“Vivir de la música es imposible”
Entrevistas / Mourn

“Vivir de la música es imposible”

Luis Benavides — 20-11-2020
Fotógrafo — Archivo

Mourn dicen de “Self Worth” (Captured Tracks/ Subterfuge, 20) que es el disco que siempre habían querido hacer, un largo que rezuma liberación. Han tomado las riendas de su carrera con ilusiones renovadas y sin presiones de ningún tipo después de superar algunos obstáculos –legales, la marcha de algún componente– que habrían hecho tirar la toalla al más pintado. Hablamos con la banda con base en Cabrils (Barcelona) con motivo de este estupendo cuarto trabajo.

El título podría sugerir que alguna vez habéis dudado de vosotras mismas y este nuevo disco es un golpe en la mesa.
No creo que sea tanto como dudar de nosotras mismas. “Self Worth” celebra el escuchar lo que necesitas y actuar en consecuencia. Que decir “no” a situaciones y personas tóxicas y seguir adelante es válido. Va dirigido a todas las personas que nos escuchan.

Habéis superado un montón de obstáculos hasta llegar aquí, de los que podemos hablar más adelante si queréis, pero ¿en algún momento se os pasó por la cabeza dejar el grupo por los quebraderos de cabeza que os estaban suponiendo? Se supone que montas un grupo para pasarlo bien.
Es muy frustrante ver cómo algo tan bonito y a lo que le ponemos todo nuestro tiempo y amor ha sido pisoteado en distintas ocasiones. Nunca hemos pensado en dejar el grupo, siempre que ha surgido un problema o algo no nos dejaba seguir como queríamos hemos hecho un cambio para seguir adelante.

Aunque hay detalles que seguramente cambiarán en directo, me parece un disco muy honesto. Suena muy natural. ¿Alguna novedad destacada respecto a otras grabaciones?
En esta grabación hemos partido de unas demos mucho más trabajadas que antes. Jazz y Carla se fueron a Lalane (Francia) para empezar allí las primeras canciones y durante el verano de 2019 nos encerramos en el local de ensayo a sudar y a componer. Grabamos el disco con Santi Garcia y Borja Pérez en Cal Pau y Ultramarinos Costa Brava. Grabamos todo en dos semanas muy intensas e increíbles.

Me han llamado la atención piezas oscuritas, deudoras del hardcore ochentas como “Apathy” y “Stay There” y sobre todo la loca “I’m In Trouble”, con ecos a Minutemen y Pixies.
La intención desde un principio es hacer lo que nos salga de dentro, sin pensar en lo que gusta o no. En este disco, siempre decimos que las canciones hardcoretas son mucho más bestias que antes y las más poperas son más “catchy” que antes. Nos hemos dejado llevar por lo que cada canción pedía y nos lo hemos pasado muy bien componiendo.

“En esta grabación hemos partido de unas demos mucho más trabajadas que antes”.

Aunque no le vemos en las fotos de promoción, Víctor (Tano!) ya es el batería oficial de la banda.
Sí, Victor es el batería oficial de Mourn. Hemos tocado también con Jaume de Anchord y con Uri de Los Valientes en dos o tres ocasiones distintas. Victor ya formaba parte de la familia antes de que tocase con nosotras, es más, para ‘Sorpresa Familia’ nos ayudó en un par de ensayos, así que ya habíamos tocado. Tocar con él es energía pura, respeto y buen rollo siempre. Es la hostia.

Pensaba que la marcha de Antonio, vuestro anterior batería, había sido por un tema de agendas, porque debe ser muy complicado estar en dos bandas como Gyoza y Mourn. En la nota de prensa explicáis que había ya una tensión desde hacía tiempo y he podido apreciar cierto dolor en algunas palabras.
Simplemente no funcionábamos en cuestión de personalidades. Íbamos casi siempre en direcciones distintas y al final la tensión se notaba en la convivencia y en la música, los directos, etcétera.

En los dos años que separan este nuevo disco de “Sorpresa Familia”, las cosas han cambiado mucho. No solo en la banda, me refiero al contexto, a nivel global. Ahora, con la imposibilidad de hacer giras como antes por el Covid, vivir de la música se hace más complicado si cabe.
Vivir de la música es imposible. Ya era precario y difícil antes, ahora es aun más complejo. Lo que sustenta la parte económica de las bandas son los directos, tristemente las escuchas de Spotify no te darán de comer.

¿Esta situación os obliga quizá a buscar curros que se puedan combinar con la banda?
Estamos actualmente intentando buscar curros temporales hasta que la situación mejore para la cultura.

Por edad, supongo que estáis en la típica encrucijada aquella de “qué hago con mi vida”, escoger entre la música como modo de vida o hacer otras cosas que permitan seguir tocando. Vosotras lleváis tiempo luchando para que la música sea vuestro curro, vuestra primera opción. ¿Lo sigue siendo, cierto?
La vida da muchísimas vueltas, pero sí. Ojalá podamos tocar hasta los sesenta y nueve años y no necesitar un plan B. Aunque somos personas que nos encanta hacer mil cosas más como actuar, dibujar, grabar, hacer fotos…

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.