LEE RANALDO. DE BURROUGHS A MARRUECOS
Entrevistas / Sonic Youth

LEE RANALDO. DE BURROUGHS A MARRUECOS

Redacción — 26-02-1999
Fotógrafo — A.F. Cortes

Podemos hablar de cine con Sonic Youth? Quedaría bien, es posible. Han hecho tantas cosas a lo largo de su carrera, que abrir esta nueva sección hablando de cine con Lee Ranaldo, es una de las opciones más cool de la galaxia.

Sin embargo, buscando información adicional a las evidencias de «Made in USA» (1985), «Suburbia» (1997) y las apariciones de la música de Sonic Youth en las películas de Hal Hartley, o la participación de algunos de sus miembros en la grabación de algún desafortunado biopic de éxito; uno puede encontrarse con toneladas de referencias a Lee Ranaldo, como uno de los poetas más señalados de nuestro tiempo en Nueva York, para hablar sobre el dolor, el amor, y otras hierbas que manan por las venas del fondo de la espesa y oscura ciudad americana. ¿Hablamos de cine entonces? Tal vez no.

Basta acercarse al proyecto poético, «Verses That Hurt», para darse cuenta de que la relación de Ranaldo con el cine es anecdótica, al lado de su implicación en el pulso literario americano. Es cierto que «Road Movies» o «Bookstore» no se han publicado en castellano, y que nos hemos perdido las crónicas sobre la vida íntima de los ochenta que son «JRNLS’80», o los «Tour Diaries», dejándonos ver los rincones donde no se asoma nadie en una gira de Sonic Youth.

Pero esta es una ocasión magnifica para asomarnos casi en directo al parto de «Moroccan Diary», un libro sobre Marruecos que están confeccionando a medias entre Ranaldo (texto) y Leah Singer (fotografía). (Lee Ranaldo) «Habla sobre el viaje a Joujouka que hemos hecho. Actualmente estamos trabajando sobre una versión más larga, un libro entero sobre Marruecos, que aún no se ha publicado».

Joujouka (o Jajouka), y sus músicos, han sido durante décadas un punto de atracción magnético para buscadores de trance musical en estado puro, lejos de la multiplicación de estrellas ocasionales (más bien en su ocaso) por centímetro cuadrado en la quimérica India. «Esa fue una de las principales razones para ir, los músicos de Joujouka. Aunque hay muchas razones interesantes para ir allí. Hay mucha inspiración, como los libros de Paul Bowles o William Borroughs. A nivel musical, realmente me provoca el disco de Brian Jones, y especialmente «Dancing In Your Head» de Ornette Coleman, que es uno de mis preferidos».

Inevitablemente, la conversación se desvía hacia el sabor del kif de Joujouka, y de otra sustancia, aplau-dida por medio mundo, y temida por el otro medio, y uno termina imagi-nando a Ranaldo rememorando «El Cielo Protector» entre paredes encala-das y pasteles de pistacho. «Desde luego, los occidenta-les buscamos esas cosas. Pero hace ya tanto tiempo de esas imágenes, que es un poco difícil encontrarlas, aunque aún hay pedazos esparcidos por allí. Lo que no puedo evitar, es que el recuerdo de Marruecos esté unido al de España, porque siempre hemos pasado por Andalucía antes de bajar a Marruecos. De hecho, después de que pasemos con Sonic Youth por Granada, vamos a volver a bajar a Marruecos, porque es un lugar legendario y psicodélico. Y se respira una libertad que no hay en ningún sitio». «Tan cerca y tan lejos de la civilización…».

Vuelvo a la disección sedienta de su diario, donde cuenta que cenando una noche con los Maestros, alguien puso de fondo «East Jesus», una colección de trabajos en solitario de Ranaldo, y éste les rogó que lo quitasen. «Estaba allí sentado con un grupo de músicos muy mayores de Joujouka, de unos setenta u ochenta años. Y estaban poniendo esa música mía tan increíble, tan diferente, tan extraña y loca comparado con lo que ellos estaban haciendo. Y al mismo tiempo era tan bonito…».

¿Perdona, sentiste vergüenza delante de ellos? L: Sí, eso fue. En este intercambio sincero, Ranaldo, ha escrito páginas deliciosas para el viajante de sonidos y de letras.

Pero también, se ha llevado a Sonic Youth un planteamiento nuevo de la música que no va a hacer otra cosa que transformar la misma raíz sonora de Sonic Youth. Aparte de que van a terminar dando un concierto juntos (SY & Jajouka) en nuestro país y que, con un poco de suerte, lo podremos oír también en lata (o Cd).

Sin embargo, no es éste el único proyecto en el que trabaja Ranaldo ahora mismo, ya que le está dando los últimos toques a «Jack Kerouac. Read On The Road» y «Dirty Windows». «El disco de Jack Kerouac se publicará dentro de poco. Son grabaciones que hizo Kerouac sobre «On The Road», y cuatro canciones que hemos encontrado, en las que Kerouac cantaba con una banda de jazz, además de alguna colaboración de Tom Waits. Por otro lado, he estado trabajando en la publicación de una especie de conciertos hablados multimedia que voy a hacer, para los que me ayuda Leah Singer con sus imágenes, «Dirty Windows» es su nombre».

Una chillona voz femenina me despierta de la conversación. «Last Questiooon!» ¿Estás trabajando en alguna banda sonora, o en alguna película? «Nos han planteado un par de cosas, pero no están desarrollándose aún, así que no hay nada que hablar respecto a eso…».

Lo dicho. ¿Hay algo más cool que hablar con Lee Ranaldo sobre cine? Sí, punto.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.