"He pasado de verme todas las referencias de Inglaterra y Estados Unidos, a coger un montón de aquí mismo"
Entrevistas / Ezpalak

"He pasado de verme todas las referencias de Inglaterra y Estados Unidos, a coger un montón de aquí mismo"

Reuben Weedianaut — 13-05-2021
Fotógrafo — Josu Torrealday

Ezpalak son un grupo de rock (en su más amplia expresión) afincado en Zestoa, y el pasado 23 de abril editaron su segundo LP, “Kolpatu Topatu”, el primero bajo la alianza Oso Polita - Ayuken Management & Productions. Regresan así con un sonido más ambicioso y una producción más actual, en la que se han permitido incluir sintetizadores que suman nuevas e igualmente contemporáneas influencias a su propuesta (Ty Segall o Fontaines D.C., por ejemplo), como ya pudimos comprobar en los tres singles de adelanto publicados en 2020: “Itzala” (que fue nº 1 en Euskadi Gaztea), “Tristura” y “Hegan edo hilik”.

Superado el convulso año pasado, no corren tiempos para la ambición que demuestra en su proyecto una banda (formada por miembros de grupos como Voltaia o Grises) que ha anunciado ya varias fechas de presentación en medio de un cambiante panorama que lleva a replantearse un nuevo paradigma, al igual que a buscar respuestas a nuevas y viejas cuestiones con las que poder afrontarlo. Para ello, la víspera de su bolo en Iparragirre y con el disco en la calle ese mismo día, mantenemos una larga y amena charla con Juanjo Berasain, su cantante, a través del teléfono que le presta Gari (Horzdun) mientras ambos hacen tiempo hasta el concierto de Cuero en Añorga.

Cuéntanos un poco sobre los orígenes de Ezpalak.
La banda parte de Xabi (Arrieta) y Eñaut (Gaztañaga), anterior batería y actual guitarrista, que llevaban tiempo queriendo montar un proyecto en común y entonces contactaron con Unai (Eizagirre) de Voltaia, que se conocían de hace muchos años; del estudio de Eñaut, de tocar por la escena de Urola Kosta y así, y empezaron juntos los tres. Entonces a Eñaut le dejó de apetecer cantar y tocar la guitarra a la vez, y justo yo fui ese verano a grabar un disco a su estudio con mi otro grupo, con Los Moths, y estuvieron discutiendo a ver si yo podría cantar. Yo no sabía euskera, y bueno, estuvieron debatiendo y llegué un poco más tarde.

¿A qué se debió el cambio de batería y qué aporta Janardana al grupo?
El cambio viene de que Xabi está tocando con Bulego. Ya tocaba con Passepartout, Passepartout hicieron el cambio de nombre a Bulego, sacaron el disco, y les está yendo muy bien. Entonces vimos que no iba a llegar a los conciertos. Hicimos uno que le suplió Gaskon, el batería de Grises, y lo hablamos un poco. Sabíamos que iba a pasar eso, así que Xabi decidió que iba a seguir el camino con Bulego y cogimos a Janar (Iglesias), que es un amigo del pueblo. Janar es una persona que nunca ha tocado en grupos digamos, entre comillas, serios, nunca ha estado en una escena de mucho concierto en directo. Justo acababa de montar un grupo con su cuadrilla, pero nunca había dado pie a hacer una gira de, qué sé yo, un mes de diez conciertos.

Entonces lo que más aporta es, aparte de que le gustaba mucho el grupo, solía venir a los conciertos y tal, un poco de novedad. Estamos trayendo un chaval que sabemos que toca la batería muy bien, y que encima está sin abrir el envoltorio. El disco lo grabamos el año pasado en junio y lo grabamos ya con Xabi, los conciertos con él llegaron hasta diciembre. Janar empezó en enero-febrero de este año y ya estaban todos los temas grabados y todo. Sí que es verdad que había peleado su enfoque, obviamente cada batería tiene sus breaks, tiene sus movidas, y le da un poco de lo suyo. Tanto a los temas que vamos a tocar ahora del primer disco como los del segundo, aporta lo que él sabe y lo que él tiene, sí que pueden cambiar un poco. Al final la base es la misma, pero puede aportar lo que a él le gusta hacer con la batería.

¿Cuál es vuestro background musical, además de lo que hemos podido escuchar en vuestros anteriores grupos?
Siempre hay un nexo de unión pero un poco dispar: yo venía un poco más del stoner, del rock americano de Ty Segall o incluso del surf de Thee Oh Sees o grupos así; Eñaut venía más de Fouls, de la escena de grupos más grandes, y Unai venía del stoner puro de Queens Of Stone Age. A Xabi también le gustaba Fouls y así, igual el que más tiende hacia el pop del grupo, y luego encontramos el nexo de los 90 de Nirvana, de Alice In Chains, de Smashing Pumpkins, y de ahí partimos un poco la base, compartíamos todo.

Háblanos del disco, ¿qué nos puedes comentar después de haber podido escuchar los tres singles previos?
Partiendo un poco del background desde el primero, que era un disco que eran temas de Eñaut de hace tiempo, no los llevábamos con bagaje, estaban ya compuestos, estaban ya hechos; e hicimos más el papel de intérpretes, aportando cada uno lo que podíamos aportar, pero era más un trabajo de intérprete. Ahora ya, en el rodaje de estos dos años juntos hemos hecho unos temas que se ajusten más, yo creo, a lo que ahora nos gusta escuchar, a lo que nos gusta más hacer. Siempre en el directo te ves más cómodo con un tipo de temas que con otros, entonces ahora los sacas a un disco y dices, vale, nosotros vamos por esa línea. Es un poco eso, hemos aportado un poco más cada uno de nosotros mismos para hacer este disco, un disco un poco más violento en cuanto al sonido, es una piedra más gorda. El primero sí que era como con toques más de chorus, estribillos más melancólicos, más alegre, y éste ya es un poco más una patada. Yo creo que golpea más al oído.

"Hemos aportado un poco más cada uno de nosotros mismos para hacer este disco"

¿La elección de Gaztain como estudio obedece más a una búsqueda de un sonido concreto o a la comodidad que supone grabar en casa de Eñaut? ¿Por qué masterizar en Dr. Master con Estanis Elorza en cualquiera de los dos casos?
Hay un factor que es la comodidad, que es obvio, tenemos un guitarrista que tiene un estudio y que es productor, y aparte el peso compositivo de la banda recae prácticamente en Eñaut. Yo cuando tenía mi otro grupo decidí ir a Gaztain, Unai con Voltaia también. Supongo que sí es verdad que el estudio es parte del grupo, pero nosotros hemos decidido otras veces ir a grabar allí porque es un sonido que nos gustaba. Lo del máster ya, creo que es una pregunta más para Eñaut, pero él casi siempre trabaja y, si no le pide el grupo concretamente que van a enviarlo a otro sitio, masteriza todos sus trabajos con Estanis en Dr. Master. Nosotros también ya sabíamos cómo trabaja, todo lo que hemos hecho antes Voltaia, etc. lo ha masterizado él. Tenemos un trato personal muy bueno porque nos ha organizado conciertos al principio cuando empezábamos con Ezpalak, entonces ya era sobre seguro otra vez. ¿Para qué desviarse, si sabes que lo que estás haciendo está bien?

La portada me gusta mucho y me recuerda a la del último disco de GYOZA, ¿quién os ha hecho el diseño?
Nos ha hecho la portada la misma gente que nos ha hecho todas las ediciones y la maquetación del último disco, que son TAOM, en concreto Josu Torrealday. No sé si se puede considerar amiguismo o no, sí es verdad que Josu y Eñaut hicieron la universidad juntos y todo; el primer disco nos lo maquetó Imanol Sesma de Gatza Factory, pero esta vez decidimos que fuera Josu, queríamos un toque un poco más limpio, menos dibujado, y fuimos con él. La verdad es que el resultado, ¡buah! A nosotros nos ha flipado. Ya empezamos desde “Itzala” a hacer con él las portadas de los singles, y ya vimos que la verdad es que el rollo lo estaba entendiendo bastante. Le pasamos unas referencias como de grupos que ahora están en el punk y sin embargo hacen unas portadas muy claras, IDLES y así, que hacen portadas coloridas siendo que son oscuretes en su sonido; y dijimos, hostia, esta referencia nos puede llegar a molar y la verdad que lo captó de lujo, primero los singles y luego ya, cuando nos pasó la portada del disco, nos gustó muchísimo.

¿Cómo veis la escena en Euskal Herria?
Yo la verdad que la veo muy bien. Claro, yo vengo de una escena que no es ésta, entonces veo que de repente es un circuito, se puede decir que bastante amplio, y en un recorrido súper pequeño hay muchos espacios para tocar en el territorio. A mí eso me gusta, luego aparte los grupos, lo mismo. Tienes grupos de stoner, Rodeo por ejemplo, que son buenísimos, en el mismo pueblo; te vas a Donostia y tienes a Merina Gris que están haciendo música urbana y que lo hacen de la hostia; te vas al post-punk y tienes a VULK, por ejemplo, que también me flipan. Y dices, joder, es que es una escena tan rica, en tan poca extensión, que la verdad que a mí me gusta muchísismo. He pasado de verme todas las referencias de Inglaterra y Estados Unidos, a coger un montón de referencias de aquí mismo.

Está claro que hay dos circuitos bastante definidos: uno el circuito que sería un poco más el underground, y otro que se puede llevar más al mainstream. Entonces nosotros podemos sacar lo mejor de ambos y me parece fantástico, porque en ese aspecto prefiero no mojarme en ninguno de los dos espacios y sacar lo mejor de cada uno. Si salir en el Top Gaztea nos aporta que nos escuche más gente que la de la escena del rock que nos iba a escuchar, y entramos a gente más pop, más mainstream, me encanta. Y sin embargo nuestra música queremos seguir tocándola en gaztetxes, que nos flipa, pues adelante con ello. Estamos ahí muy en equilibrio entre las dos cosas, espero que no nos caigamos ningún día. Es algo que lo hablamos, y sabemos que eso puede llegar a ser así, pero en ese aspecto me daría mucha pena, porque yo todo lo que hago, todo lo que creo que hacia dónde voy, es para beneficiar a mi música, para poder tocar más y para poder llegar al máximo número de gente. Si eso implica que hay peña que no lo comparte y quiere borrarnos de sus espacios estando en el mainstream, me daría mucha pena por su parte. Has cerrado la puerta a que haya un bolo que igual te podría gustar, pero simplemente por un cierto comportamiento… No sé, sinceramente no lo sé, no sé cómo verlo. Sí que es verdad que tengo muchos amigos tanto en una escena como en otra, y yo estoy igual de cómodo con los dos bandos. Me puedo llevar igual de bien con el bajista de Kaleko Urdangak que con la cantante de Merina Gris. Si a alguien no le gusta, lo siento, pero antes que nada somos personas y yo no me dedico a la música.

"Siempre hemos podido llegar a tocar en un gaztetxe porque tenemos los medios para conocer a alguien, para que nos digan de tocar; y sin embargo, nunca hemos tocado en un festival, nunca hemos tocado en unas fiestas"

¿No nos pasará porque estemos todo el día en Gaztea? Bueno, pues sí, pero… O sea, o sí o no. Pero ya te digo, tengo grandes amigos que no me van a tachar ni de una, ni de otra. ¿Que haya gente que lo haga? Entenderé que por su dinámica de trabajo o lo que sea lo vayan a hacer, pero bueno. Esa dicotomía de: ¿qué prefiero, seguir con lo mío o torcer un poco por el bien de la banda? Ahí cada uno toma sus decisiones y todas son respetables. Podríamos estar dos horas hablando y no sé si me mantendría a un lado o a otro.

¿Qué aportan Ezpalak que no estuvieran aportando grupos como Liher?
¡Qué cabrón! (Risas) Te voy a responder como pueda, es que claro, Liher son también de Marcos (Ayuken M&P), son gente de Donostia con la que comparto amigos… Mira, Liher creo que es un grupo que igual puede aportar una pizca más de puretismo en cuanto a su música... O sea, no. Al revés. Que nosotros podemos igual dar chance a unos sonidos un poco más modernos o a un directo igual más desenfadado que Liher, con una relación de cara al público más desenfadada. No lo sé, tampoco te podría decir nada así concreto, pero creo que es eso. Un poco más de frescura… No quiero ofender a Liher para nada, la verdad, pero sí, algo así, un poco más de modernidad en cuanto al sonido; creo que ellos están más metidos en un stoner, un tipo de rock ‘n roll más puro, con una voz mucho más potente, con unas guitarras más rockeras, más clasiconas.

Tanto en ellos como en vosotros, me resulta imposible abstraerme de la influencia de Berri Txarrak en vuestras canciones. ¿Creéis que la sombra de Urbizu y Cía. es demasiado alargada en el panorama euskaldun?
Creo que puede ser. Sobre todo cuando empezábamos nos lo han dicho mil veces, ya es un poco tedioso el tema de “los nuevos Berri Txarrak”, “coger el testigo” y tal. En sí, tú que conoces tu música, ves que no se parecen en nada, pero luego de repente oyes rock, lo oyes en euskera, oyes guitarras potentes y baterías rápidas, y obviamente remiten a lo más grande que ha pasado en Euskal Herria. Entonces bueno, te remites un poco a eso, a Berri Txarrak siempre. Cualquier persona que haga rock así se le puede acotar con ellos. No nos molesta, obviamente es un halago, es un grupo grandísimo, pero, por otra parte dices: qué pena no partir de un sello propio de cero. Aunque sea imposible, pero bueno, aun así.

¿Cómo veis los escenarios en pandemia?
No quiero echar pestes, pero… Entre muchas comillas, es un lujo tocar, porque puedes coger y hacer bastante ruido, y está bien tener a 100 personas viéndote de vez en cuando, pero claro, es el antidirecto, obviamente. Todo el calor que tú proyectas en directo cae en un vaso vacío, ¿sabes? Entonces, está bien, está bien porque nos gusta tocar y nos flipa tocar en directo, y por lo menos poder explayarnos en nuestros temas, pero no hay ningún tipo de feedback. Todo el feedback que hay es que alguien pueda aplaudir, o levantar las manos, o cantar un poco con la mascarilla; entonces como que en ese aspecto, sales de un concierto siempre como muy... ¿Ha estado bien? ¿No ha estado? ¿Les ha gustado? No lo sé. ¿Lo has dado todo? No lo sé, nunca sabes muy bien.

Ahora que el circuito de festivales no es una opción, ¿cómo os planteáis la supervivencia de una banda como la vuestra?
Según a qué le llames supervivencia. Si le llamas a generar ingresos, o a seguir existiendo como banda. Pues no lo sé, estamos siempre como abrazándonos a si esto va a pasar ya, venga, ya para septiembre daremos un bolo de pie, ya para diciembre tal… Entonces, sí que es verdad que ánimo no te queda demasiado, cuando ves que tienes que hacer dos bolos en un gaztetxe como el de Zestoa, que es en casa, y en cada bolo entran 40 personas. Tienes que trabajar, tanto tú, como todos los que te rodean y hacen que eso funcione, el triple para la mitad de gente y para la mitad de sensación. Es una sensación un poco de cansancio. Si has hablado alguna vez últimamente con Marcos, ya te imaginarás cómo está el panorama. Montar, trabajar, igual que antes o el doble, y ver la mitad de resultados, o muchas veces ni uno porque ha tenido que cancelar. Entonces, es atarse a lo que te digo, a lo que venga próximamente y decir que ya dentro de nada estaremos ahí. Pero por otra parte, no puedes parar de tocar, porque si paras de tocar, el grupo se pierde.

"Tienes que trabajar, tanto tú, como todos los que te rodean y hacen que eso funcione, el triple para la mitad de gente y para la mitad de sensación"

Con este panorama, ¿no creeis que sería mejor apostar por el underground, en vez de por una mayor exposición estando en un sello como Oso Polita, ahora que el modelo ha cambiado?
Bueno, sí y no. Si piensas en el momento de ahora mismo, sí, claro que se entiende que es mucho mejor el underground, porque al final nadie saca tajada de lo que tu haces, te lo gestionas todo, no pierdes por ningún lado… Ahora mismo sí que es lógico, pero claro, nosotros al final vemos el grupo como un proyecto a medio-largo plazo. Yo no veo que vaya a ser dentro de tres meses, si no a ver qué está pasando dentro de un año. Pero a lo mejor dentro de seis meses el sello está montando todo lo que puede, a programar todo lo que pueda, sobre todo a sitios que no llegábamos antes. En ese aspecto sí, nosotros creo que siempre hemos podido llegar a tocar en un gaztetxe porque tenemos los medios para conocer a alguien, para que nos digan de tocar; y sin embargo, nunca hemos tocado en un festival, nunca hemos tocado en unas fiestas, entonces creemos que nos pueden aportar eso. ¿Ahora mismo? Pues no tanto, pero quizá dentro de cuatro meses, por ser optimistas. Y luego está Marcos, que se está convirtiendo prácticamente en el quinto Ezpalak, porque está en todas metido, le pedimos consejo hasta para irnos a la cama. Sabe cómo está el asunto por dentro y no nos va a contar batallitas nunca, contamos con él y él nos pone siempre donde tenemos que estar.

¿Cómo os posicionais en toda esta polémica respecto a las plataformas de streaming y el modelo de Spotify & Co. frente a Bandcamp?
Creo que en la dinámica de todo lo que hemos hablado hasta ahora. Es un escaparate, y al final tú puedes apostar por uno o por otro. Yo creo que Bandcamp, o Soundcloud también, siempre han sido un poco más hacia el underground, si quieres ser consumido acabas saliendo. Obviamente, el rédito que sacas de ambos no tiene nada que ver, con Spotify prácticamente no sacas, por lo menos a nuestro nivel, entonces yo lo veo como un sitio donde hay que estar. Es como un compromiso con los oyentes, tenemos que salir en Spotify, tenemos que estar ahí porque es donde la gente nos va a escuchar por primera vez. Porque incluso YouTube ha pasado prácticamente a otra escena. No sé si es positivo pero, ya te digo, con el prisma de todo lo que hemos hablado hasta ahora: en parte sí, en parte no. Pero yo estoy a favor de salir en Spotify, de tener Instagram, de tener Facebook… Si tuviera que elegir, yo diría que sí siempre a tener estas cosas, aunque me puedan gustar más o menos, o te puedan dar más por el culo.

¿Qué os parecen alternativas asumidas como los directos online, por ejemplo? ¿Os gusta alguna de las que hayáis visto en particular, os planteais alguna propia?
En ese aspecto no hemos trabajado absolutamente nada, ni hemos querido. Creo que somos más de directo puro, de gente delante y a tocar fuerte. Pero sí que somos muy consumidores de todo este género de directos y tal, y siempre nos ha gustado mucho y nos ha atraído mucho. Estamos planteando hacer algo así, grabar un directo en el baserri de Eñaut, lo hemos planteado y quizá se acabe haciendo. Ya no en contexto pandemia, si no en el contexto en que queremos tener un directo grabado en condiciones. Como la gente no puede ver un concierto en condiciones, ni siquiera asistiendo a uno, por lo menos en casa que te pueda transmitir como cuando nos veías antes. Nosotros nos hemos cagado en Dios repetidas veces, porque cuando empezó esto empezábamos a dar conciertos un poco potentes a nuestro nivel, entre nosotros. Ya no digo ni con la gente ni nada, si no que nosotros empezamos a volver la cosa un poco más loca, yo daba paso ya a tirarme del escenario, cosas que me habían gustado pero nunca había hecho… Y entonces se cortó de cuajo y se pasó directamente a sillas, con mascarilla, sin poder echar un trago… Nos hemos cagado mucho en esa situación y hemos pensado mucho en el “¿qué habría sido si...?”, o el “¿qué habría pasado si...?”. Y a veces como que te escudas en eso: ¿si no hubiera esto, cómo estaría? Igual estaríamos comiéndonos los mocos, no lo sé, pero nos gusta pensar que estaríamos dando un montón de conciertos súper locos, en un montón de sitios, con gente saltando… Así que eso, estamos siempre esperando, siempre comentando: cuando esto pase, haremos no sé qué. Nunca puedes crearte una expectativa hoy en día, porque te dura cinco minutos, pero justo ahora hemos entrado a trabajar con Marcos, que Marcos es un booker de la hostia, y le encanta lo que hace y programa que te cagas. Desde que empezamos con él, sabíamos que Marcos iba a hacer todo lo que esté en su mano, que íbamos a tocar en todas partes... Cuando empezamos nos lo decía: “sois un grupo que puedo intentar que toquéis todos los putos fines de semana”, cosa que a nosotros nos flipa. Queremos ver eso, queremos ver dentro de un año, seis meses, cuando sea que pase esto y Marcos siga teniendo esa ilusión, y empiece a trabajar como un loco, y que de repente tengamos diez bolos. Eso es lo que nos encantaría.

¿Algo que quieras comentar para terminar, saludar a alguien?
Animar a todo el mundo a que compre el disco de Ezpalak, tengo la sensación de que va a dar bastante que hablar, que se va a escuchar, y que es para gustar. Y que te va a gustar. Y saludar, a mi madre, que estará en Tudela tranquilamente hoy viernes. Y nada más.

Próximos conciertos:

· 8 mayo Semirarixoa (Bergara)

· 15 mayo Bonberenea (Tolosa)

· 22-23 mayo Gaztetxe (Zestoa)

· 27 mayo Fnac (Bilbao)

· 5 Junio Dabadaba (Donostia) 2 pases

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.