El primero era mejor
Entrevistas / Fleet Foxes

El primero era mejor

Don Disturbios — 28-10-2011
Fotógrafo — Archivo

Ya hace unos meses que su segundo trabajo “Helplessness Blues” vio la luz, pero, tras su paso por el Primavera Sound en Mayo, ahora regresan a nuestros escenarios. Además lo hacen en el terreno en el que mejor se mueven, el de las distancias cortas. Todo un lujo poder disfrutar del poder evocador de su música y de sus voces celestiales. Indie-folk con denominación de origen Seattle.

Las suspicacias, las malditas suspicacias… Surge un grupo de la nada con el tipo de canciones que atesoran magia, de esas que te enganchan por el bajo vientre y en lugar de acojerlos con los brazos abiertos, te da por dudar de ellos. No son los primeros en salir del puerto, te dices, aunque tampoco serán los últimos en llegar, añades. Lees la letra pequeña y… ¡claro! Phil Ek. Ahora empìezas a cerrar el círculo. Phil Ek es el hombre. Él es el que desde hace años está detras de los controles de buena parte de los grupos más importante del noroeste de los Estados Unidos de la era post-grunge. De Built To Spill a The Shins pasando por Band Of Horses o Modest Mouse. Pero a la vez sabes de sobra que un productor está ahí para captar la esencia, para hacer que todo suene como es debido aunque necesita madera. Necesita a un autor que le de material de primera categoría más un grupo capaz de bordarlo, y lo tiene, vaya si lo tiene.

Las dudas se me despejan del todo un maravilloso 28 de mayo en el San Miguel Primavera Sound de Barcelona. Suena “Mykonos” y no puedo dejar de quitarme el sombrero. La magia está ahí, sin la precisón de lo grabado, ni la ayuda de overdubs u otras zarandajas por el estilo. Fleet Foxes en estado puro. Cuando llega la parte a capella final sabes que son grandes sobre el escenario y deseas verlos en pequeño formato, en una sala. “Tocamos en Glastonbury este año y estuvo muy bien, aunque preferimos tocar en clubes y locales mucho más pequeños”. Nos comenta un susurrante Robin Pecknold (cantante, guitarra) al teléfono, y no me extraña. Lo suyo deben ser las distancias cortas. En esas te tienen que dejar noqueado sobre una nube de ensoñación folk de voces bien empastadas y canciones… Bueno canciones, lo que se dice canciones, hay más en su primer largo que en el segundo… “Es verdad (risas), pero también creo que hits como “’Your Protector’ o ‘White Winter Hymnal’ ya estaban escritas, ya las teníamos, así que ¿por qué componer canciones que ya has hecho? No tiene gracia. Necesitas algo que te suponga una nueva dificultad, un reto. Lo siguiente que tendríamos que hacer es componer canciones que duren la mitad de las actuales”. Lo malo es que sin canciones con el poder de enganche de las citadas o de, por ejemplo, “He Doesn’t Know Why” de su primer disco, la cosa se complica. Y eso que la belleza sigue intacta en temas como “Montezuma”, que abre el segundo largo de la banda, o ese himno pastoral de iglesia que es “Battery Kinze”. Canciones que no sirven para dar un paso más allá de lo trazado en el primero, pero que resultan más que suficientes para mantener la atención de los medios especializados de medio mundo. “Es verdad que nuestro debut era mucho más abierto estilísticamente. Había más direcciones porque no había ninguna idea predeterminada sobre el camino a seguir. Simplemente hacías canciones y te centrabas en ellas, fuera lo que fuera que le pegase. Habrá gente a la que le gustará mucho más el primero, pero la mayoría de las opiniones que oigo al respecto de ‘Helplessness Blues’ es que la gente conecta con él enseguida. Y eso es bueno. Tú solo intentas hacerlo lo mejor que puedes y eso es todo”. Bla, bla, bla. Estamos todos bastante hartos de las entrevistas promocionales en las que se repiten esos manidos tópicos que parecen extraídos de los diarios deportivos. Cuando un artista empieza con frases como “Hagamos lo que hagamos en el próximo disco, lo grabaremos de manera distinta”, es que no ha quedado plenamente satisfecho con el resultado del actual y en el fondo sabe que el primero era mejor. Algo que salta a la vista, y que sin embargo no quiere decir que “Helplessness Blues” sea un mal trabajo. Lo que pasa es que, a diferencia del primero, no es un álbum que les desmarca de otros alumnos aventajados del indie-folk como Band Of Horses o veteranos del indie-rock americano como Wilco o My Morning Jacket, que a estas alturas todavía resultan palabras mayores para unos jovenzuelos que deben competir con grupos de mayor enjundia rockera como Ha Ha Tonka, Phosphorescent o The Avett Brothers. “Hay un montón de gente ahí fuera definiendo nuevos estilos y escenas. Nosotros no nos sentimos en concreto parte de ninguna escena. Nos dedicamos a disfrutar vayamos donde vayamos y a hacer lo que queremos con nuestra música. Con Internet y todo eso es más dificil que te sientas parte de algo concreto en un solo momento. Ya no es eso del ‘grunge/village/folk scene’. Nos gustan distintos grupos y artistas que hacen cosas interesantes” Grupos y artistas distintos que pueden ir de Modest Mouse a Elliot Smith… “Eres una mezcla de todo lo que te gusta y has escuchado. Alguna gente se define a si misma según la música que escucha o el background del que proviene. En mi caso, he escuchado mucha música distinta en diferentes situaciones a lo largo de los años y me interesa toda ella. Pero está claro que admiro muchísimo a Elliot Smith. Era un compositor y un cantautor brillante. Es un ejemplo genial de lo que te decía sobre un tío que ama los 70’s, pero escribe todo tipo de música y no se estanca en hacer que suene igual a eso. Tiene una calidad increible. Me encanta. Además de él, escucho otra cosas muy dispares; Ben Harper, David Arkenstone, The Moments, etc..

 “Helplessness Blues” está publicado por Music As Usual. Fleet Foxes estarán actuando en Bilbao (24 noviembre, Santana 27), Madrid (25, La Riviera; Primavera Club) y Barcelona (27, Auditori; Primavera Club).

5 comentarios
  1. No me gusta NADA como escribe el tal “Don Disturbios”. Se cree que tiene la verdad universal sobre la música. Y recuerdo el artículo del Primavera, me pareció patético (chapar bocas decía, si no recuerdo mal).

    Enormes Fleet Foxes. Habían muchos que ya se dieron cuenta de buenas a primeras.

  2. Grandes los Fleet Foxes y bastante penoso los comentarios explicativos del “periodista”. En general la prensa española deja mucho q desear. Creo q es una bendición q en la actualidad salga una banda como Fleet Foxes, más teniendo en cuenta como está el panorama musical a nivel comercial.
    Gracias y

  3. Grandes los Fleet Foxes y bastante penoso los comentarios explicativos del “periodista”. En general la prensa española deja mucho q desear. Creo q es una bendición q en la actualidad salga una banda como Fleet Foxes, más teniendo en cuenta como está el panorama musical a nivel comercial.
    Gracias y

  4. Grandes los Fleet Foxes y bastante penoso los comentarios explicativos del “periodista”. En general la prensa española deja mucho q desear. Creo q es una bendición q en la actualidad salga una banda como Fleet Foxes, más teniendo en cuenta como está el panorama musical a nivel comercial.
    Gracias y

  5. Normally, I would succumb to peer pruessre and like the hell out of your black and white photos, but apparently, my internet is incapable of featuring your classy black and white photo (cue: eternal sadness). What kind of twenty first century technology is incapable of enjoying a photographic technology mastered as early as the nineteenth century (answer: my twenty first century technology). Damn you computer! Also, male nurses rule!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El primero era mejor
Discos / Manos De Topo

El primero era mejor

8 / 10
Joan S. Luna — 18-02-2009
Empresa — Sones
Género — Pop
Fotógrafo — Archivo

El mundo debería dividirse en dos. Los que se atreven a sumergirse en el universo de Manos de Topo y no se achican ante la personal voz de Miguel Ángel Blanca y su lírica cínica, autoparódica y rabia misógina. Y los simplistas, los que cometen la torpeza de resumir algo tan complejo en la incapacidad de ver más allá de una voz histriónica.

Porque si de algo estoy convencido es de que pocos grupos, muy pocos, tenemos con la personalidad de Manos de Topo. Ahora, tras aquella sorpresa que fue “Ortopedias bonitas”, los gallegos afincados en Barcelona confirman en “El primero era mejor” que lo suyo no tiene remedio, que perdieron la cabeza en los rías y allí debe seguir. Pero como le ocurre a los locos, es precisamente el contraste con la cordura y lo estándar lo que les hace grandes. “El primero era mejor” es un disco complejo y que –como su predecesor, al que se sigue pareciendo bastante, incluso demasiado- requiere escuchas. Maestros del pitorreo (lo de “Tortilla” es el colmo), su segundo disco es, por contra, una obra de lo más sólida. Arregladas con una delicadeza y riqueza (ese a ambiente infantil, de juguete, las cuerdas, los teclados, los vientos o los xilófonos nunca están de más, nunca aturden), las canciones están redondeadas con cariño por una banda que jamás se toma a si misma más en serio de lo debido. Les parezca bien o no, Manos de Topo encajan a la perfección en aquel tópico de “amarles u odiarles”. Como ya hay bastante odio y rabia en el mundo (y, aunque sea cargado de humor e ironía, en “El primero era mejor”), déjense de puñetas y amen a Manos de Topo. La recompensa vale mucho la pena.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.