Power Burkas son una banda que acaba de publicar su primer larga duración de la mano de Famèlic y B-Core. “Llarga Vida al Tarannà” es el primer disco de los jóvenes músicos que hacen un garage punk muy característico con letras irreverentes y provocativas. Proponen un viaje por catorce temas que no dejarán indiferente a nadie. Sin duda, una banda a la que seguir la pista.

 

Procedentes de Vic y Menorca, Power Burkas se suman a la cantidad de bandas que están saliendo de la capital de la comarca de Osona. ¿Cuál es el caldo de cultivo de esta ciudad, qué está pasando con Vic? ¿De dónde creéis que viene todo ese movimiento underground?

Pues no lo sabemos exactamente, siempre ha habido muchos grupos al mismo tiempo que han habido y hay pocos sitios donde tocar música de manera regular y, en general, poco público. Eso sí, hay iniciativa. Con o sin talento, con o sin ambición, hay gente con ganas de hacer grupos para salir del aburrimiento clerical que se respira. No es un fenómeno aislado, muchas ciudades catalanas tienen situaciones parecidas pero a veces falta comunicación entre los músicos o entre la ciudad y los músicos para entender aquello como una escena. Cuando la palabra “escena” entra en el plano, se abren los focos y hay artículos en todas partes.

El movimiento underground es quizás el que necesita de más escena para sobrevivir, la gente y los grupos son pocos pero hacen piña y se emborrachan juntos y se dicen más tonterías con más frecuencia. De ahí la mitificación de Hotelers, Sugarsil·legals, Jazzcavas y casi para de contar.

Para futuros discos sabemos que podemos hacer lo que nos plazca estilísticamente.

 Presentáis vuestro primer larga duración, “Llarga Vida al Tarannà”. ¿Cómo ha sido el proceso compositivo de este disco? ¿Ha cambiado con respecto a vuestros anteriores EPs? ¿Qué diferencias encontráis?

El proceso suponemos que ha sido el estándar. Uno enseña a los demás una canción o una idea, probamos de tocarla juntos y… eureka, una canción más o menos potable. Eso repetido por las canciones que tiene el disco y podéis haceros una idea del proceso. La gran diferencia ha sido que teníamos la intención de hacer un puto disco ya, un disco largo y sin censura interna, lo que surgiese lo íbamos a poner. Por eso encuentras canciones tan diferentes, lo bueno es que la lengua sirve un poco de cemento y para futuros discos sabemos que podemos hacer lo que nos plazca estilísticamente.

 ¿Podríais definir qué entendéis exactamente por “tarannà”?

Una forma de ser, de ver la vida y de encararla. Nuestro “tarannà” como grupo es lo que ha hecho que el proceso para hacer y sacar el disco haya sido tan largo (más de un año con la broma). De ahí el pastel y el título, para nosotros es un mérito personal y colectivo haber sacado estas canciones, solo por el hecho de sacarlas independientemente de lo que venga ahora. Nuestro “tarannà” nos hace tardar en exceso al hacer un disco pero también nos hace llorar de emoción al sacarlo, esperamos mantenerlo.

Acabáis de fichar no por no uno, sino por dos sellos de referencia como son Famèlic y B-Core. ¿Qué expectativas tenéis y qué creéis que os puede aportar?

Unir fueras siempre está bien y más si eres un blandengue incapaz de arrearle a otro blandengue. Estamos más confiados, ésta gente sabe cómo manejar éstas cosas y nos están ayudando mucho con todo. Llevar su sello en el disco es un orgullo de clase (musical), con llevar su logo en el disco y hacer unos cuantos conciertos difíciles de buscar por nuestra cuenta nos bastamos, lo demás ya es cosa nuestra.

Power Burkas es un nombre realmente curioso… ¿Qué historia hay detrás y por qué hicisteis esa elección?

La historia no tiene nada de interesante. Resumido: cuatro idiotas diciendo gilipolleces hasta que sale el nombre y todos coinciden que el grupo que tienen juntos debería llamarse así. Si morimos por este nombre, idiotas será el menor de los insultos que nuestras conciencias muertas nos profanarán.

¿Qué referentes tenéis como banda? ¿Hay algún grupo que os haya marcado especialmente?
Escuchamos cosas muy variadas, la respuesta debería ser larga pero vamos a hacerlo rápido. Defendemos el rock en general, incluyendo la mayoría de sus vertientes. Bandas hay muchas, diremos dos y vosotros buscáis las conexiones y todo lo demás: Surfing Sirles y Fugazi. Nos encantaría ver a esos ocho tipos en un restaurante neutral hablando de como hacer canciones, veganismo, drogas, los túneles que hay en la luna y el Primavera Sound.

En junio tocaréis en el Primavera Sound… ¿Qué esperáis del concierto, estáis nerviosos?

La verdad es que estamos bastante acojonados, algunos de nosotros ya estamos haciendo abstinencia sexual concentrándonos en el concierto. Esperamos caras de resaca extrema que al ver a un grupo de ruido al mediodía van a querer acabar con sus vidas de inmediato o reengancharse a la fiesta por décima vez. Esperamos que nuestras caras estén presentables y que nuestra música suene correctamente, sin problemas de cuerdas rotas ni otros fantasmas.