"Hemos esperado a estar lo más preparados posible"
Entrevistas / Juniper Moon

"Hemos esperado a estar lo más preparados posible"

Redacción — 04-11-2002
Fotógrafo — Archivo

Después de un par de avisos de reducido minutaje, Juniper Moon, la esperanza punk pop de Ponferrada, se lanzan con un largo, “El resto de mi vida” (Elefant, 02), que, por primera vez en toda su carrera, les hace justicia.

“Esto es punk pop fresco y azucarado” es un rótulo que se lee en la portada de “El resto de mi vida”, el disco largo de debut del grupo de Ponferrada (el disco contiene “El último tiro” como tema extra en la edición en vinilo). Una declaración de principios firmada por Juniper Moon, uno de los grupos que el sello madrileño lleva mimando y curtiendo desde hace algunos años. Corría 1999 y Elefant se dispuso a hacer una apuesta fuerte por grupos de pop en castellano con la idea de irles publicando singles para que empezaran a ser conocidos y buscándoles conciertos para que fueran madurando sobre las tablas. Recuerdo que Juniper Moon, igual que Vacaciones, fueron de los menos expuestos, resultando a la postre (sin olvidar a nuestros queridos Niza) los más interesantes y duraderos.

Publicaron dos singles “¿Volverás?” (Elefant, 99) y “Basado en hechos reales” (Elefant, 00) que hicieron las delicias del público amante de Talulah Gosh y que insinuaban lo que ahora confirma su nuevo disco: su capacidad para construir una verdadera colección de melodías infecciosas que agrupan el pop vitaminado, el punk e incluso el rock en el sentido más amplio. Sus protagonistas lo explican así: “Somos gente que disfruta con la música, no pertenecemos a ningún tipo de rollo sectario, nos da lo mismo que sea pop, punk o que sea casi cualquier cosa, creemos que estar cerrado a cuatro cosas no es bueno para nadie”.

Vienen a ocupar un lugar que pocos grupos en nuestro país han visitado de una forma que al menos diera la impresión de ir más allá y más en serio de lo que pudieran hacer TCR o Los Fresones Rebeldes. Y no es por comparar ni menospreciar a nadie, aquí cada uno representó el papel que quiso, sino más bien por ser realmente objetivos y justos con un grupo que sabe lo que se hace. “Es bueno que un grupo nuevo se dé a conocer poco a poco y escapar de la idea de hacer las cosas deprisa, hemos esperado a estar lo más preparados posible para hacer este disco”. Cosa que se nota y se agradece saltándonos de una vez por todas los cansinos tópicos piruleteros y ñoños para citar las nuevas propuestas pop que no le vinieron bien a casi nadie. Sí, es pop azucarado, pero también acerado, hay canciones realmente sutiles y sencillas, pero acompañan con precisión a otras mucho más rocosas, en general adornadas con estimulantes juegos vocales, pero no sólo eso. “Espero que nadie piense mal sobre lo que digo, pero creo que hacía falta un disco como éste, no porque no me guste como están las cosas sino porque los discos que se editan son más clasificables”. Todos coincidimos en el término desenfadado, ellos apuntan la falta de grandes pretensiones y nosotros encantados con un disco tan vital (tengamos en cuenta la insultante juventud de los componentes del grupo), lleno de canciones atinadas como “A veces sí, a veces no”, “JM y la furgoneta azul” y las ya conocidas “Me siento mejor” o “Madrid”, junto a una nueva versión con incendiaria presencia del teclado de la ya emblemática “¿Volverás?”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.