El cantautor que rompía sillas
Entrevistas / Damien Jurado

El cantautor que rompía sillas

Jesús Sáez — 05-11-2003
Fotógrafo — Archivo

Atrás ha quedado ya “I Break Chairs” (Sub Pop, 02) que cierra una etapa por múltiples razones. Primero porque da por acabado su periplo en Sub Pop y abre uno nuevo en Secretly Canadian. Segundo, porque deja atrás la tensión eléctrica y la brutalidad, para discurrir de nuevo por placenteros pasajes de country-folk en “Where Shall You Take” (Secretly Canadian/Green Ufos, 03) y el Ep “Holding His Breath” (Acuarela, 03).

”Where Shall You Take Me” incide en las mimas líneas que “Ghost Of David” (Houston, Party, 00): calma, ambientes plácidos y penumbrosos para relatar historias sobre el arte de vivir día a día. Puede que la producción y las melodías sean más luminosas y abran espacio para un pequeño hálito de esperanza, pero Jurado se niega. “No creo que sea así. De hecho no me planteé siquiera esa posibilidad. Si algo pienso de este disco es que es más oscuro todavía”. Pero canciones como la enérgica “Texas To Ohio” (el único resquicio posible que puede quedar de “I Break Chairs”) o la plácida “Window” invitan a pensar lo contrario. “La canción ´Window´ trata acerca de un hombre que se para y se pone a pensar acerca de lo que ha pasado en su vida, el amor y los días duros. Él está en el cielo mientras piensa en todo esto. En cierto modo es una canción de amor”.

“Trato de establecer una relación muy diferente entre mi fe y mi música, procuro que estén separadas”

El tema religioso ha sido algo que también ha rodeado el aura misteriosa y huraña que escribe la leyenda de Jurado. “Trato de establecer una relación muy diferente entre mi fe y mi música, procuro que estén separadas. Creo que mi fe no tiene nada que ver con lo que hago musicalmente, con la excepción de que es Dios quien me da mi talento”. Los dulces pasajes country-folk, transmiten esas ambiguas sensaciones de las raíces americanas más profundas: esa contradicción entre la soledad áspera que obliga a un hombre a enfrentarse consigo mismo, y la paz del silencio, la tranquilidad. Jurado consigue transmitir todo esto con una maestría que ya nadie duda en él. Y para ello siempre ha sabido rodearse de los mejores colaboradores, como la ya habitual Rosie Thomas. “Me encanta la voz de Rosie, y me encanta cantar con ella. Ha participado ya en dos de mis discos. Si mi voz pudiera tener otra mitad, sin duda sería suya”. Y otro personaje indispensable también en los discos de Jurado, y de nuevo nombre y apellidos para la leyenda: David Bazan, es decir, Pedro The Lion. “Conocí a David durante la escuela. Tocamos en muchas bandas de punk y crecimos musicalmente de una manera bastante paralela. De hecho, desde ese punto de vista, nadie me conoce como él”. En efecto, ambos caminos han circulado de manera bastante similar, hasta el punto, que ambos dieron el golpe de efecto a su carrera el año pasado, con dos discos que hicieron gala de una electricidad casi sin parangón, ambos injustamente ninguneados en nuestro país: por parte de Jurado, el ya mencionado “I Break Chairs”, y, por parte de Bazan, esa obra maestra que es “Control” (Jade Tree/Green Ufos, 02). “Creo que ambos sentimos a la misma vez que era el momento de sacar todo el ruido que llevábamos dentro. Como te he comentado antes, creo que un factor importante es que ambos estuvimos tocando juntos música muy potente durante nuestros años de juventud. Aquel disco fue como una especie de rotura, pero, a la vez, un descanso. Ahora mismo veo ´I Break Chairs´ como un gigantesco salto para mí”. Y como nueva muestra del trabajo conjunto de ambos, previamente a la edición de “Where Shall You Take Me?”, Secretly Canadian ha sacado al mercado un siete pulgadas que incluye dos auténticos documentos sonoros: “Pues ´Big Let Down´ y ´Make Up Your Mind´ son dos canciones que hice hace varios años junto a David Bazan, incluso antes de firmar por Sub Pop. David estaba en esos momentos grabando como Pedro The Lion. Él tocaba la batería y yo cantaba y tocaba la guitarra. Es un documento histórico”. Pero Damien Jurado también es actualidad en nuestro país por haber editado recientemente un Ep en la fantástica colección de Acuarela (en el que sale regrabada la mencionada “Big Let Down”) titulado “Holding His Breath”. “Sólo conozco a Jesus Llorente por e-mail, pero parece buena gente. Espero poder conocerle algún día. Me encantaría estar lo antes posible en España”. Por las noticias que nos llegan esa posibilidad puede que no esté muy lejana… Como bien muestra la portada de su último disco en Secretly Canadian, la música que hoy factura Damien Jurado es una postal en blanco y negro, arrugada, que apresa un recuerdo, mezcla de dolor y arrepentimiento, y belleza y candor. Una pieza más que poner a la fantástica construcción que están llevando a cabo este año los cantautores folk, que Jurado admite ningunear. Le menciono a Songs: Ohia, Bonnie Prince Billy, Iron & Wine, M. Ward… “No les presto realmente mucha atención. Escucho preferentemente música soul y reggae”. Jurado sólo se deja llevar por sí mismo, y sus emociones.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.