En los últimos tres años, los navarros La Niña Hilo han asentado la cabeza, han formalizado relaciones y han tenido descendencia. Y fruto de este proceso presentan ahora “Family”, su trabajo de estudio más maduro, producido por la propia banda. El tercer disco del sexteto es también el más luminoso de su trayectoria y pone de manifiesto una correspondencia entre reposo estilístico y personal. Menos experimental, más reposado y melódico que “Prólogo” (2012), y “A la espera” (2014), en “Family” las voces “toman más protagonismo en las mezclas y el resultado suena todo más bonito y limpio”.

¿Por qué el titulo del nuevo disco?
“Family” es ahora una imagen de como son nuestras vidas; ambos tenemos hijos pequeños y todos los integrantes de la banda también los tienen y a todos nos ha cambiado la forma de vivir, de pensar y nos ha marcado a la hora de componer tanto la música como las letras y de ahí el nombre del disco.

Este nuevo disco se puede definir como el más pop y luminoso, a diferencia del primero, más rockero y del segundo más electrónico. ¿A qué responden¡ esta evolución?
Simplemente somos muy eclécticos y nos gustan muchos tipos de música diferentes. Es verdad que hemos pasado por momentos distintos en estos cinco años de andadura de LäNH, tanto musicales como personales y que seguro han influido, pero tenemos un estilo definido que queda de manifiesto en todos nuestros discos.

En “Prólogo”, que es nuestro primer disco, predominan más las guitarras pero también hay temas pop como “3 Days”, o mas experimentales y oscuros como “Nothing”, que se alejan de ese estilo; y sucede lo mismo con “A la espera”, donde hay temas más bailables y electrónicos pero los hay también más pop como el mismo que da título al disco: “Orange Light” o “Sit”. Lo que sucede con “Family” es que es igual menos experimental, donde las voces toman más protagonismo en las mezclas y suena todo más bonito y limpio. Es nuestro disco más maduro y reposado, con muchos matices y creemos que muy muy bonito.

¿Ha sido un proceso premeditado?
Siempre estamos en constante evolución, está claro, y nos gustan cosas diferentes; descubres grupos nuevos que te inspiran y nos gusta experimentar con nuevos sonidos, sintes y diferentes bases e instrumentos, pero siempre lo hemos hecho, nuestra música incluye todo eso desde el principio, somos nosotros, somos así de complejos o de simples.

¿Cómo ha sido el proceso de producción del disco?
“Family,” es el disco que más tiempo nos ha llevado componer, arreglar y producir. Lo hemos producido nosotros, básicamente César, y lo hemos grabado íntegramente en nuestro estudio durante todo el 2017 y parte del 2016. Lo hemos querido hacer así porque esta forma de trabajo te da tiempo para pensar y para asimilar lo grabado, retocarlo hasta el infinito y repensar todo muchas veces. Tiene sus pegas porque puedes pasarte de exquisito y no acabar nunca, pero de momento es lo que nos funciona y seguramente esta forma de trabajar tiene mucho que ver en el resultado del disco.
Por ejemplo, “Aldo Is Hungry” tiene como doce versiones diferentes de mezclas hasta que dimos con la que realmente nos gustaba. Y también “Summer of 2004”, y sin embargo otras como “Slow Burning” o “Last Winter Day “ fluyeron rápidamente.

“No hemos tenido oportunidad de tocar mucho por aquí pero gracias a internet hemos llegado a Japón, Sudáfrica, Polonia o Estados Unidos”

¿Cómo se traslada esta forma de trabajar a los directos?
El enfoque que le hemos dado siempre a nuestro directo ha sido enérgico y muy dinámico, enlazando temas, y procurando siempre sorprender pero realmente no influye en la forma de componer. Los temas que en cada momento vemos que no encajan en el enfoque del show, bien porque son demasiado lentos o no encajan con la filosofía del show, directamente no los tocamos y los guardamos para otra ocasión, conciertos acústicos o presentaciones.

“Summer of 2004” es nuevo single. ¿Por qué esta canción?
Es un tema que nos gusta mucho porque tiene todos los matices de nuestra música. Es melódico, dinámico, tiene pegada, tiene fuerza, muchos moogs, guitarras eléctricas, acústicas, etc. En fin, es muy LäNH.

¿Qué os aporta el inglés en las letras?
Nos da lo que da el inglés a la música popular del siglo XX, la musicalidad, y por tanto, la facilidad del idioma para encajarlo en nuestras canciones, en nuestra música. Hoy por hoy es ideal y no nos cuesta hacerlo así, es un proceso bastante fluido y sencillo. Tenemos cosas en castellano pero nunca estamos totalmente satisfechos con ellas. Hay una canción nunca publicada oficialmente en disco, “Todas las flores”, que hicimos para una campaña de solidaridad del Gobierno Vasco e IN AURORA de la cual hay un video en la red y se difundió en su momento, pero hoy en día no tenemos pensado hacer nada más.

Habéis vivido la paradoja de que al mismo tiempo que no se os ha escuchado lo que merecéis en vuestra Navarra natal, os hayan tirado los trastos desde Nueva York o Japón…
No hemos tenido nunca oportunidad de trabajar con discográficas o agencias y no ha sido por no intentarlo, quizás no tocamos las puertas adecuadas.
Son muchas las salas donde tienes que pagar anticipo y alquilar la sala para tocar; es muy difícil llegar a medios de comunicación de masas, buenos. Un cúmulo de problemas y situaciones que provocan que sea muy difícil que nadie apueste su dinero para promocionar nuevos valores y que el camino por el que nos difundamos sea la red.
Gracias a internet hemos conseguido llegar a sitios tan recónditos como Japón, Sudáfrica, Polonia e incluso Estados Unidos. Nos han hecho entrevistas en distintos medios e incluso un sello digital americano incluyó dos temas nuestros en una recopilación allá por el 2014… No hemos tenido oportunidad de tocar mucho por aquí aunque esperamos que cambie con “Family”.

¿Y en que quedó aquella invitación para ir a tocar a Nueva York?
Del sello que nos publicaron en la recopilación hubo una oferta de ir a tocar allí en varias salas o locales de New York en distintas fiestas del sello pero al final no hubo acuerdo en fechas y condiciones.

¿Os sentís integrados en la escena indie de Navarra-Euskadi?
Nosotros vivimos en la zona de la Ribera, somos de distintas localidades y las posibilidades de tocar aquí son escasas y normalmente sin presupuesto o a cambio de cena. No sé si en Pamplona es diferente o en el resto de Euskadi, porque además llevamos casi año y medio, que es lo que nos ha costado pergeñar el disco, apartados de todo; ahora nuestra prioridad es presentar el disco y estamos buscando salas y valorando dónde tocar, fechas, condiciones de salas, ayuntamientos, etc.

¿Cómo lo vais a presentar en directo?
Hemos montado dos tipos diferentes de set. Uno en el que seremos cuatro músicos, adaptado a sitios más reducidos, en el que las canciones suenan más desnudas, sin bases pregrabadas ni cajas de ritmos, sintes, etc. Y otro en el que somos la banda habitual de seis músicos.