“Hay que dejar que la música hable por sí sola”
Entrevistas / Smoking Souls

“Hay que dejar que la música hable por sí sola”

Andrea Giménez — 12-12-2019
Fotógrafo — Mario Zamora

En contradicción con el título de su recién aterrizado álbum, Smoking Souls están de vuelta con el que probablemente se convierta en su disco más lúcido y arrollador. La banda de Pego (Alicante) emprende un viaje consciente a través de su primera década de trayectoria con Translúcid (Propaganda pel Fet! 2019), un buen punto y aparte en lo que se refiere a su discografía. Once temas que versan desde lo más intimista y emocional hasta una visión más crítica sobre el ego y la esperanza por un mundo mejor.

Estrenáis el quinto trabajo de vuestra discografía y, en breves, cumplís la primera década desde el nacimiento de la banda. ¿Qué se ha encontrado Smoking Souls en todo este tiempo?
Echar la vista atrás nos llena de nostalgia y alegría por seguir haciendo lo que más deseamos. En este tiempo hemos podido dejar a un lado nuestros trabajos y estudios para centrarnos y dedicarnos por completo a esta loca aventura de la música. Cualquier persona que se dedique a la cultura en este triste país puede imaginarse la montaña rusa e inestabilidad económica que esto puede conllevar. Hemos pasado de tocar en pubs y garitos a tocar en festivales masivos como el ViñaRock, de tocar de teloneros a asumir la responsabilidad de tocar a la delantera. Saber de dónde se viene hace que agradezcas el camino y tengas los pies en el suelo.

Durante este proceso habéis abordado la creación del disco sin abandonar los escenarios. ¿Ha resultado difícil compaginarlo todo?
Llevamos creando estas canciones desde hace casi tres años, tan pronto como sacamos Cendra i Or ya empezamos a trabajar con nuevo material al día siguiente. En este disco precisamente esto es lo que hemos hecho, apartarnos un poco del ritmo frenético de carretera y escenarios. Solo hemos querido dar 15 conciertos para poder tener tiempo y compaginarlo con la grabación del disco. Una gira normal para la banda habría sido alrededor de 60 bolos, así que algo de tiempo hemos tenido para reflexionar y trabajar. Llevábamos una dinámica de sacar disco cada dos años pero en este último la hemos querido romper para dejar más margen para componer, dándole más vida a nuestro querido Cendra i Or. En un mundo exhaustivo de consumo inmediato y “merda facilona” nos negábamos a entrar dentro de esta vorágine espiral.

Saber de dónde se viene hace que agradezcas el camino y tengas los pies en el suelo

A nivel compositivo, ¿cómo ha sido el proceso de creación de Translúcid?

Ha sido el proceso más distinto y complejo que hemos hecho nunca. Tras tener la recopilación de canciones seleccionadas y antes de entrar al estudio a grabarlas, nos encerramos a modo de convivencia y aislamiento dos semanas en una casa rural perdida en medio de la inmensidad de la Vall de Gallinera (Alicante). Montamos allí una especie de home studio para grabarnos, escuchar y analizar los temas de la mano de Mark Dasousa.
Después de este proceso grabamos las canciones dentro de su estudio (Atomic Studio), con gran parte de las decisiones y del trabajo hecho. Por último visitamos los WZ Studio para proceder a la mezcla y la grabación de los últimos arreglos en postproducción de la mano de Sam Ferrer. Ha sido un proceso muy largo que hemos vivido con mucha intensidad estos últimos meses.

¿Cómo ha influido el trabajo de Mark Dasousa, productor, y Sam Ferrer, mezcla y postproducción, en el desarrollo del disco?
Somos una banda que tiene las cosas muy claras. Antes de entrar a grabar en el estudio el trabajo ya está hecho y no dejamos cabos por atar. En el estudio queremos ser prácticos y funcionales, aprovechar el tiempo. Creo que somos una banda que lo pone fácil, pues antes de entrar el material ya está muy trillado y en el estudio solo hace falta perfilar pequeños detalles; tempos o estructuras por ejemplo. Trabajar con diferentes profesionales de alto nivel nos ha permitido ver y aprender otras dinámicas y metodologías de trabajo a la vez que nos ha servido para salir de la zona de confort y para refrescar las canciones y el sonido final. Estamos contentos con el trabajo realizado.

En vuestro trabajo encontramos temas que versan desde lo más intimista y emocional hasta una visión más crítica sobre el ego y la esperanza por un mundo mejor ¿Cuál es el concepto de estas canciones?
Siempre hemos sido partidarios en nuestros temas de emplear un mensaje que huye de la trayectoria unidireccional. Es decir, nosotros pretendemos que nuestras canciones tengan múltiples significados y que cada cual que lo escuche construya el suyo; atendiendo y traduciendo los códigos a la realidad en que se encuentre sumergido. No obstante, tratamos de transmitir mensajes de superación frente las adversidades y tejer himnos contra el desencanto. A veces hay que dejar que la música hable por sí sola.

Os hemos pillado dándolo todo en el concierto de los ingleses Idles del pasado Primavera Weekender en Benidorm. ¿Sensaciones? Y, a propósito… ¿Qué ha estado escuchando Smoking Souls durante el proceso de gestación de Translúcid?
Sí, ahora que estamos ensayando y tenemos unos meses de descanso de los conciertos intentamos consumir nueva música y aprovechar para ir a ver grupos en directo que nos gustan. Idles es una banda de Bristol (Inglaterra) que últimamente nos ha marcado bastante y nos ha hecho creer de nuevo en que aún hay grupos de verdad. Son un espectáculo en directo y sus discos nos ponen mucho las pilas. Los recomendamos.
Nosotros escuchamos muchísima música diferente y cada uno de nosotros tiene sus preferencias. Podemos escuchar desde Oasis a R.A.T.M o Manchester Orchestra pasando por Bon Iver o cosas más experimentales como James Blake o Tycho. También hemos estado escuchando a Pau Vallvé o Quique González para inspirarnos a la hora de escribir.

Parece que la banda ha tomado una nueva senda encaminada a experimentar con otros paisajes sonoros relacionada con sonidos electrónicos pero sin abandonar su esencia más orgánica con los arreglos de viento y percusión. ¿Cómo os sentís respecto al resultado?
Como músicos tratamos de crecer creativamente y retroalimentarnos con otros artistas y Joan Marc Pérez (La Gossa Sorda, Auxili) es uno de ellos, gran amigo de la banda desde sus inicios. En nuestro primer álbum y nuestro anterior single “Líquid” ya contamos con él. Es un músico con un nivel y sensibilidad suprema, ha sido el encargado de producir arreglos y de añadir sonidos y texturas más orgánicas con teclados y sintetizadores. De este modo tratamos de otorgar inmensidad a las canciones con capas de sonidos muy estudiados que se entremezclan y fusionan con las guitarras dándole otras dimensiones.

Habéis viajado hasta Islandia para grabar el videoclip de vuestro primer single, “Volves de Neu”. El marco perfecto para recrear esa conexión con la naturaleza de la que habláis en la canción. ¿Cómo ha sido la experiencia?
Ha sido una experiencia realmente conmovedora. La conexión con la naturaleza al verte en medio de esta inmensidad te hace sentir minúsculo e innecesario, esto da mucho para reflexionar. El mismo año en el que Islandia ha perdido su primer glacial nos pone en uno de los múltiples escenarios para hacer hincapié en la concienciación y lucha por frenar la alerta climática que estamos viviendo. En este mismo escenario hace 10 años también estalló una crisis financiera y los ciudadanos se negaron a rescatar a los bancos. Vemos el paralelismo que esconde este monstruo de dos caras llamado capitalismo que arrasa con todo a su paso en nombre de un falso progreso.

El disco cuenta con alguna colaboración como la de Vera, Bárbara y Marcos de Mafalda en “Adéu”. ¿Cómo y por qué nació esta colaboración?
En plena sesión de estudio recibimos la llamada de Mafalda invitándonos al concierto de aniversario por sus 10 años. Esto provocó que al tener los temas listos pensáramos en ellos para completar y aportar algo diferente al disco. Somos bandas de la misma generación, hemos crecido juntos desde la base, tocando en centros sociales, okupas, salas y conciertos solidarios. Sabemos del lado de quien estamos y hemos aprendido a ganarnos un hueco en este mundo a base de canciones. Contar con grandes artistas y si encima son amigos le da ese plus de calidad al disco. En la música como en la vida hay que rodearse de gente que aporte, complemente y ponga las cosas fáciles.

En la recta final del disco “Metralleta y café” se configura como el tema bélico más explícito del álbum. La voz de David Fernández recitando su relato inicial le aporta un carácter muy especial. ¿Cómo surgió la idea?
Tenemos una relación basada en el respeto y la admiración mutua. En este mundo falta gente sincera y comprometida y él, sin duda, es un ejemplo de ello. “Metralleta i café” es una canción que nos transporta a un escenario bélico de guerra y cotidianidad, de resistencias y rebelión al grito de “No pasarán” palabras que resurgen de nuevo en estos tiempos convulsos donde parecen haber vuelto ideologías caducas de rancio fascismo. Un placer tenerlo al mismo lado de esta trinchera en esta guerra no declarada que libramos día a día.

A partir de febrero del año que viene llevaréis Translúcid a buena parte del territorio español con motivo de vuestra nueva gira por salas. ¿Cómo vais a enfocar el directo? ¿Tenéis sorpresas preparadas?
La gira se presenta muy frenética, tenemos ya muchas propuestas, reservas y fechas marcadas en rojo en el calendario. Pero antes que nada para la banda es imprescindible presentar las canciones en un circuito de salas en todo el territorio. Nos gusta mucho tocar en salas, el vínculo que se crea con el público no es comparable al de otros conciertos ni festivales masivos. El directo será una puesta en escena sincera, dándolo todo desde el minuto cero y repasando algunas canciones de nuestra discografía aunque pondremos más interés en los temas del nuevo disco. Es la primera gira que asumimos a nivel nacional tocando solos o cómo artista principal en las salas y estamos flipando con el ritmo de venta de las entradas. Somos conscientes de que la banda se encuentra en uno de sus mejores momentos. Habrá sorpresas por supuesto, sobre todo en el primer concierto de presentación en nuestra tierra en La Marina Alta en la localidad de Ondara. Será un concierto diferente y único al resto, no podemos avanzar nada más de momento.

¿Qué queréis conseguir con este álbum? ¿Cuáles son vuestros objetivos a corto y largo plazo?
Somos una banda con los pies en el suelo, nuestros objetivos son diarios y no nos gusta fantasear demasiado. A corto plazo miramos en las fechas que ya tenemos cerradas y en darlo todo en los conciertos de presentación. Nos esperan unos años de vértigo con este disco y muchas horas juntos así que lo más importante es cuidarnos entre nosotros y que la llama siga ardiendo con la misma fuerza que ahora.
Por lo que a largo plazo se refiere, el objetivo es ir demoliendo esa barrera lingüística que aún existe e ir ampliando público más allá dels Països Catalans. Queda mucho trabajo por hacer y muchos prejuicios que tumbar. Ya hemos demostrado que el grupo funciona y tiene público allá dónde va y eso nos llena de orgullo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.