamente. En Vancouver trabajamos cada día durante tres meses, sin ningún tipo de distracción, y el clima era horrible. Esta vez, el hecho de levantarse cada mañana y que el sol entrara por la ventana aumentó definitivamente nuestra motivación”. Mayor optimismo que no ha hecho abandonar los temas profundos –y en parte vivenciales- de sus letras. Simon no tiene reparos en volver a abrirnos su corazón. “Cuando pierdes a alguien cercano de tu familia, inevitablemente piensas en qué habrá después, en si existe un Dios”, explica acerca de “God And Satan”. Tampoco esconde que Only Revolutions trata, de forma transversal, acerca de la relación con su esposa. Aunque, por encima de todo, estamos ante el retrato de alguien que ha logrado protagonizar la mayor de las revoluciones: sobreponerse al dolor, reinventarse, renacer. “Tras un momento muy duro, mi vida experimentó un punto y aparte. Me volví a sentir seguro de mí mismo y con ganas de tomar de nuevo las riendas de mi vida”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.