“Es justo la clase de disco que quería hacer”
Entrevistas / Bigott

“Es justo la clase de disco que quería hacer”

Raúl Julián — 07-12-2014
Fotógrafo — Gustaff Choos

Bigott recupera su lugar como uno de los creadores más singulares y atractivos del panorama nacional con “Pavement Tree” (Gelmar, 14). Para ello el zaragozano se ha hecho acompañar de Jeremy Jay, quien influye concluyentemente en el talante del álbum.

Borja Laudo retoma su mejor nivel con el presente disco, después de publicar el pasado año una entrega aceptable pero (por primera vez) excusable y de cierto estancamiento implícito como “Blue Jeans” (Gelmar, 13). “Me alegra saber que el resto de los discos te parezcan imprescindibles. Año y medio después de su publicación no me acuerdo de nada, pero en este me he dejado llevar… todo ha ido encajando de manera natural y estoy muy contento con el resultado”. Un resultado que de algún modo reactiva la creatividad del autor tras reclutar para la causa a Jeremy Jay, quien ha ejercido como productor encargándose además de toda la grabación. “Lo conocí después de uno de sus conciertos, nos hicimos amigos y al rato ya estábamos grabando canciones sin parar”.

La presencia de Jay en el disco resulta palpable, con una implicación que afecta a la propia personalidad de la obra más allá del mero trabajo tras los mandos. “Fueron días muy intensos con larguísimas sesiones de grabación. Su manera de trabajar exige el máximo de concentración y precisión, y eso hace que no pierdas de vista todo el conjunto de lo que estas haciendo mientras grabas. Su implicación ha sido total en todo el proceso de grabación, mezcla y masterización del álbum”. Así las preferencias del californiano por los ochenta, con líneas de bajo gruesas, teclados sugestivos y ese aspecto de crooner clásico, se han fundido en armonía con las propias cualidades artísticas del aragonés. “Ha sido muy enriquecedor trabajar con él. Es justo la clase de disco que quería hacer: viene de otro sitio, es más personal y tiene menos artificios que los anteriores”. A cambio, Bigott ha abandonado a la que fuese su troupe habitual (también sobre el escenario) durante los últimos años, con Paco Loco y su estudio del Puerto de Santa María al frente. “No me gusta echar de menos, cada cosa tiene su momento. Ahora funcionamos con formación clásica: Clarin al bajo, Pablo Jiménez a la batería y yo mismo. En directo se une Cristian Barros a los teclados y la guitarra. Los próximos conciertos van a ser cojonudos… hay nuevas y buenas canciones y muchas ganas”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.