Con “Complications” (Sony Music, 14) la banda madrileña vuelve a la senda del rock reinventando su sonido. No es un viaje al pasado, es un retorno al futuro.

Hace poco más de un año, con motivo del 15º aniversario del “Devil come to me” que dio lugar a la gira “Devil came to me tour 2013” y a la publicación del “Dover came to me”, os entrevistamos para esta misma revista y Jesús dijo textualmente: “hace unos meses volvió a apetecernos tocar de nuevo nuestras primeras canciones, subir la distorsión de los `amplis´ y hacer mucho ruido”. ¿Fue en este momento cuándo os entró el gusanillo de volver a componer y grabar nuevos temas que recuperasen el espíritu roquero de Dover?

(Jesús Antúnez, batería) Sí, ahí empezó a fraguarse la idea de componer temas nuevos que recuperasen la esencia roquera de nuestras canciones más antiguas.
(Amparo Llanos, guitarra) Yo creo que fue sobre todo mediada la gira del 2013 cuando incluso sin hablarlo demasiado entre nosotros y de forma natural, nos empezó a apetecer hacer estas nuevas canciones.

Tuve la suerte de disfrutar de los dos conciertos que disteis el 8 y el 9 de marzo de 2013 en El Sol, que supusieron el inicio de vuestra gira “Devil came to me tour “, de observar vuestras caras irradiando felicidad, de quemarme con la energía que desprendisteis esas fechas, y sinceramente, tuve la sensación de que esas dos noches tan mágicas y especiales iban a provocar una catarsis en el grupo y a suponer de alguna manera una vuelta al sonido roquero de la banda. ¿Cómo vivisteis vosotros los conciertos de esa gira?

(Amparo) Esa gira Supuso un “redisfrutar” nuestra etapa de Subterfuge, que fue muy divertida pero muy corta porque el disfrute de tocar en salas pequeñas con el público tan cerca fue mínimo, ya que al sacar el “Devil” pasamos de ser un grupo desconocido que tocaba con suerte cinco veces al año, a después de poco más de mes y medio, llenar pabellones.

(Cristina Llanos, voz y guitarra) Y fue genial también, porque no tuvimos ninguna presión. Sentíamos que no teníamos nada que demostrar y simplemente nos dejamos llevar y tocamos para pasarlo bien y disfrutar de algo que nos encanta.

(Amparo) Cada noche fue como si de pequeña me llevasen al parque de atracciones. Algo increíble.
(Cristina) Y las dos primeras noches en El Sol, son recuerdos para nosotros, que durarán toda la vida.

¿El haber grabado y producido este disco vosotros mismos en vuestro local de ensayo, ha sido una manera también de recuperar esas sensaciones tan especiales que vivisteis en los inicios?

(Amparo) Grabarlo en el local nos apetecía porque era algo que no habíamos hecho nunca, ya que incluso el “Sister” se grabó en un estudio.

(Cristina) Yo creo que no tiene tanto que ver con recuperar sensaciones pasadas sino con la seguridad que tiene la banda en el presente. Nos dijimos: “vamos a hacerlo nosotros, en el local, diga lo que diga nadie, caiga lo que caiga, a nuestra bola.

(Amparo) Y el caso es que estamos muy contentos de haber tomado esta decisión porque yo sinceramente creo que es nuestro disco que mejor suena.

(Jesús) Lo bueno de haberlo grabado en nuestro local es que además no estuvimos apurados por el tiempo. Cuando grabas en estudio tienes un tiempo limitado y en este caso hemos tenido todo el tiempo que hemos querido y necesitado hasta lograr los resultados deseados.
(Amparo) Hay que decir que pese a no tener margen de tiempo impuesto, el disco ha salido muy fluido, sobre todo a nivel compositivo. Cristina ha estado muy inspirada y en pocos días tenía todas las canciones.

“Complications” tiene un sonido impoluto de principio a fin, todo fluye a la perfección y sonáis más compenetrados que nunca. Es un disco muy melódico y luminoso. ¿Es vuestro disco de rock más pop?

(Cristina) Estoy de acuerdo. Este es nuestro disco más melódico. Reconozco que al componer, me influyó en ese momento el sonido de grupos como The Cars y esto hace que efectivamente sea nuestro disco de rock más pop. También diría que es nuestro disco de rock menos tristón. Lo que está claro es que al componer estas nuevas canciones no nos hemos mirado a nosotros mismos, a nuestros discos de hace quince años, no nos hemos copiado, sino que hemos hecho un disco de rock diferente que recoge todo el bagaje y la experiencia que hemos ido adquiriendo hasta el presente.

¿Cómo ha evolucionado la energía salvaje y la rabia que destilaban los Dover de los inicios? ¿Se ha tamizado, se ha transformado?

(Cristina) Somos los mismos en esencia, pero han pasado quince años y hemos cambiado inevitablemente. Yo personalmente, al componer estas canciones estaba en un estado más alegre, estaba más tranquila y tenía mucha auto confianza y eso se nota y se refleja en este disco que es más alegre que el resto de nuestros trabajos pasados.

(Amparo) Nuestra energía no se destruye, se transforma. (Risas) Y este disco tiene mucha energía pero distinta a la de discos anteriores. Hemos hecho nuevas canciones rock distintas a todas las que habíamos hecho antes.

(Cristina) Ahí tienes el ejemplo de “Four to the floor”, uno de los nuevos temas que más me gusta. Es un tema muy roquero y muy enérgico, pero en realidad es un medio tiempo. Y eso no lo habíamos hecho nunca porque en el pasado nosotros aplicábamos otra ecuación: a más energía, mayor velocidad.

“Complications” es un disco de rock muy variado estilísticamente. Hay temas como “Crash” y “Mystified” rabiosos y contundentes, donde la voz de Cristina suena desgarrada y las guitarras afiladas e hirientes, en la onda del “Devil…”; hay temas más melódicos y luminosos como “Complications” y “Four to the floor” donde la voz de Amparo suena más cálida y limpia en la onda de Blondie y las melodías recuerdan a los Weezer del “Green Album”; una joya delicada e intensa como “Sisters of Mercy”… ¿Estáis de acuerdo en que dentro del género del rock, éste es vuestro disco más variado en cuanto a registros? ¿Qué influencias os han marcado a la hora de componer estas nuevas canciones?

(Cristina) Muchas gracias por la comparación con Blondie.

(Jesús) Sí que es un disco muy variado.
(Amparo) Es nuestro disco con más matices. Nuestros discos a nivel de composición siempre han tenido un sonido bastante uniforme y éste, en cambio, es mucho más variado y heterogéneo.

(Cristina) En cuanto a influencias yo te citaría a The Cars, que evidentemente tienen mucha relación con el sonido de Weezer, a Joan Jett, “Trompetty”, que es nuestra forma cariñosa de llamar a Tom Petty (risas)…

Si tuvieseis que comparar “Complications” con alguno de vuestros discos anteriores, ¿cuál creéis que es el que más se parece estilísticamente a éste?

(Amparo) A mí me parece que ninguno, porque quizás está mal que lo diga yo, pero creo que todos nuestros discos tienen mucha personalidad. Pero si tuviese que decir uno, sería “The flame”.

¿Este disco supone una nueva etapa en la carrera de Dover?

(Amparo) Nosotros hemos abierto muchas etapas, etapas que para nosotros son sinónimo de vidas diferentes que hemos ido pasando. Y esta es una nueva vida para el grupo que queremos vivir sin pensar en qué va a pasar dentro de dos meses o de un año. Nosotros pensamos siempre en el presente.

¿Qué complicaciones o dificultades os han entristecido y afectado más a lo largo de vuestra carrera?
(Amparo) Ha habido momentos en los que nos hemos sentido más mustios, pero nosotros somos un grupo muy poco quejica. De hecho, el término que emplearía para definirnos es el de resilientes.
(Cristina) La vida es una complicación y a lo que hay que aspirar, y eso intentamos, es a estar preparados para luchar y superar todas las complicaciones que se presenten.

Si Dover tuviese WhatsApp, ¿qué frase elegiríais para definir vuestro estado musical y emocional en la actualidad?

(Cristina) “Disponible” o “En el cine”, que es algo que usa mucho la gente y a mí me encanta porque pienso; “¿qué llevas, en el cine un mes?”.

(Jesús) Yo pondría “cagando”. (Risas)

(Cristina) En serio, yo para definirnos ahora mismo elegiría una palabra: satisfechos.

Y para terminar, ¿habrá gira para presentar “Complications”? ¿Podríais adelantarnos algunas fechas?
(Jesús) Todavía no tenemos fechas concretas.

(Amparo) Pero la idea es presentar el disco en varias ciudades en primavera, ampliando el repertorio con nuestros hits más roqueros que son los que a nosotros nos encanta tocar y a la gente escuchar.