Entrevistamos al músico bizkaitarra, integrante de Berri Txarrak y Cobra, y organizador del Festival Mikrofilm que celebra el 23 de mayo la fiesta de presentación de su tercera edición.

PILT, Cobra y Berri Txarrak demuestran la valía de este bajista nacido en Deusto hace 35 años. Y es que desde que David González se colgase el bajo allá por los años noventa, ha sabido hacerse un hueco en el mundo de la música donde el éxito es una posibilidad remota que solo se conoce a base de talento y mucha determinación. Hablamos con el bajista Bizkaino dos días después de su regreso de EE.UU. donde Berri Txarrak, que este año celebra su 20 aniversario, acaba de grabar su octavo trabajo producido (de nuevo) por el reputado productor Ross Robinson (The Cure, At The Drive In, Korn, Sepultura…) aderezando el viaje con una gira por la costa oeste Americana. Además, como a quien aún le sobran horas a lo largo del día, David también nos habla del Mikrofilm, festival que el 4 y 5 de julio celebra su tercera edición.


¿Cuándo y cómo empezaste en esto de la música? ¿Algún padrino?

Cuando tenía 14 años un día mi hermano trajo un bajo a casa, poco a poco me enseñaba lo que él iba aprendiendo y así empezó todo. Luego me hice colega de unos melenudos de mi barrio y empecé a tocar con ellos. Después de unos años y varios grupos, me llamaron PI LT, y desde que me llegó esta oportunidad empecé a ser consciente de que podía dedicarme profesionalmente a tocar.  Creo que desde siempre he tenido ese “chip” de predisposición y dedicación absoluta para y por la música, pero de manera inconsciente… PILT  me hizo darme cuenta de eso y me dio seguridad y una gran oportunidad. Si ha habido algún padrino sería PI LT. Desde entonces he tenido la suerte de tocar con muchos músicos y amigos, de formar Cobra y de aprender a base de conciertos, ensayos y grabaciones hasta hace casi seis años que empecé a tocar con Berri Txarrak, el grupo con el que estoy cumpliendo muchos sueños.


¿Cuántas visitas a EE.UU. desde que te incorporaste a Berri Txarrak? 

Con esta ya van unas cuantas, ya sea para grabar como para tocar. Esta vez hemos aprovechado para, además de volver a grabar con Ross Robinson, hacer unos cuantos conciertos por la costa oeste en ciudades como Seattle, San Francisco o Portland con Nueva York como destino final. De momento no nos podemos quejar, hemos compartido escenario con bandas cojonudas y nos hemos quedado sin merchan, que más se puede pedir!. Tanto la grabación como la gira han sido experiencias muy enriquecedoras a todos los niveles, algo que nos hace cada vez más banda. Creo que estamos en muy buena forma.


¿En qué se diferencia trabajar con Steve Albini o Ross Robinson? ¿algún favorito?

No es cuestión de favoritos, creo que la suma de las dos experiencias es algo enriquecedor como músico y como persona. He disfrutado y he aprendido mucho con los dos aunque es cierto que son formas de trabajar completamente opuestas. Steve Albini es un ingeniero artesano capaz de fotografiar a un grupo de la manera más fiel, sin maquillaje ni trucos mientras que Ross es un productor capaz de llevarte al límite, explorar tus entrañas y grabar lo mejor de ti. El primero en analógico y el segundo en digital.
La verdad es que este segundo disco con Ross ha sido muy intenso y emocionante, desde el primer día había cierta confianza y respeto mutuo que hizo que fuera una grabación muy mágica, estamos muy contentos e ilusionados con el resultado…


¿Qué diferencia hay entre los productores nacionales e internacionales? 

La única diferencia que encuentro es el idioma, algo que, a veces resulta jodido… no hay nada que envidiar, técnicos como Santi García, Xanpe o Karlos Osinaga entre otros muchos son ejemplo de ello, cada uno con su manera de entender la música, con su experiencia y su método. No hay mejores o peores, hay diferentes, como las personas al fin y al cabo… aunque es cierto que poder trabajar con alguien que ha formado parte de la historia de la música (incluso llegando a cambiarla) es muy inspirador y emocionante, sobre todo para unos melómanos como nosotros… al final es una cuestión de ir absorbiendo y aprendiendo de todo aquello que llegas a experimentar, el lugar es indiferente…


¿Cómo es el público americano, de película?

Hemos tenido la suerte de conocer a gente muy guay, muy agradecidos por ir a tocar hasta sus barrios o ciudades. No nos han faltado sitio donde dormir, incluso a veces nos han sobrado casas… se nota que han mamado música desde pequeños, es generacional y cultural, por eso el respeto que existe hacia el músico es algo de agradecer y envidiar. En general nos han tratado muy bien y estamos deseando poder volver para así, ir abriendo camino poco a poco.


Hablando de pelis, ¿Cobra? ¿Sois muy fans de Sylvester Stallone?

El nombre de Cobra nace como un pequeño homenaje a la película mítica de los 80´s de George P. Cosmatos. Desde un principio teníamos claro que queríamos montar una banda de rock relacionada con el mundo del cine. Creo que la música siempre ha estado muy ligada al cine y nos parecía un concepto muy atractivo. Además, casa muy bien con el estilo que hacemos… Nunca hemos querido trasmitir ningún mensaje en concreto, es todo una cuestión de estética y entretenimiento…

También estas involucrado en el Mikrofilm, ¿Cómo surgió?
Mikrofilm es un festival de cortometrajes de género que se celebra en Julio (este año el 4 y 5) en Plentzia desde hace tres años. Lo montamos entre unos colegas con ganas de pasarlo bien y (hacer) disfrutar durante un fin de semana de conciertos, cortos al aire libre, teatro, videomapping…. cada año, en primavera, montamos una fiesta presentación con conciertos en el Kafe Antzoki de Bilbo, con la ayuda de estos. Este año será el 23 de Mayo (viernes) con Radio Moscow (Iowa), rock psicodélico y bluesero al estilo de las grandes bandas de los años setenta.Y Minor Empires (Madrid), el nuevo proyecto de miembros de Nothink, Toundra, The Big Bench y Moonich. Para el que se quiera apuntar, puede informarse aquí.


¿Planes de futuro?

Este año es el 20º aniversario de Berri Txarrak y estamos muy emocionados, nos espera un año muy largo por delante lleno de música y sorpresas… por otro lado, con Cobra seguimos tocando en directo todo lo que podemos y más, poco a poco vamos preparando material nuevo también. Mikrofilm es otra de las cosas que ocupa una parte importante de mi tiempo… en fin, como bien dice un amigo mío, parar es morir!

El Mikrofilm Short Festival se celebra durante los días 4 y 5 de julio en la plaza de la Iglesia de Plentzia (Bizkaia), y la fiesta de presentación el viernes 23 de mayo en el kafe Antzokia de Bilbao. Sorteamos dos entradas dobles para asistir a la presentación con los conciertos de Radio Moscow y Minor Empires y la postparty en Stereorocks!, para participar envía a publizarata@mondosonoro.com la razón por la que quieres asistir, indicando Mikrofilm en el asunto.

Os dejamos el trailer retrospectiva de la pasada edición del festival: