Los catalanes Els Amics de les Arts acaban de publicar disco y DVD en directo, “Tenim dret a fer l’animal” (Discmedi, 13), así que aprovechamos para obligarles a contestar a nuestro No Confidencial. No podían negarse.

¿Cuántas cenas os ha costado tener a tanta gente cantando vuestras canciones como si fuera un karaoke en “Tenim dret a fer l’animal”? Es ponerlo y sorprenderse ya con “Carnaval”…

Muchas menos de lo que ha costado esta entrevista.


En cambio, ¿vosotros cantáis vuestras propias canciones en la ducha?

La ducha da más para cantar Queen o The Smiths, depende del día.


¿Para formar parte de Els Amics de les Arts hace falta ser un 80 % músico y un 20% humorista? ¿Nos hemos equivocado en los porcentajes?

El tema del humor tiene un peso dentro del concierto, pero no creo que llegue al 20%. Es más, la mayoría de cosas que decimos responden a un guión más o menos pactado. Hablar entre canciones es una cosa que tuvimos a hacer porque no teníamos repertorio para llenar un concierto cuando empezamos. La gente lo ha acabado integrando y es una parte que esperan en nuestros bolos. Incluso hay gente que al final te dice: “¿Por qué no habéis hablado tanto hoy?”.


¿Os dedicáis ya exclusivamente a la música? ¿En serio era necesario?

Sí. Y es más. No pararemos hasta tener una muy buena crítica de un tipo llamado Joan S Luna.


¿Cuál de vosotros tiene el hobby más extraño de todos?

Eduard hace retiros de silencio, Dani pasa horas haciendo volar un helicóptero con su iPad y Joan Enric colecciona tipografías. Toma. ¡Ah, y Ferran en sus horas libres estudia fisioterapia!

¿Ligáis más desde que el grupo es famoso o sois de esos pobrecillos que ya tenían novia cuando no le interesaban a nadie?

La segunda. Venga, ¡reíd!

Es posible que seáis el grupo catalán con mayor equilibrio entre seguidores y detractores.
Conocemos los motivos por los que la gente os odia, pero ¿por qué les gustáis?
Sí hombre! ¡Te lo voy a contar a ti!

¿Cuál es el personaje más importante que se reconoce fan vuestro?

Eso se lleva en silencio.


¿Os da rabia que el anuncio de Love Of Lesbian para televisión haya causado más revuelo que aquel en el que vosotros participásteis hace unos años?

No. Pero tenemos que reconocer que nos da rabia que se zamparan ese arroz, con la piscina, las chicas y la fiesta y nosotros no.


¿Cuánta gente ha apostado a que grabaréis alguna canción en castellano en los próximos meses?

Nos lo han ofrecido, pero dijimos que no. Vimos más salida con el japonés. Hicimos una versión de “Per mars i muntanyes” llamada “Umi o koete, yama o koete”. La primera vez que la cantamos en público vino el cónsul de Japón.

¿Cuál es el último libro que has leído, la última película que has visto y el último disco que has comprado?

“El guardián entre el centeno” de JD Salinger. De película, “Los últimos días”. Y de música, “Comes A Time” de Neil Young.


¿Qué canción te hubiese gustado componer y cuál odiarías haber escrito?

Nos gustaría haber compuesto “Cumpleaños feliz”, sin duda.

¿Cuál crees que es el mejor tema oculto de Els Amics de les Arts y cuál es el hit de la banda que menos te gusta?

“Els ocells” y “L’home que va matar Liberty Valance” son dos canciones que no estan en el top cinco de mucha gente, pero nosotros las queremos un montón

¿Cuántos de los curiosos personajes que aparecen en vuestras letras están inspirados en personajes reales y cuántos en vosotros mismos?

La cosa estaría al cincuenta por ciento. Nuestras vidas no son tan interesantes. No dan para tres discos y tres maquetas.


¿Es cierto que todas las críticas positivas que has tenido las han firmado amigos vuestros?

Sí. Ya lo hicimos con un poco de vista en el año 2000. Cogimos cien amigos y los obligamos a estudiar periodismo contra su voluntad con el único fin de que hablasen bien de nuestros discos. En la actualidad estamos en la fase dos, los tenemos colocados en todos medios de comunicación que nos interesan y han pasado de becario a redactor y van subiendo. En cinco años empezaremos a ver los frutos reales. Ahora solo son reseñitas lo que les dejan hacer.

No queríamos usar el nombre de Manel en este cuestionario, pero no hemos podido evitarlo. ¿Son mejores que vosotros o preferís vuestra música?

Esa respuesta la sabe todo el mundo. Vamos a lo que realmente importa… ¿Quienes son más guapos?

¿Le romperíais las piernas a algún crítico musical de este país?

No. Quien hace lo que puede no está obligado a más. Por cierto… ¿decir que sí nos convierte en indies?

¿Habéis aparecido ya en “Polònia”?
Es que ahora mismo no lo tenemos claro.
Artur Mas salió cantando “Jean-Luc”. Los “consellers” le decían “Ai, Artur! Vull entendre’t però no puc” al principio de su primera legislatura.


¿Cuál es el personaje más famoso que se cuenta entre vuestros seguidores? No cuentan ni Buenafuente, ni Bibiana Vallvé.

¡Steve Jobs lo era! Un catalán que vive en Cupertino y trabaja en Apple le hizo llegar un ejemplar de “Bed & Breakfast” a finales de 2009 y el tío se ve que pasó una semana cantando “L’home que treballa fent de gos”.


¿Qué le diríais a uno de esos fans vuestros que tiene tus discos pirateados?

Que el WAV tiene más calidad que el MP3. Y que venga a un concierto.

¿Es cierto que sólo vas a los conciertos de otros grupos cuando la barra libre está asegurada?

La gente no lo sabe, pero los canapés son mucho más importantes.