A la tercera va la vencida. Sobre todo si en el intento te apoya una multinacional que no mete las narices en tus canciones y si te pasas por Barcelona para dejar a la gente con cara de botarate. Pues eso. Los chicos de …AND YOU WILL KNOW US BY THE TRAIL OF DEAD la han clavado con “Source Tags & Codes” (Interscope/Universal, 02), su disco más maduro y trabajado.

Frente a las virtudes de estos estadounidenses existe un antes y un después a presenciar uno de sus directos. Antes de verles sobre un escenario uno piensa más o menos lo que escribí el pasado mes a propósito de su nuevo disco, “Source Tags & Codes”. Que “Madonna”, su segundo largo, era bueno, pero no la puta bomba y que, con su nuevo disco, han optado por darle algo más a la cabeza y soltar los esputos noise de su predecesor con algo más de contención. Ahora bien, tras verles desplegando su potencial sobre un escenario, enriqueciendo sus composiciones de forma más visceral que cerebral, destrozando todo su material (bajo, batería y ambas guitarras, porque –puedo suponer- los micros pertenecerían a la sala), la cosa cambia. No es que sus discos molen más, pero sí mola más el concepto del grupo. Más que nada porque me los creo y eso, a mí por lo menos, me basta. Que ya he visto mucho tostón con coartada.

“Espero tener éxito en todos los países de Europa, porque ahí sois mucho más abiertos que en América”

Si encima los discos convencen sobradamente, queda todo dicho. Sólo que esta entrevista se llevó antes a cabo, cuando me había quedado en el primer punto. Tampoco hubiese cambiado demasiado la conversación, pero más que nada se lo comento por necesidad propia. La entrevista debería haberse llevado a cabo con Jason Reece (guitarra, cantante y batería), por lo menos hasta que le metieron de hostias en un bar y tuvieron que ingresarle de urgencias, con lo que me pasan a Kevin Allen (segundo guitarrista). Primera hablamos de sellos discográficos, de cómo pasaron de Trance Syndicate a Merge y de éste a Interscope sin perder la dignidad por el camino. “Ahora tenemos más dinero y no se meten en dónde no les llaman, así que todo funciona a la perfección”, con esa frase se resume el tema. Ahora vamos a lo que les contaba antes de disco más cerebral y todo eso. Que sea él quien corrobore mis palabras. “Éste va a ser el disco de nuestra consolidación. Nos sentimos muy cómodos con él porque refleja lo que somos aquí y ahora. Te diría que incluso queríamos que nuestros dos primeros discos sonasen más como éste, pero no teníamos los recursos que hemos tenido en esta ocasión”. Eso puede significar que, por vez primera han conseguido sus objetivos o que esos objetivos han ido puliéndose con el tiempo. “Bueno, los dos primeros discos eran más directos y más salvajes, mientras que éste suena más introspectivo. Tampoco es que buscásemos sonar más pulidos, sino que hemos girado mucho y lijado algunas cosas que no nos convencían al cien por cien. Te diría que lo principal es que hemos podido experimentar con muchas cosas nuevas y que, a base de experimentación, nuestras ideas iniciales han tomado una forma distinta en el estudio. Cada uno de nosotros aportaba detalles o ideas que, por primera vez, podíamos grabar con más tiempo y medios, con lo que hemos llegado a un lugar distinto del que imaginábamos al poner todo esto en marcha”.

En ese resultado, uno puede ver –ahora más que nunca- una personalidad cada vez más evidente por mucho que algunos referentes sigan siendo válidos. “Eso es lo que esperamos. Suena más personal porque siempre hemos buscado contar con un sonido único a partir de la combinación de todas nuestras influencias. Creo que puedes buscar tu propio camino, pero es inevitable, de alguna forma, huir de la música con la que has crecido durante años”. Vamos ahora con la puya. ¿Más personales y maduros debe significar ´mejores´? “Por supuesto que somos mejores que antes, también más sólidos y con las ideas más claras. Sigo pensando que, además, somos un grupo difícil de etiquetar. En Estados Unidos muchas publicaciones nos relacionan con el movimiento emo, pero creo que la única relación es que tocamos muchas veces con grupos que están metidos en ese rollo. Nosotros intentamos ir a por lo nuestro y, de momento, creo que vamos por buen camino”. Como por aquellos días poco sabía de sus conciertos, pues pregunto. Será cierto que son tan buenos sobre un escenario como se ha leído por ahí (y con ´por ahí´ me refiero a revistas extranjeras). “Nuestros conciertos son excitantes porque intentamos que la gente se divierta de verdad. Nosotros disfrutamos y eso podemos transmitirlo. Podemos estar excitados y reírnos, pero también perder la cabeza en el escenario, aunque también hay momentos calmados en los que recobramos la paz para volver a construir las canciones de nuevo”. Aunque ahora ya conozco la respuesta, le pregunto sí tras verles por aquí conseguirán tener algo más de éxito. “Espero tener éxito en todos los países de Europa, porque ahí sois mucho más abiertos que en América. De momento somos bastante populares en Inglaterra, pero, hasta ahora, no habíamos tocado en países como el tuyo”.