Mis 10 discos…
Entrevistas / Dani Llamas

Mis 10 discos…

Redacción — 17-09-2010
Fotógrafo — Archivo

No contento con su carrera al frente de G.A.S. Drummers, el andaluz Dani Llamas acaba de lanzar un primer disco en solitario, “Speaking Thru The Others” (Red Vanette Music, 10), influido por sus grandes ídolos. En todo caso, con esta selección podremos tener más claro de quienes se trata.

Hüsker Dü “New Day Rising” (1985)

Cuando escuché por primera vez “New Day Rising” en la otra cara de una cinta de Pixies me estremecí. La producción echa para atrás, pero cuando empecé a desempolvar las canciones una a una me di cuenta de que estaba conociendo a mi grupo preferido. Todavía lo son.

Wilco “Yankee Hotel Foxtrot” (2002)

En el momento en que salió, “Yankee Hotel Foxtrot” me ayudó a comprender que debajo de los estilos y de los géneros existían las canciones, pero de esas con mayúsculas. Yo era un tipo de oídos duros, muy encorsetado, y ahora no me tiembla el pulso si tuviera que elegir el mejor disco de esta década que dejamos.

Nirvana “Nevermind” (1991)

Yo nací en 1980, y por una cuestión contemporánea este es el disco de toda mi generación. A mí personalmente creo que me gusta más “In Utero”, pero este fue la llave. Cambió mi vida. Sin él seguramente hubiera sido rapero.


The Clash “Give ’Em Enough Rope” (1978)


Ya sé que “London Calling” es una obra maestra, pero los auténticos The Clash están aquí. Además de un gran Strummer, nunca pierdan de vista lo grande que era Mick Jones. Escuchen “Stay Free” y acuérdense de lo que les digo.

The Beatles “Revolver” (1966)

Cuando era más jovenzuelo, The Beatles estaban prohibidos. Era de “pureta rock”. Luego te das cuenta de que hay que rendirse ante ellos, claudicar. “Revolver” fue el primero de sus discos que comprendí en toda su esencia.

Bad Religion “No Control” (1989)

Mi vida desde el bordillo, con un monopatín y un walkman, con quince años. Cuando sonaban los tres golpes de bombo y la caja al abrir “Change Of Ideas” creía que nada me podía detener. Este disco es inseparable de muy buenos momentos de mi adolescencia.


Neil Young “Harvest” (1972)

Quizás uno de los mejores discos que jamás haya podido escuchar, a pesar de los dos momentos “Broadway” que tiene. Sólo tengo que decir “Old Man”, “Heart Of Gold” o “The Needle And The Damage Done”.

Superchunk “On The Mouth” (1993)

Había una tercera vía para los que nos gustaba el punk rock y el indie americano. Recuerdo que versionábamos “Precision Auto” con el primer grupo que tenía. Discazo.


Propagandhi “Less Talk, More Rock” (1996
)

Aún sería capaz de recitar las letras de este disco de carrerilla desde el principio hasta el final. De lo más salvable del punk rock norteamericano de los noventa, con unas letras impresionantes y un duelo entre las guitarras thrash metal de Chris Hannah y las melodías pop de John K. Samson.

The Constantines “Tournament Of Hearts” (2005)

No todo iba a ser nostalgia y aquello de “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Hay un grupo que he descubierto en los últimos años, The Constantines, de Toronto. “Tournament Of Hearts” lo editó Sub Pop hace unos años, y créanme que merece estar en esta lista. Escuchen “Lizabeta”, “Soon Enough”, “Draw Us Lines” o “Working Full Time”. Fugazi meets The Clash. Para mí, uno de los mejores grupos de rock de ahora mismo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.