El veterano DJ y productor de New Jersey Mike Simonetti publica “Solipsism” (2MR, 18), en el que recopila sus temas publicados entre 2006 y 2013 y en el que se aprecia su pasión por la new wave y el disco, pero sobre todo por esos riffs arpegiados propios del rock atmosférico. ¿Estamos ante un rockero que hace electrónica o es al contrario? ¿Son reminiscencias de su pasado hardcore y punk? Leed y descubridlo.

Siempre que has pinchado en España te han sacado casi a hombros. ¿Qué recuerdas de tu paso por el Primavera Sound del 2015, en particular?
El Primavera fue genial. ¡Me encanta Barcelona! Cerré el escenario Pitchfork y pinché al amanecer. Fue una experiencia muy especial. Hubo fuegos artificiales y todo. Llevo más de un año sin pinchar en España, así que me gustaría volver tan pronto como sea posible, una vez solucione mi situación de booking.

¿Qué recuerdas de tu etapa en Italians Do It Better? ¿Sabor agridulce por lo acaecido con Johnny Jewel? ¿Cómo está el asunto en este momento?
Está bien ahora, no pienso demasiado en ello. Francamente, ha pasado mucho tiempo. Ahora me centro en otros asuntos, como mi nuevo sello, mi música, mis hijos, etcétera. He aprendido mucho en cuanto a confiar en la gente y a abrirme. Pero te arriesgas a eso cuando tienes un negocio. Cuando empezamos no esperábamos que el sello y los artistas se convirtiesen en fenómenos. Estoy algo decepcionado con lo que se ha convertido el sello, tanto musical como artísticamente. El arte es siempre igual y la música suena siempre igual. Así es la vida.

“Echo de menos la época de Troubleman Records. Parecía más inocente. Eran otros tiempos”

¿Y de cuando capitaneabas tu sello Troubleman Records, que alumbró a grupos como Unwound, Erase Errata, Glass Candy, Black Dice, Wolf Eyes, Chromatics, The Walkmen, etcétera?
Echo de menos esa época. Parecía más inocente. Eran otros tiempos. No había Internet y parecía que la gente se interesaba más por la música y la cultura. Tenías que buscar mucho. No me gusta demasiado cómo funciona el mundo de la música en la actualidad. Hay unos pocos medios, sitios web, que lo controlan todo. Crean o destruyen carreras, y es ridículo. Los agentes parecen perezosos, ya que bookean a los mismos artistas una y otra vez. Con Troubleman estaba Pitchfork, pero yo no estuve en esa escena la mayor parte del tiempo. Eran solo fanzines…

Ahora presentas este álbum que recupera material tuyo desde 2006, pero también has publicado hace poco temas en sellos como Me Me Me, Correspondant, Crosstown Rebels (como Pale Blue) y 2MR (de tu propiedad). ¿Qué supone para un DJ y productor como tú que labels de tanta importancia y vigencia se fijen y apoyen tu trabajo?
Soy muy humilde ante todo esto. Significa mucho para mí. He estado dedicándome a ello durante bastante tiempo, e intento seguir haciendo música que suene fresca, y hacerlo de manera orgánica. El hecho de que al público le guste me vuela la cabeza, porque hay un montón de sellos y de buenos productores ahí fuera. Significa que la gente está escuchando.

¿En cuál de ellos te has sentido más a gusto trabajando?
Fue genial trabajar con todos ellos de diferente forma. Llevar un sello es un trabajo duro actualmente. Parece que las ventas de vinilo están creciendo, así que el precio del vinilo se está disparando. Me considero muy afortunado de que a la gente le guste la música.

Por cierto, ¿qué tal funciona tu propia y actual discográfica 2MR? ¿Qué planes de futuro tienes para ella?
Adam Gerrard es el hombre que lleva el sello y hace casi todo el trabajo. Nos gustaría sacar a artistas nuevos y desconocidos. Pero es difícil vender discos, así que es un gran riesgo para nosotros. Un artista que me encanta es Divine Interface, de Atlanta, cuyo largo vamos a publicar pronto. Adam está haciendo un trabajo excelente encontrando artistas también. Él “descubrió” a Kedr And Gel Set. Tengo algunos temas que quiero publicar en el 2019 para 2MR. Discos nuevos de Sage Caswell, Kedr, John Barrera y Will Martin. Un montón de música buena.

“El revival del ‘horror soundtrack’ se debe en parte a mi aportación y a la de Italians Do It Better con la banda sonora de ‘Drive'”

En este “Solipsism” recopilas tus trabajos publicados entre 2006 y 2013. ¿Han sido tus mejores años como productor y de ahí que quieras recoger todo lo publicado para mostrarlo junto al público?
No, es más como algo de archivo. Estas canciones representan un momento y un lugar. Y tengo la necesidad de publicarlas, y creo que son fuertes y únicas. El revival del “horror soundtrack” se debe en parte a mi aportación y a la de Italians Do It Better con la banda sonora de “Drive”, y estos temas fueron compuestos más o menos en la misma época. Quería que viesen la luz también. Creo que lo nuevo de Pale Blue es mi trabajo más sólido hasta la fecha.

Algunos de los cortes que contiene este disco se usaron para películas o spots publicitarios, otros para desfiles de moda… ¿Te interesan mucho este tipo de interacciones con otros espacios de lo visual, la cultura y el arte?
Sí, la moda y el cine están conectados muy fuertemente a la música. Fue un honor para mí hacer música para el desfile de Chanel. Una experiencia muy enriquecedora. Quizás debido al éxito de mi canción en “The Guest”, la gente se está interesando más por lo que hago.

¿Slowdive, My Bloody Valentine, Black Sabbath, Slayer, Iron Maiden… ¿Los hay mejores?
Esas son algunas de mis bandas preferidas. Parece que mi gravedad se inclina hacia la música oscura y atmosférica. Quiero hacer música que sea única, y siempre acabo acercándome a estos sonidos. Realmente no sé muy bien cómo hacer música, soy algo nuevo en esto. Suelo hacer lo que me dicta mi interior.

Una de tus referencias más reconocidas y reconocibles es de tu paisano –por el origen italiano– y maestro Piero Umiliani… ¿Qué importancia tiene en tu sonido?
Él era muy prolífico, y, aun así, la calidad de sus producciones siempre fue top. Era como si las ideas le brotasen a chorros y no pudiese contenerlas. Me da envidia. Además, me encantan sus arreglos.

“Parece que es difícil para muchos reconocer que te gusta algo más que el house o el techno. Es una tontería encasillarse de esa manera”

Lo cierto es que en los temas de este álbum, esa mixtura entre música de baile y metal, a baja velocidad, lo hace especial, peculiar y hasta único… ¿Por qué hay tan poca gente que se atreva con ello?
Creo que es porque la gente no está al tanto de la diferencia de géneros musicales. Parece que es difícil para muchos reconocer que te gusta algo más que el house o el techno. Es una tontería encasillarse de esa manera. Me encanta conocer géneros nuevos. Me influye y se nota en mis producciones.

¿De qué salud goza la escena electrónica de Nueva York -que tú tan bien conoces- en la actualidad? ¿Qué nos puedes recomendar de la misma?
Bossa Nova Civic Club sigue dando guerra. Nueva York tiene un montón de clubes en este momento, parece que más que nunca. Puedes salir cada noche y pasarlo bien. Es algo no tan bueno, en parte, porque hay mucha competencia. Hay un montón de noches programadas donde no va la suficiente gente, y eso no debería ser así. No creo que la cultura pueda sustentar todos estos clubes ya que es una escena muy pequeña.

Por cierto, ¿colaborarás de nuevo con gente como el mexicano Rebolledo?
No lo habíamos planeado, pero acabo de pinchar en su fiesta Maya Warrior en Nuva York y pincho en Topaz en Monterrey muy habitualmente.

Para terminar Mike, ¿cuándo te podremos disfrutar de nuevo en España?
¡Cuándo me llamen! ¡Pincharé en cualquier sitio cuando quieran!