No Confidencial
Entrevistas / Kakkmaddafakka

No Confidencial

Redacción — 11-11-2013

Kakkamaddafakka se han convertido en un grupo muy querido por el público español. De ahí que, poco después de visitarnos, el grupo vuelva a girar por nuestro territorio. Esta vez, los noruegos forman parte del Budweiser Live Circuit y esta misma semana los tienes en Sevilla, Madrid, Zaragoza, Santander y Donosti

No creemos que sea cierto lo que hemos escuchado, pero ¿es cierto que tenéis mucho miedo a volar en avión?

Pues de hecho es cierto. Al menos la mitad de la banda tienen miedo a volar. Martin, que forma parte del Kakkamaddachoir, es el peor en ese sentido. Se pone nervioso como una chica aterrorizada y a veces incluso llora. Creo que no le tiene miedo a volar, le tiene miedo a estrellarse.

Durante el rodaje de vuestro clip junto a la directora Lyona, ¿cuántos miembros de la banda flirtearon con ella?

Todos, por supuesto. Pero no insistimos mucho porque eso no hubiera quedado bien en cámara.


¿Diríais que existen puntos en común entre Black Mamba y Michael Jackson? Canta vuestra versión de “The Way To Make Me Feel” con verdadera pasión.

Black Mamba es en parte americano, así que sabe lo que es el soul. Cuando era pequeño se pasó la vida intentando conocer a Michael Jackson. Por suerte, Michael Jackson nunca lo supo.

Primero hacíais una versión del “Halo” de Beyoncé y ahora una de Michael Jackson. ¿Solamente os interesa el mainstream o qué ocurre?

No solamente. Apreciamos tipos muy distintos de música, pero ambas canciones son fantásticas y significan algo para nosotros. Somos demasiado cool para que algo deje de gustarnos por ser muy popular. Mucha gente intenta ser cool actuando de esa forma.

Cuando hablamos sobre vuestra ciudad siempre os citamos a vosotros y a Kings Of Convenience, pero en realidad provenís de una de las cunas del black metal. ¿De jovencitos fuísteis de esos que se maquilaban y quemaban iglesias? Si queréis ir al cielo, ha llegado el momento de decir la verdad.

Nos gusta el black metal, pero ahí acaba todo. Nunca hemos pensado que quemar iglesias sea algo bueno. Mi casa y la de Pish ardieron cuando teníamos diez años. Quizás fueron fans del black metal…

Empezamos pensando en Kakkamaddafakka como banda indie, luego como banda pop, luego… descubrimos que sois unos nerds que prefieren los juegos de rol y los de ordenador a una buena fiesta en España. ¿Cómo es eso posible?
Lo que ocurre es que, a veces, tenemos tantas fiestas y tantas chicas que necesitamos equilibrar la balanza y sumergirnos en actividades nerds. No jugamos a juegos de rol, pero estamos enganchados a algunos juegos de ordenador. Varios miembros de la banda somos adictos a “Starcraft”. Es como un ajedrez estelar.

No queremos mentiras. ¿Os gusta más el público de España que el de Noruega?

Bueno, no diría que uno es mejor que el otro. Son muy distintos. Tenemos mucha suerte de tener público en distintos países, pero es cierto que en España sabéis cómo pasarlo bien. En ese sentido, nos quedamos con el público de vuestro país.


En todos vuestros conciertos os dirigís a las chicas guapas de la audiencia. ¿Dónde están las más guapas que jamás hayáis conocido?

Hablamos mucho sobre las chicas sexy, cierto, pero eso ocurre porque siempre hay muchas en nuestros conciertos. Es algo que no deja de sorprendernos. En cuando a las más guapas que hemos conocido, diría que son las que tienen más confianza en ellas mismas. Nosotros las llamamos “Wenga” y en “Hest” hay un tema sobre ellas.

¿Qué demonios es Vamoose?

Vamoose era el bar que tenía nuestro mánager en Bergen. Estuvo abierto desde 2006 hasta 2012 y fue una época dorada de la escena de nuestra ciudad. La escena siempre estaba allí. Conocimos a nuestro mánager allí y también a Erlend. Nos sentíamos como en casa y continuamos echándolo a faltar. Emborracharse en Bergen no es lo mismo desde que el Vamoose cerró.

Ya que hablamos de Erlend Oye. Estamos convencidos de que es un freak, así que esperamos que tengáis dos o tres argumentos para que cambiemos de idea.

Bueno, no puedo hacerte cambiar de idea porque en realidad sí es un tipo muy freaky. Y conforme te dijese más cosas sobre él, más pensarías que es un freak. Lo que ocurre es que es freak en el buen sentido.

La primera vez que uno de nuestros redactores os entrevistó, os preguntó que significaba el nombre de la banda en noruego. ¿Supongo que os continuáis riendo con esa anécdota?

No te creas, nos ocurre mucho. De todos modos, no es una mala pregunta, porque solemos inventarnos muchas palabras en una especie de lenguaje propio. Por ejemplo, “Drø Sø” no significa nada en noruego, pero para nosotros significa resaca.


Aún recordamos el día que vinísteis a tocar un tema a las oficinas de MondoSonoro. Cuando os fuísteis descubrimos que habían desaparecido todas las cervezas que teníamos. ¿Lleváis la cuenta del total de cervezas que bebísteis a lo largo de esa semana en Barcelona?

Serán cientos, sin duda.
¡Lo sentimos! (risas). ¡Pensábamos que todas eran para nosotros! Adoramos estar en Barcelona. Es una ciudad que nos hacer sentir felices y cuando estamos felices nos gusta beber cervezas y en Barcelona siempre hay cerveza… demasiadas botellas para contarlas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.