Bajo su escueto nombre -inspirado en aquella cinta ochentena donde Stallone repartía mamporros a diestro y siniestro-, se encuentra un refrito de músicos de la escena de bandas más o menos conocidas. Acaban de editar “The Strong Arm Of The Rock” (Marion Cobretti).

Militantes de Kokein, Seiurte o los más destacados PILT buscan así una sinergia que les permita limar las aristas que convierten al, digamos, rock duro, de ser susceptible de prejuicios.

“No buscamos ser un grupo stoner ni creemos que lo seamos, tampoco un grupo grunge”

El autoproducido “The Strong Arm Of The Rock” nace con esa idea: la de transportar el Seattle de los noventa a los orígenes del stoner, buscados en Black Sabbath. Haritz Lete, su vocalista, huye de las comparaciones y sobre todo de etiquetas. “No buscamos ser un grupo stoner ni creemos que lo seamos, tampoco un grupo grunge. Quizá tengamos pinceladas de estos grupos porque son bandas que nos gustan y seguramente estemos influenciados en cierta manera por ellos. De todas maneras, este tema siempre es muy subjetivo. Las referencias musicales de cada uno pueden ser realmente diferentes a las de otra persona. Realmente nos identificamos más con bandas como Down, Black Sabbath o COC. Aún así preferimos mantenernos al margen de las etiquetas, nos consideramos un grupo de rock, que creemos que es, en definitiva, lo que se percibe desde un primer momento”. Es cierto que nadie quiere encasillarse en ningún terreno, y menos en uno tan enfangado como éste, pero es la única vía de llegar a suscitar el interés de potenciales oyentes, aunque a este cronista tampoco le encante la misión. “Desde los comienzos se ha buscado un camino estilístico más o menos marcado aunque no totalmente cerrado. Nunca haremos una canción punk o ska o folk; la palabra rock es lo que predomina en Cobra. No vamos a huir de las etiquetas, nosotros vamos a hacer lo que nos guste sin pensar en la etiqueta que nos van a poner. Hay gente que necesita saber de qué va la historia o que simplemente te lo pregunta para intentar hacerse una idea, pero lo mejor que puedes hacer es escucharlo”.