«Sudamérica es una pasada. El público de allí lo vive todo más intensamente»
Entrevistas / El Último Vecino

«Sudamérica es una pasada. El público de allí lo vive todo más intensamente»

Gemma Puig Bru — 21-01-2021
Fotógrafo — Neelam Khan Vela

Gerard Alegre, El Último Vecino, ha vuelto a la actividad. Y lo hace sin tomarse demasiado descanso entre single y single. Si hace poco publicaba “Nostalgia”, acaba de lanzar una novedad más que lleva por título “Qué caro”. El viernes 22 de enero se estrena el videoclip de esta última, firmado por Belle De Nuit, estudio que ha trabajado con artistas como Bad Gyal o Kaydy Cain.

El barcelonés Gerard Alegre, más conocido como El Último Vecino, empezó Bellas Artes unas cuantas veces, pero un día le propusieron tocar el bajo en un grupo. Ese día cambió su vida, porque la música era lo que de verdad le excitaba. Desde entonces ha publicado dos álbumes, “El Último Vecino” (13) y “Voces” (16), y dos EP, “Tu casa nueva” (14) y “Parte Primera” (18). Ahora ha vuelto con los nuevos singles, “Nostalgia” y “Qué caro”, motivo por el que quedamos con él para hablar un poco sobre su carrera, la cuarentena y lo que se viene.

Hablamos unos días antes de la entrevista y quedamos un lunes a las once la mañana en una cafetería de Gracia. Cuando nos sentamos en la mesa le comento que estoy un poco nerviosa y me dice que él también, porque lleva mucho tiempo sin dar una entrevista y me tranquilizo un poco. Pongo el móvil encima de la mesa preparado para grabar, pedimos unos cafés y sacó las preguntas. Mientras esperamos nos contamos un poco nuestra vida, que si yo he estudiado esto, que si yo lo otro y cuando el camarero se acerca a la mesa con los dos cafés yo le doy a grabar y empezamos con las preguntas.

Durante estos últimos años has ido sacando algún single y un EP en 2018, “Parte Primera”, pero desde “Voces” no sacas nada que pueda considerarse un álbum. ¿Qué has estado haciendo durante este tiempo?
Durante este tiempo he estado peleándome conmigo mismo para hacer canciones nuevas. He hecho unas cuantas, que yo creo que nunca verán la luz, y he ido probando. Pero sobre todo me he peleado mucho conmigo mismo; parece que haya estado “out”, pero en realidad no. Además, en esta lucha he tenido momentos bajos, en los que me he comparado mucho, y es que tienes que ser muy fuerte para no compararte, y yo no lo he sido durante un tiempo. Y el hecho de compararme también me ha hecho perder mucho tiempo, porque de pronto empezaba a hacer música nueva pero que no tenía alma porque no me salía natural componer. Pero bueno, durante este tiempo también he mejorado, he dejado de compararme, me he conocido mejor a mí mismo, he vuelto a confiar en mí, que es una cosa que había perdido, y ha desaparecido el miedo a que nuevas influencias de música se noten en las canciones que hago ahora.

En 2018 publicaste el EP “Parte Primera”. ¿Con “Nostalgia” se viene la segunda parte o crees que ese momento ya ha pasado?
Pues la verdad es que es la primera vez que me planteo esto. En principio, “Segunda Parte” no existe y “Nostalgia” forma parte de las cosas nuevas. Pero bueno, ahora que lo dices, sí que es verdad que “Nostalgia” es diferente a las canciones que sacaré próximamente y la que más se parece a todo lo que he hecho hasta ahora. Así pues, creo que “Nostalgia” es una especie de puente entro lo que he hecho hasta ahora y lo que haré a partir de ahora. Por esto, ahora que me lo has planteado, “Nostalgia”, poéticamente, me casa como “Parte Segunda” y, oficialmente no lo es, pero me cuadra como conclusión: vamos a cerrar toda esta parte y a empezar otra.

En 2017 también sacaste “Mi chulo”, que es una versión de una canción de La Zowi. Lo que haces está alejado del trap, pero ¿crees que hay sintonía entre lo que has hecho hasta ahora y algo como el trap?
Sintonía… No sé…

Bueno, pues ¿por qué elegiste esa canción?
Elegí esa canción porque era un momento de mi vida que estaba muy triste y esa canción me caló. Hay veces que, cuando estas muy triste o muy alegre, el estilo te da igual, y fue eso (risas). Pero bueno, sí que veo muy diferente lo que hago yo con lo que en ese momento hacía La Zowi, pero, al final, es música pop. Y bueno, ahora, viéndolo fríamente, también creo es una carta que puedo jugar a mi favor en un futuro, porque me abre otras puertas.

Si yo tuviera que definir tu música diría que son ritmos de los ochenta, con letras actuales y sintetizadores, muchos sintetizadores. ¿Cómo la definirías tú, si es que quieres definirla?
Joder, que difícil (risas). No sé, creo que no la quiero definir. Es que me incomoda definirla porque, tal vez, después hago otra cosa.

Entonces vamos a hablar un poco de los conciertos.
Venga, dale.

«Sudamérica es una pasada. Y lo que más me sorprendió es que el público de allí lo vive todo más intensamente. Es otra liga. Como anécdota te podría explicar que yo allí me sentía como Lady Gaga«

Hemos visto que has tocado por muchas ciudades del territorio español, te has ido a otras ciudades europeas como Berlín e incluso has visitado Sudamérica. ¿Cómo fue esa experiencia?
Sudamérica es una pasada. Y lo que más me sorprendió fue el público de allí es que lo vive todo más intensamente. Es otra liga. Como anécdota te podría explicar que yo allí me sentía como Lady Gaga, porque aquí no estamos acostumbrados a que la gente nos pare por la calle; pero allá teníamos seguridad privada, incluso en la sala. Y claro, para nosotros, eso era muy guay pero flipante a la vez. Es una anécdota, y decir que el público de un sitio es más entregado que el de otro pues no creo que sea correcto, porque cada sitio tiene una cultura diferente. Pero bueno, la experiencia fue brutal, aunque sí que nos gustaría hacer una gira más larga porque si que hemos ido varias veces a diferente sitios, pero durante muy poco tiempo.

Vuestros conciertos son muy frescos. Es más, yo creo que gran parte del éxito de El Último Vecino viene de vuestros directos, de la manera que tienes de moverte y de ser encima del escenario, porque se nota que eres tú el que está allí arriba, es algo muy real. ¿Cómo os preparáis un concierto?
Pues la verdad es que nos preparamos los conciertos muy poco, y es una cosa que me gustaría cambiar (risas). Nos preparamos únicamente las canciones y ya está, no hemos trabajado nunca escenografía o guion escénico y es una cosa que me gustaría empezar a hacer.

Terminando ya con el tema conciertos, ¿cuánto tiempos llevas sin tocar? ¿Cuál fue vuestro último concierto?
El último concierto creo que fue el de Valencia en junio, pero no me acuerdo muy bien.

¿Y cómo lo recuerdas?
Pues fue un concierto con “nueva normalidad” y fue la cosa más rara del mundo. Y bueno, el de Valencia creo que aún fue medianamente bien porque el set que llevábamos era más animado y como hicimos el cierre, la gente se levantó y empezó a bailar en sus asientos. Pero claro, el día anterior habíamos tocado en el Cruïlla y fue diferente, más parado todo. Hablé más y claro, también ves a menos gente y se hace todo muy extraño. Pero bueno, que aunque sea todo muy raro, nos tenemos que adaptar, porque es lo que hay. La experiencia está bien, pero tengo muchas ganas de tocar en una sala llena. Y de verdad que soy muy consciente con todo lo que pasa, pero no puedo evitar tener ganas de dar un concierto como los de antes. ¿Puedo pedir otro café?

Sí, claro… Vamos a hablar de la cuarentena, que es un tema que no puede faltar ahora. Hay artistas que durante la cuarentena se volcaron en las redes sociales, otros se hartaron de componer. ¿Tú que has hecho? ¿Cómo has pasado la cuarentena?
Pues mira, sé que hay mucha gente que lo ha pasado muy mal y me sabe mal y me da hasta vergüenza decir esto, pero es que a mí me ha ido muy bien la cuarentena. Al principio estaba muy atascado y, por el miedo al fracaso, pues no trabajaba, no me acercaba al estudio (que está en mi casa) y buscaba siempre una excusa. Pero entonces pensé que vale, sí, estaba parado pero también lo estaba mi “competencia”. Para mí fue como un momento para poder ponerme a la misma altura después del “parón” ese de dos años que tuve y ponerme a trabajar a tope. Y bien, conseguí componer muchísimo y volver a ser un “músico en activo”, que es una cosa que no sentía de hacía mucho y tenía muchas ganas.

“Nostalgia” ha salido en formato cassete también y, bueno, tú te diste a conocer por una demo que fue en cassete. Siempre le has tenido un poco de apego al formato, ¿no?
Bueno, la verdad es que fue una idea promocional para enviar a los medios. Yo no tenía la intención de sacar “Nostalgia” en físico, y un día desde la discografía, me mandaron uno de los casetes a casa y me pareció monísimo pero no sabía nada. Entonces me dijeron que era para mandar a los medios y bueno, si que los pocos que han sobrado, los hemos llevado a una tienda de Madrid especializada en casetes, pero los demás han ido a parar a revistas, radios, etcétera.

¿Cómo fue la composición de “Nostalgia”?
(suspiro) “Nostalgia” es una canción que empecé hace cinco años y creo que es la canción que más he tardado en publicar desde que la empecé. Pero creo que es un tema que no quiero explicar. A mí me gusta mucho desnudarme en mis canciones pero en este caso creo que de momento me lo voy a guardar para mí, porque es algo muy personal. Algún día lo contaré, pero ahora no estoy preparado (risas).

En alguna entrevista has dicho que El Último de la Fila es tu grupo favorito, ¿aún lo sigue siendo?
Bueno, es que yo creo que es el mejor grupo del mundo (risas).

A mí también me gustan mucho (risas). Pero, a ver, recientemente, ¿qué has estado escuchando?
Pues últimamente estoy escuchando muchísimo a Spice Girls, a TLC, a ATC, a Avril Lavigne… No sé, me motiva bastante. También porque las canciones me entran de una manera super natural y a nivel de ritmo me apasionan. Me he dado cuenta que además de los ritmos de los ochenta, que me encantan, estos también me gustan mucho. Me gustan tanto al nivel de que en el nuevo disco habrá temas así (risas).

Si ahora mismo te dijera que puedes colaborar con cualquier artista o grupo del mundo, ¿con quién te gustaría colaborar? ¿Cuál es tu colaboración soñada?
(suspiro) Que difícil. Bueno, qué difícil no… Supongo que Sting. Bueno durante mucho tiempo también he querido cantar con Manolo García, pero el que más yo creo que Sting o Morrissey.

Por último, ¿por qué “El Último Vecino”?¿Es una referencia a El Último de la Fila?
Sí, bueno, se parece un poco y me gusta, pero El Último Vecino es el título de un libro que empecé a escribir yo hace mucho tiempo aunque no lo terminé nunca. Pero creo que, ahora, si pudiera, lo cambiaria, porque desde hace relativamente poco me suena como si fuera el último que aún sigue haciendo un estilo de música cuando lo que lo está petando es otra cosa, y eso no me termina de gustar. Pero mira, me da igual.

Y, como concepto, ¿qué es para ti El Último Vecino?
El Último Vecino para mí soy yo, Gerard, sin más.

Has dicho que próximamente saldrán más canciones. Si tuvieras que definir lo que se viene en tres palabras, ¿cuáles elegirías?
Diferente, básico… Pero diferente a lo que ya había… ¿Pueden ser dos?

Sí, claro
Pues diferente y básico.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.