“No Confidencial” con Pasajero
Entrevistas / Pasajero

“No Confidencial” con Pasajero

Redacción — hace 5 años
Fotógrafo — Raúl Murciego

Hace unos tres meses, Pasajero publicaron su nuevo trabajo, “Parque de atracciones” (Ernie, 15), un trabajo redondo que justifica sobradamente sus conciertos por todo el país y la obligación de contestar a nuestra entrevista más descerebrada.

El pasado pusimos que Pasajero estaban “en la onda de: The Right Ons, Dinero, Vetusta Morla”. ¿Qué os parecen estos tres nombres?
(Josechu) Nos parecen muy sexys. De hecho hay una anécdota muy graciosa con uno de ellos… Nosotros nos íbamos a llamar Vetusta Morla, pero nos dimos cuenta de que ya existían… entonces fue cuando decidimos copiarles por levantarnos el nombre.

¿Aceptaríais a un miembro de la banda que no llevase barba?
(Josechu) Dani y yo, muy al principio, hicimos un extenso casting y todos los que no llevaban barba no nos gustaban. Queríamos que además hubiese uno que se pareciese a Dani, por si él moría poder sustituirle sin que se notase y hacer playback en los conciertos.
Volviendo al interesante tema de las barbas, Edu R. Paynter se la ha quitado y estamos pensando seriamente en echarle a tomar por culo. (Te acabas de enterar por aquí, lo sentimos).

¿Qué palabra crees que sería la más útil para definir vuestra música? Y no sirve “rock”.
(Josechu) Sin duda alguna Indie. Black Indie, diría yo.
(Dani) yo añadiría post-hardcore indie-ana Jones

¿Se gana dinero llenando una Joy Eslava?

(Josechu) Muchísimo. Ahora seguimos currando porque realmente nos apasiona lo que hacemos.

¿Cuál es la pregunta más absurda que os ha hecho un periodista?
(Josechu) Esta misma.

Como grupo ¿os lo pasabais mejor hace diez años?
(Josechu) Hace diez años llevábamos una espiral de drogas y sexo en grupo que no nos dejaba ver la realidad. No éramos conscientes de que teníamos que seguir adelante y disfrutar del momento que estábamos viviendo. Ahora somos mucho más maduros y todo aquello pasó. Ya solamente tenemos sexo con nuestras novias, solo nos drogamos si nos invitan y por lo general solo vemos el amanecer si estamos realmente interesados en subir la foto a Instagram. Hoteles nunca hemos destrozado porque siempre vamos a hostales o a la casa del promotor.

¿Existe algún grupo bueno que vosotros conozcáis y nosotros no?
(Josechu) Me leí el MondoSonoro del mes pasado y realmente se me ocurren entre 1.500 y 2.000 referencias. Esto para otra ocasión y cobrando.



¿Es cierto que vuestro manager vive mejor que todos los miembros de la banda?
(Josechu) Sí. Además le queremos tanto que nos gusta verle feliz y disfrutando de los beneficios. Ha trabajado mucho para ponernos donde estamos ahora mismo y que podamos presumir de estar a la altura de la primera división. De hecho no vamos a los festivales grandes porque queremos dar otra imagen. El Indie Radical. Esto es estrategia suya. (Josiño, no cambies nunca).

¿Hasta cuándo se va a seguir diciendo que sois una especie de supergrupo?
(Josechu) Hasta que salgamos en la portada de MondoSonoro. Entonces seremos un supermegagrupo.

¿Cuál diríais que es la banda que más ha influido en vuestra historia?
(Josechu) Existen varias, pero creemos que Vetusta Morla, Love Of Lesbian, Lory Meyers…

¿De cuántos festivales os han echado por asaltar la barra?

(Josechu) De uno en concreto hace dos años aprox. (esto es así), pero que por respetar a las familias no vamos a decir el nombre.

¿Qué es lo peor que puede hacer un cantante de rock sobre el escenario?
(Dani) Subirse al escenario, o peor aún… afinar… ¡horrible!

Si ahora mismo tuvieses que quedarte con una única canción de todas las que has escrito a lo largo de tu vida, ¿con cuál te quedarías?
(Dani) “Te estoy amando locamente”

¿Qué aprendísteis de 995 o de Zoo? En lo bueno, y en lo malo.
(Dani) Aprendimos a hacer canciones cuando no teníamos ni puta idea, a invertir todo el tiempo y el dinero que teníamos, a perder trabajos, novias y amigos, a arruinarnos. Aprendimos a dedicarle el máximo esfuerzo a lo que más nos gustaba, a intentar hacerlo cada día mejor, al margen de lo que hicieran o dijeran los demás. Aprendimos a hacer lo que nos salía de la polla, a probar cosas nuevas, a arriesgarnos, a perder y a veces a ganar. Aprendimos a poner el ampli al once como Spinal Tap, a dormir en colchonetas de gimnasio y en la furgoneta cuando estábamos de gira, a pagar por tocar y tocar sin cobrar. Aprendimos a valorar a las personas que nos apoyaron y a reirnos de todo el postureo que nos rodea. Vamos, igual que ahora… Solo que ahora dormimos en camas, somos unos vendidos.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.