Segundo intento
Entrevistas / Migala

Segundo intento

Redacción — 07-06-2004
Fotógrafo — Archivo

Hace unos meses nos comentaban que Migala habían decidido separarse, con conciertos de despedida incluidos. Las especulaciones más optimistas sobre su futuro no contaban con un regreso por todo lo alto. Entendamos ahora que Migala regresan con “La increíble aventura” (Acuarela, 04), su trabajo más ambicioso, más creativo y diferente en muchas cosas.

A nuestro interlocutor, Coque Yturriaga, se le nota en cierto modo liberado, tal y como le pasa al nuevo trabajo de un grupo al que ya pertenecen por derecho Nacho Vegas, Kieran Stephen (teclista de Los Planetas), Nacho R. Piedra (responsable de la parte visual del disco y de los directos) y los habituales componentes del grupo que firman un tratado de colores, de brillos y mates, de ruptura y de impacto. Como apunta Kieran, incorporándose a la entrevista, puro “impacto emocional”. Haciéndolo además por un camino escasamente transitado, la fusión de música e imagen como trabajo en sí y no como virtual elemento comercial y multidifusión, aquí cada canción es una película (todo eso que podíamos haber esperado siempre de cualquier canción de Migala), cada imagen tiene sonido, todo es todo y todo es un CD/DVD que visto y oído de un tirón te deja flotando. Sí señores, aquí pasa algo. Como era de esperar, todo tiene su principio y su razón. “Este disco surge porque se acababa algo. Después de casi año y medio de gira por España y Europa con ´Arde´, pero sobre todo durante la gira por Estados Unidos, llegó un momento en el que estábamos cansados de la música que estábamos haciendo, llevábamos más de dos años sin componer una canción, con lo que nos parecía que estábamos viviendo del cuento, nos sentíamos muy a disgusto con Migala, al acabar ´Restos de un Incendio´ decidimos parar sin saber exactamente lo que íbamos a hacer”. A los pocos meses lo vieron mucho más claro. “Decidimos empezar como si no hubiese existido un grupo antes, hubo gente que cambió de instrumentos, eso cambió mucho las cosas. Abel incluso llegó a no necesitar cantar, por eso sólo hay dos canciones cantadas en el disco, además de tener el empuje de las imágenes de Nacho Piedra, su aportación para lo que se fue gestando como los nuevos Migala fue muy importante. Este disco ha surgido por una necesidad, en general pienso que es un disco muy directo y rock, creo que Migala ahora es un grupo rock”.

"No somos un grupo que nos ves en la furgoneta y todos vamos leyendo libros importantísimos que nadie conoce "

Rock paisajista con poso post, tan pop como “Diciembre 3 A.M” y tan sugerente como “Así Duele Un Verano”, pero con más experiencia y experiencias, con pulmones despejados y mucho menos atenazados que en “Arde”, un disco ahogado que pedía aire a gritos. Aquí lo hay gracias a particulares estructuras rítmicas “El tigre que hay en ti” es casi punk (encuentro una conexión aquí con Colder, además de ese paralelismo con los videos que acompañaban el último disco, aunque Coque no haya oído ese disco) o la explosión de “El Imperio del Mal” o “Sonnenwende”, compartiendo un espectro oscuro que envuelve tenuemente todo el disco. “Respecto a las canciones, las dos cantadas son las más íntimas, no quiero decir lo más cercano al anterior Migala, sino que no son tan directas, dan paso a ´Sonnenwende´, que para mí es una de las canciones que más reflejan el cambio de Migala y una de las primeras que surgen. En esa canción todos hacemos algo realmente distinto de lo que hacíamos antes, tiene muchos cambios de ritmo, estructuralmente es muy pop, estribillo- estrofa-estribillo... Sí, es cierto que es un disco oscuro desde ´El Imperio del Mal´ o ´Dear Fear:´, pero realmente no esperaba que fuera a resultar tan oscuro”. Tampoco saben ni les preocupa cómo aceptará su público un trabajo tan personal; al menos lo que si quieren es descubrir el enigma oculto que muchos situaban detrás de Migala. Hacer de Migala algo real, algo cercano, con sus verdades, sus sueños, su rabia y sus reflexiones. “Un síntoma claro de la nueva etapa de Migala es que en el último video del disco salen todos los miembros de Migala sonriendo, es ese en el estado en el que nos encontramos, ahora nos sentimos muy a gusto. Está claro que en muchas canciones hay mucha rabia, es como decir aquí estamos y estos somos nosotros, te guste o no te guste el cambio. Que quede claro también que no estamos enfadados con nadie, no es ninguna protesta ni ninguna intención política, como ya nos han llegado a preguntar. Hay mucha naturalidad en las imágenes, hay una clara intención de enseñar a la gente lo que es Migala, en todo tipo de situaciones; estúpidas, serias, de ensayos. Hay una opinión alrededor de Migala muy absurda de gente que no nos ha visto salir por la noche, Migala es un grupo muy serio en muchos aspectos que trabaja mucho a la hora de concretar ideas para hacer canciones, casi nada se deja al azar, pero que juega mucho con el humor, cosa que poca gente sabe. Se ha dicho que si somos arties y demás, sólo adaptamos lo que nos ofrecen todos los campos del arte, pero no somos un grupo que nos ves en la furgoneta y todos vamos leyendo libros importantísimos que nadie conoce”. Así, sin prejuicios, la entrega a esta nueva experiencia tiene todas las garantías de hacer nuestra su increíble aventura.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.