Anteriormente miembro de Le Hammond Inferno, Marcus Liesenfeld gira ahora por todo el mundo bajo el nombre de Dj Supermarkt, recuperando el espíritu de sus compilaciones “Too Slow To Disco”. Este fin de semana se le verá en Madrid (5 febrero, Siroco) y Donostia (6 febrero, Le Bukowski).

¿Por qué motivos empezaste a pinchar? ¿Para ligar, para ser una estrella?
¡Siempre había querido tirarle pasteles a la gente! No… todo tenía que ver con la música cuando estaba empezando en la escuela y, por alguna extraña razón, ese continúa siendo el motivo. Sencillamente amo el momento en el que pinchas tu canción favorita y la gente también lo hace desde la pista. Es un momento irrepetible.

¿Qué recuerdos tienes de la primera sesión?
La primera sesión anunciada como tal fue en 1992 y fue una especie de ‘jódete’ como reacción a la escena techno/house de los aburridos clubes de Berlín en los que solamente pinchan un único estilo durante toda la noche para no despertar a la gente que ha tomado drogas duras. Con mi socio, Holger, formamos Le Hammond Inferno (y luego el sello discográfico Bungalow), cortamos una pieza de madera, colocamos encima dos tocadiscos naranjas de los setenta y una mezcladora y fuimos a los bares con un cable colgando y preguntando si podíamos enchufarlo a su sistema de sonido. La idea original era pinchar discos raros, oscuros (en ocasiones spoken word) en los bares sin que la gente estuviera bailando. No funcionó, acabamos en una especie de rave con la gente bailando sobre las mesas canciones de Brigitte Bardot. Descubrimos que fue un respiro para mucha gente que estaba aburrida de la escena de clubes.

¿Qué disco de “Too Slow To Disco” nunca falla en una sesión tuya?
“Get It Up For Love” de Ned Doheny, que puede abrir o cerrar mis sets. Para mí es una de esas canciones perfectas de pop delicado con un groove calmado increíble. ¡Una de las mejores canciones de la historia!

Por contra, ¿cuál de tus discos favoritos nunca ha sonado en una sesión tuya? ¿Por qué?
¡Todos los discos de Ennio Morricone! Soy un gran fan de su trabajo, pero creo que es para disfrutarlo en casa… imagino.

¿Qué es lo peor que puede hacer un Dj durante una sesión?
Revisar sus emails… ¡es algo tan moderno!

¿Qué es lo que más te gusta y lo que más odias de otros Dj’s?
No odio a ningún otro Dj, sobre todo porque cada uno puede hacer lo que quiera. Para mí lo importante es que un Dj cree algo único y original en sus sets y que pueda sorprender a la gente. Desgraciadamente veo a más Dj’s haciendo lo que hacen otros que Dj’s que me sorprendan. Pero, obviamente, existen, pero no les conozco a todos. Steve Aoki fue el primero que tiró pasteles a la audiencia, con lo que me gusta como innovador, porque fue el primero en hacerlo y sorprendió realmente a la gente, especialmente a la chica que fue al hospital porque acabó golpeada por un pastel…

¿Hasta qué punto es importante que la gente baile más o menos para cambiar la línea de tu sesión?
Esencial. Pincho un montón de estilos musicales distintos desde yacht-disco hasta edits de uptempo disco y pop electrónico moderno orientado a club. Si no te fijas en la gente y no sientes la atmósfera, nunca serás capaz de crear un ambiente especial. Mi reto es conseguir que la gente sonría y ría durante mi sesión. Es algo bonito de ver…

¿Cuál es el sitio más asqueroso en el que has llegado a pinchar?
Soy de Berlín… hay una larga tradición de “Toilet Dj’s” en Berlín, algo que siempre me ha gustado. Los clubes tienen (o tenían, no estoy seguro de si continúa siendo así) Dj’s pinchando canciones dentro del lavabo o en la puerta. Es un poco sucio, pero divertido. Para mí el mejor siempre ha sido el lavabo del Cookies de Berlín.

“Posiblemente el mejor momento que recuerdo fue acabar en el escenario principal de Benicàssim en 2008 frente a 35.000 fans de Morrissey y conseguir que bailasen música electrónica”

¿Recuerdas alguna anécdota especial a lo largo de tu carrera como Dj?
¡Muchas! Posiblemente el mejor momento que recuerdo fue acabar en el escenario principal de Benicàssim en 2008 frente a 35.000 fans de Morrissey y conseguir que bailasen música electrónica.

¿AOR, disco, acid house or pop?
Bueno, eso sería como elegir entre pasta, pizza, hamburguesa, tapas y comida tailandesa. Me gustan todos y lo realmente bueno es poder ir cambiando. Nunca me verás o escucharás metido solamente en uno de esos estilos.

¿Vinilo, CD o mp3?
Lo siento, pero estoy un poco cansado de este tópico. Se habla demasiado sobre cuestiones técnicas en lugar de centrarse en los horizontes musicales de los Dj’s. Y eso destruye el amor por la música. He visto a grandes Dj’s en mp3 y a horribles que pinchaban en vinilo. Si haces algo bien, no importa el medio que uses, sobre todo porque al público eso le va a interesar una mierda. Son cosas que solamente le interesan a los otros Dj’s.

¿Consideras un problema mezclar guitarras y electrónica en la misma sesión?
Para mí es esencial combinar ambas cosas, pero mejor si puede ser en la misma canción. Me gusta pinchar música actual influida por música antigua o que usa sampleados. Siempre sonará mejor y aportará un punto de vista interesante, por lo menos para mí.

¿No estás harto de trabajar siempre de noche?
Soy totalmente incapaz de hacer otra cosa, así que no hay elección posible.

¿Qué opinión tienes de la relevancia que se da en la actualidad a los Dj’s?
No me puede preocuparme menos. Esos grandes Dj’s superestrellas no lo son tanto en Alemania o en algunas partes de Europa, así que es algo más de América. Creo que es algo obsceno que los Dj’s de EDM cobren como si estuviéramos en Las Vegas. Pero también me parece obsceno que Taylor Swift o Nickelback lo hagan. Es muy sencillo: la audiencia decide y alguna gente quiere mierda.

¿Cuáles son tus Dj’s actuales favoritos?
2 Many Dj’s, Erol Alkan, Todd Terje, DJ Koze…

¿Cuál ha sido la mejor sesión que has protagonizado hasta la fecha? ¿Por qué?
Muchas, pero la del año pasado en el Melt Festival fue increíble y se me aparece en sueños. Hubo algo “cósmico” en aquello. Fue en un pequeño escenario lateral y la mayor parte de la gente no sabía exactamente que estaba pasando ahí, pero el caso es que se sobresaturó de gente cuando salía el sol. Era el último escenario activo del festival y tuve a setecientas personas bailando calmadamente y cantando todos la canción (que es bastante popular en Berlín) de Ned Doheny “Get It Up For Love”. ¡Fue fantástico!

¿Y la peor?
También han sido muchas. Pinché hace unos años en un festival de Benidorm, en un campo de fútbol local con un montón de estúpidos turistas británicos como público. The Cult eran cabezas de cartel y estaban, entre otros, James Murphy de LCD Soundsystem y los 2Many Dj’s. Me programaron en un escenario del que nadie sabía nada, no había luz en el escenario, estaba mojado y resbalé mientras pinchaba y perdí mis auriculares (jamás los recuperé). Tuve que pinchar dos horas sin auriculares, lo cual no ayudó demasiado, aunque tampoco lo hizo que absolutamente nadie de la organización se preocupase por mí. Por suerte solamente tenía a diez personas de público, con lo que todo fue un secreto… hasta ahora.

¿Bebes o haces cosas malas mientras estás pinchando?
Sé que resulta difícil de creer, pero nunca he tomado drogas químicas en toda mi vida, además me duermo al minuto si fumo un porro, así que nada. Ahora bien, bebo mientras pincho. Me gusta y –hasta un cierto nivel- me ayuda a estar al mismo nivel que la gente (muchos están colocados a esa hora) y te impide estar allí solamente “para hacer tu trabajo”.

¿Cuántos discos sueles comprar en un mes?
Llevo toda la vida gastando todo mi dinero en música. Desgraciadamente eso no ayuda mucho a la forma en que luce mi apartamento y además aterra a la familia que vive bajo mi apartamento. Lo que ahora he hecho es empezar a vender en Discogs discos de los que no tengo un recuerdo o un apego personal, lo cual es bastante divertido. Me he creado una regla propia: vende dos, compra uno nuevo. Por supuesto no funciona, pero… escucha, es divertido.